Idea guardada 4 veces
La valoración media de 3 personas es: Muy buena

La emoción del miedo

Miedo-Clara-Alex-Casas-17
Álex Casas, fotógrafa de emociones, nos descubre el miedo en nuestra nueva sección “12 meses, 12 emociones”. Lee este profundo texto que comparte con nosotros y déjate llevar por la impactante imagen de esta primera entrega.



¿Para qué sirve el miedo?

Si no vale para nada, abandónalo, dicen por ahí… No lo sientas, no lo tengas, sonríe, sé fuerte, se positivo, no muestres debilidad, pon actitud, no lo vivas, suéltalo, no sucumbas… De tanto escuchar NO, terminamos creyéndolo y queremos no sentir nuestro propio miedo, y cuando lo sentimos lo negamos, lo escondemos y por dentro sufrimos, porque ahora además nos creemos erróneos e insuficientes por sentir ese miedo, porque la sociedad no lo permite, nos está diciendo NO, no hay miedo, no lo tengas, no lo sientas.

Para quien tiene miedo, todo son ruidos. Sófocles

El silencio socialmente impuesto sobre nuestros miedos, que nos impide mostrar nuestras carencias, que niega nuestra parte más mundana, que deprecia nuestra vulnerabilidad, que nos empuja a una sonrisa que no es alegre y exige mostremos una perfección impostada, nos empuja a fingir el no sentir, y fingiendo no desaparecen las sensaciones del cuerpo.

La lucha contra nuestro propio miedo tampoco elimina el miedo. Escapando no se encuentra la paz, tampoco nuestro ánimo va a mejorar negando los estados que vivimos, solo continúa molestando, pero en silencio y en soledad.

El efecto que estamos consiguiendo es liderar las listas de las llamadas enfermedades mentales y el consumo, quizá abusivo, de ansiolíticos, un camino cercano al destierro social, a la incomprensión y abocarnos al más insostenible de los sufrimientos: el que perdura, con el que te peleas porque todos dicen, que no debe ser.

Nada es más difícil que aceptarse a uno mismo. Max Frisch

Ignorar que es exactamente aquello que sentimos por dentro nos convierte en analfabetos emocionales por fuera. Si añadimos que quizá carecemos de un vocabulario exacto para determinar lo sentido, porque nunca nos enseñaron a reconocer ni verbalizar nuestras propias emociones, significaría prohibir todo lo que es fisiológicamente natural, y todo lo que es natural, necesita simplemente ser, tener su espacio, su tempo, su lugar, y sobretodo necesita tu aceptación, si la tuya, porque eres tú la única persona que puede gestionar tu propio miedo, encontrarlo, mirarlo, aceptarlo y atravesarlo para llegar a estar en paz.

Atiende tus necesidades primero, date tiempo a ti, date tu espacio, conócete y siéntete.

El camino comenzaría con la honestidad que requiere mirar dentro de ti para ver que sientes, que es esa angustia que tu cuerpo experimenta ante una situación cualquiera, qué sucede para que toda tu atención se dirija únicamente hacia el estímulo que tu cerebro cree una amenaza y libera hormonas que buscan tu equilibrio, cómo tu corazón bombea más fuerte y aumenta tu tono muscular, cómo tu cuerpo se prepara para protegerte y te impulsa a huir.

El miedo es natural, es normal, sea lo que sea aquello que te asusta, está bien. Conocer que es el miedo lo hace un poco más pequeño.

Miedo es un sufrimiento que produce la espera de un mal. Aristóteles.

Reconoce tu miedo

A veces el cerebro olvida distinguir claramente la diferencia entre un león hambriento y un grupo de personas que solo te están escuchando, o un examen, o una araña, o cualquier otra situación que entienda como insegura para ti, y por tanto, te protege de dicha situación.

Nada hay erróneo en ti por sentir miedo. Nada malo estás haciendo al tener miedo. Tampoco hay nada negativo en aquello que tememos, no es malo tener miedo al fracaso, ni al éxito, ni temer al qué dirán ni al que pensaran, tampoco es erróneo tener miedo al cambio ni a la soledad, ni al rechazo, ni es malo temer ser abandonado, tampoco es malo tener miedo a destacar, a brillar a ser diferente, ni tampoco es malo el grado en que lo sentimos.

Cada ser humano es único y cada manera de sentir es singular, y todas ellas son perfectas.

Al poder discernir el miedo, podemos pasar a aceptarlo, a permitirlo, a dejarlo ser, a no negarlo ni esconderlo, a no luchar contra ello, a no disimular, solo sentirlo. Sentirlo plena e intensamente.

Déjalo ser, sin regodearte en él, no lo hagas protagonista, el protagonista de tu vida eres tú mismo. Sólo tú.

Una vez reconocido, visto y sentido tu miedo, ya podemos dejarlo ir. Puedes respirar profundo y hablarle, recordarle que estás a salvo incluso sintiendo lo que ahora sientes. Incluso si tu corazón bombea tan fuerte que parece salirse del pecho, incluso cuando sientas que el oxígeno ha dejado de entrar en ti y que la sangre no sube a tu cabeza, incluso cuando pierdas la concentración, incluso en pleno ataque de pánico, recuerda decirle a tu miedo que ya lo ves, que ahora sabes que está aquí.

Céntrate en tu respiración, lento, sin prisa, llena tus pulmones, espera reteniendo el aire, expira lento, retén de nuevo. Solo existe este momento, esta emoción y tú sintiéndola.

Háblale, dale las gracias por salvarte la vida, (recuerda que esa es la función natural del miedo), coméntale que ahora estas a salvo, y por tanto tu miedo ya puede irse.

“En la vida, no hay nada que temer, sólo hay que comprender”. Marie Curie

Sé protagonista de tu vida

Escribir con un bolígrafo y un papel te ayuda a enfocar tu atención sobre este momento presente y este miedo concreto, sin perderte en él.

Escribir te ayuda a identificar qué sientes, te saca de tus pensamientos futuros, y te ayuda a soltar aquello que sientes de forma consciente, liberando gran parte de ese miedo, haciéndolo más chiquito, abriéndole la puerta para que pueda marcharse sin regresar.

Escribe también un listado de aquellas situaciones que te daban miedo, y aun así atravesaste miedo. Recuérdate a ti mismo que lo superaste tu solito.

Reconocer tu proceso de atravesar tu propio miedo te hace crecer, te permite tomar tu propia fuerza y te facilitará atravesar el siguiente miedo que aparezca en tu camino, considera la enorme satisfacción contigo mismo que produce la acción superada, admite ese increíble alivio por haberlo hecho.

La exposición es el antídoto ante el miedo, hacerlo una y otra vez es lo único que te ayudará a calmar tus temores.

Recuerda, es totalmente natural sentir miedo, tu miedo sirve para protegerte, y no tener miedo sería un problema grave, precisamente, porque el miedo es un instinto de supervivencia. Solo practica para gestionar y atravesarlo.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La emoción del miedo

Álex Casas, fotógrafa de emociones, nos descubre el miedo en nuestra nueva sección “12 meses, 12 emociones”. Lee este profundo texto que comparte con nosotros y déjate llevar por la impact ...

¿Qué es la mastopexia?

Hoy, en Integrasaludtalavera.com, entrevistamos al Dr. Eugenio Lalinde, cirujano plástico experto en la Cirugía del área facial y de la mama. En esta ocasión, le preguntamos por la de mastopexia en Ma ...

¿Cómo aliviar los cólicos de tu bebé?

Posturas para expulsar gases del bebé. Fuente: Pedro Camacho ¿Qué le pasa a mi bebé? El enfermero de Neonatología, Máster en Nutrición Pediátrica y Perinatal, Osteópata Craneosacral, Terapeuta del M ...

6 pautas para empezar a hacer ejercicio

Nueva sección: Entrenamiento personal Hoy damos comienzo a nuestra nueva sección de Entrenamiento personal, Marta Baños, especialista en la materia, nos acompañará en el importante proceso de iniciar ...

Recomendamos

Relacionado

psicología miedo reflexión

¿Miedo?

Buenos días chicas y chicos, hace tiempo que no os traía ninguna reflexión ¿verdad? de hecho nunca tengo pensado hacerlo pero es que a veces las circunstancias nos llevan a ello y tampoco vienen mal de vez en cuando.... la suerte es que tengo este espacio para poder expresarme. Creo que tod@s sabemos que está pasando en España desde hace unas semanas, bueno están pasando muchas cosas pero desde lu ...

consejos bienestar y armonia atreverse sin miedo ...

Miedo

«Es duro vivir con miedo, ¿verdad? En eso consiste ser esclavo.» De la película Blade Runner, dirigida por Ridley Scott Miedo a descubrir que tú tampoco eres feliz. Miedo a darte cuenta de que no te escuchas. Miedo a mostrar tus debilidades. Miedo a enfrentarte a tus verdaderos deseos. Miedo a dejar de tener miedo. Si esto es cierto, tengo que decirte que no eres el único. Todos, cuando nos enfre ...

general salud-enfermedad terapias naturales ...

La Pandemia del Miedo

El miedo es quizás la emoción más estresante y debilitadora que podamos sentir.   Y la palabra pandemia suele provocar precisamente eso, miedo.  Juntas las dos cosas y tienes una enorme arma para controlar a la población. Desde la famosa gripe A, para muchos pandemia pronunciada por organismos oficiales tiene un cierto tinte manipulador. Estamos, según la oficialidad y un gran número de medios de ...

BiblioMind miedo a morir

Miedo a morir: cómo cultivar la compasión y la valentía

Superar el miedo a morir.  El miedo a morir está siempre presente pero cultivar la compasión y la valentía en su presencia, aunque sea sólo mental, es una ayuda para superar ese miedo atávico. “Estar con los que mueren”. Cultivar la compasión y la valentía en presencia de la muerte. Joan Halifax. Editorial Kairós. Si cuando tenía 20 años me dicen que me iba a leer un libro que se titula “Estar c ...

Descifrando el código del miedo

El miedo es una emoción de las llamadas primarias, que aflora cuando nos enfrentamos a estímulos (situaciones, personas, objetos o pensamientos) los cuales implican un peligro o amenaza a nuestra supervivencia. Es necesaria porque si no la experimentásemos no podríamos vivir mucho tiempo... ¡Imagínate sin miedo cruzando una calle! Lo que no es saludable es cuando se manifiesta de forma desadaptati ...

psicología

¿Tienes miedo a vivir?

¿Cuántas veces has dejado de hacer aquello que deseas o quieres? ¿Cuántas veces el miedo se ha apoderado de ti paralizando cada acción hacia tus metas o sueños? ¿Cuántas veces te has sentido con la necesidad de avanzar en otra dirección pero tus pies se mantienen inmóvil por el que dirán, que pensaran o simplemente por miedo al cambio? El miedo no es más que un mecanismo de defensa para ponernos ...

Ansiedad Psicología general como superar el miedo ...

Miedo a Perder

En este artículo vamos a hablar del miedo a perder. Miedo a perder lo que tenemos, lo que creemos que tenemos o aquello que consideramos que merecemos tener. Miedo a perder oportunidades, a perder objetos, a perder dinero, a perder el control… Miedo a perder relaciones, a perder costumbres, a perder las cosas que tanto trabajo nos a costado conseguir… Miedo a perder orgullo, a perder a ...

confianza siente amenzazas ...

La clave está en convivir con el miedo

El miedo ha sido un temido compañero a lo largo de la historia de la humanidad. Es prácticamente imposible encontrar un ser humano que no haya sentido miedo, por lo menos en ciertas ocasiones. En cualquier caso, todos queremos librarnos de nuestros miedos y luchamos para conseguirlo. Sin embargo, existe la posibilidad de abrazar ese miedo y aprender a convivir con él como si de nuestro huésped se ...

general amor empleo ...

Miedo a lo desconocido

¿Cuántas veces no nos atrevemos a tomar una decisión? ¿Cuántas veces no damos un paso adelante porque tememos que ese no es el camino? ¿Cuántas veces callamos y no damos nuestra opinión? ¿Cuántas veces nos quedamos paralizados ante esa puerta que esconde algo desconocido? ¿Sabéis quién tiene la culpa? El miedo. Ese miedo a lo desconocido. El miedo que provoca en nuestra mente que cada día o cada ...

psicología

Cuando el miedo te bloquea

¿Alguna vez te ha pasado? Quieres tomar un camino, hacer algo, pero el miedo y las inseguridades te bloquean, te impiden avanzar. Puede que sea por anticipar posibles consecuencias negativas, peligros o cosas que pueden salir mal; puede que sea por miedo al ridículo, al fracaso o al juicio de los demás.. la cuestión es que el miedo te bloquea. El miedo es una emoción básica: Recordemos que el mied ...