comunidades

¿Estás cuidando bien tu piel?

De todos los órganos de tu cuerpo, la piel es el más versátil. En contacto directo y constante con el exterior, nos protege de innumerables agentes externos, como la desagradable contaminación, la común suciedad y los cambios muy fuertes de temperatura.


¿Sabías lo resistente que era tu piel antes de comenzar esta lectura? Pues aún te sorprenderás más con el siguiente dato: esta sofisticada estructura multiárea realiza multitud de funciones esenciales para nuestro bienestar general. Sigue leyendo para descubrirlas.


Funciones de la piel

Es la primera línea de defensa de nuestro organismo. Como ya te adelantaba unas líneas más arriba: la piel defiende a nuestro organismo contra los elementos del mundo externo que pueden dañarlo de una u otra manera. ¿Y qué ocurre cuando las defensas se debilitan? Que somos mucho más vulnerables a todas esas amenazas que se encuentran al acecho.

Nos ayuda a mantenernos sanos. La piel es un reflejo de cómo estamos a nivel físico y espiritual. Estar bien por dentro nos ayuda a estar bien por fuera, y lo mismo ocurre al revés. Cuida tu piel y, a la vez, estarás cuidando tu salud sin darte cuenta de ello. Muy sencillo.

Regula la temperatura corporal. Ayuda a percibir la temperatura y a aislar a nuestro cuerpo, ¿cómo? Conserva el calor en días tan fríos como los que estamos viviendo y transpira para refrescar el cuerpo cuando este se calienta. Ayuda a alcanzar ese equilibrio tan necesario.


Absorbe los golpes. ¿Sabes que la piel reconoce el dolor? ¡Como lo lees! La piel reconoce el dolor y, además, nos avisa del peligro en cuestión. Actúa como una barrera protectora y amortiguadora de golpes de todo tipo. Piensa lo grave que sería no contar con esta barrera

Mantiene el equilibrio de fluídos. Mantiene el equilibrio, regula la hidratación y previene la pérdida de humedad. Posiblemente nunca te hayas parado a pensar en la importancia de todo esto en nuestro cuerpo ¡pero es mucha y merece nuestra atención!

La piel es tan maravillosa que podemos llegar a pensar que la tenemos garantizada para toda nuestra vida o que podemos abusar de ella a nuestro antojo y sin consecuencias, ¡pero no! Piel solo hay una y requiere de cuidados adecuados. ¿Estás preparado? ¡Descubre cómo tratarla!


¡Dale un respiro a tu piel!

El cuidado de la piel no es complicado. Esta parte tan esencial de nuestro cuerpo también necesita unos cuidados básicos y debemos dárselos, atento a este pequeño vídeo.


1. Usa protector solar. Te ayudará a proteger tu piel de las radiaciones nocivas del sol. Además evita las manchas y el envejecimiento prematuro, ¡tres en uno! 

2. Limpia tu piel a diario. Tu piel necesita que la limpies y con un par de veces es suficiente. No te pases porque puedes provocar la generación de aceites innecesarios.

3. Bebe mucha agua. Algo que habrás oído muchas veces y a lo que puede que no hagas mucho caso. ¡Sorpresa! Beber agua es necesario para hidratarnos por dentro y tu piel siempre lo va a agradecer. 

4. Desmaquíllate. Llegas cansada o cansado de fiesta y lo que menos te apetece es quitarte el maquillaje, ¿verdad? Pues si no lo haces, y sin darte cuenta, estarás dañando tu piel. SI tus poros no respiran notarás cómo aparecen los tan indeseados granitos.

5. Usa productos para ti. Cada uno tenemos una piel diferente y necesitamos unos cuidados específicos. Usa aquellos productos que te pida tu cutis.


6. No te revientes los granos. ¡No es imposible! Sé lo molestos que son, los he tenido miles de veces, pero no te los explotes. ¿Sabes lo que puede pasar? Que se infecten, se multipliquen y dejen marca. Trátalos.

7. Lava la funda de las almohadas. Puede que no lo sepas pero ahí se depositan residuos y aceites que impiden respirar a tu piel. Límpiala, notarás la diferencia.

8. Visita a un dermatólogo. Es muy importante para conocer tu piel. Él te ayudará a saber cómo es y te aconsejará sobre cómo debes tratarla

Dale a tu piel el cuidado que se merece y déjala respirar, ¡te sentirás mejor por fuera y lo notarás por dentro!
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos