comunidades

El gluten puede ser el responsable de tu insomnio

Esta proteína es el dolor de cabeza de los pacientes celíacos y con Trastornos del Espectro de Autismo, pero también para aquellos que le tienen intolerancia al gluten sin tener alguna de estas enfermedades.

El gluten está presente en el trigo, la cebada y el centeno, así que las harinas son una de las fuentes principales de consumo.

Se le considera el responsable de la aparición de determinados procesos inflamatorios neurológicos que pueden dañar el cerebro, así como de trastornos del sueño como el insomnio.

Muchos de los pacientes celiacos o con TEA declaran tener problemas para conciliar el sueño, mantenerse dormidos toda la noche o tener la necesidad de dormir hasta 16 horas para ganar descanso.

Sueño en celiacos

La celiaquía es una enfermedad identificada por la reacción inmunológica que tienen algunas personas cuando ingieren alimentos ricos en gluten.

Pasado el tiempo, esta constante reacción genera una inflamación y daña progresivamente el intestino delgado, que es incapaz de procesar el trigo, el centeno y la cebada; además, impide la absorción de ciertos nutrientes.

Es propio de esta condición producir un proceso inflamatorio crónico en los nervios periféricos que pueden llegar a dañar el cerebro.

Asimismo, representa uno de los factores de predisposición al desarrollo de trastornos respiratorios durante el sueño, insomnio, mala calidad del sueño y fatiga abrumadora.

Algunos investigadores atribuyen estos problemas de sueño en casos de celiaquía a la pérdida de nutrientes, sin embargo, aun adoptando la dieta libre de gluten, continúan teniendo dificultades para alcanzar dormir con calidad de tiempo condiciones.

Todos los celíacos tienen peor calidad de sueño con relación al resto de las personas, y esto también afecta su propia condición.

Otro de los síntomas de la celiaquía es el desarrollo de fatiga adrenal,  proceso donde las glándulas suprarrenales, las cuales juegan un papel importante en el sueño, se fatigan de tal manera que se vuelven incapaces de producir suficientes hormonas para manejar el estrés del cuerpo, haciendo imposible que éste se sienta cómodo para dormir.

Fuente: este post proviene de Roncopatía, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Es una costumbre muy sana en niños, ya que es un excelente reparador natural que aporta enormes beneficios al organismo. Es por esto que, además del sueño nocturno, durante los primeros años de vida s ...

Las pesadillas, como la mayoría de los sueños, ocurren en la fase del sueño en la que el cerebro está muy activo. Las vívidas imágenes que está procesando el cerebro pueden parecer tan reales como las ...

Recomendamos