comunidades

El flujo vaginal en las mujeres adultas…más allá de lo básico

El flujo vaginal es un problema común entre las mujeres y frecuentemente es la causa por la que estas acuden a consulta. Como ya se ha mencionado, tener una cierta cantidad de flujo vaginal es normal, a menos que se presente con picazón, ardor u otros síntomas y características molestas. En ese caso, la mayoría de los expertos recomiendan hacer un examen para determinar la causa, ya que en ese sentido diferentes causas pueden tener síntomas similares.

En este artículo repasaremos los signos del flujo vaginal normal y anormal, incluyendo las causas más comunes de la descarga vaginal anormal.

image32
Anatomía femenina


Para comprender mejor este tema, es importante tener un conocimiento básico de cómo está dispuesta la anatomía reproductiva femenina. El flujo vaginal generalmente no es visible hasta que sale de la vagina, que es el paso desde el útero hasta el exterior del cuerpo. En el extremo superior de la vagina está el cuello del útero, mientras que el extremo inferior conduce a la vulva y los labios. La vulva es el nombre para referirse a la piel alrededor de la abertura vaginal.

¿Mi flujo vaginal es normal?

El flujo vaginal es producido por las células de la piel de la vagina y el cuello uterino bajo la influencia de la hormona femenina estrógeno. Las mujeres que tienen menopausia normalmente presentan una secreción vaginal mínima como resultado de los niveles más bajos de estrógeno. Entre las mujeres premenopáusicas, es normal que se tenga aproximadamente la mitad de una cucharadita (2 a 5 ml) de flujo vaginal blanco o claro, grueso, con apariencia de moco, y en su mayoría sin olor. Sin embargo, la cantidad y la consistencia del flujo varían de una mujer a otra.

La cantidad también puede variar en diferentes momentos durante el ciclo menstrual de una mujer. Puede llegar a ser más evidente en ciertos momentos, como durante el embarazo, con el uso de píldoras anticonceptivas / parche / anillo vaginal, cercano a la ovulación y en la semana antes del período menstrual.

Normalmente, la descarga contiene células vaginales de la piel, bacterias, moco y líquido producido por la vagina y el cuello uterino. Una descarga normal a menudo tiene un ligero olor y puede llegar a causar una ligera irritación en la vulva. Esta secreción es importante porque ayuda a proteger el tracto vaginal y urinario contra las infecciones y proporciona lubricación a los tejidos vaginales.

Cuándo se debe buscar ayuda por el flujo vaginal

Hasta aquí hemos dicho que el flujo vaginal es común y normal, sin embargo cuando también existen los siguientes signos y síntomas, ya el flujo no es normal y debe ser evaluado por un profesional de la salud:

Picazón en la vulva, la apertura vaginal o los labios

Enrojecimiento, ardor, dolor o hinchazón en la piel vulvar

Secreción de color amarillo o verdoso

Mal olor

Secreción vaginal teñida de sangre

Dolor durante el coito o al orinar

Dolor abdominal o pélvico
Causas del flujo vaginal anormal

Las causas más comunes del flujo vaginal anormal incluyen:

Una infección vaginal (por levaduras, trichomonas o una infección bacteriana)

La reacción del cuerpo a un objeto extraño como un tampón o condón olvidado, así como a espermicidas o jabones.

Los cambios que se producen después de la menopausia pueden causar sequedad vaginal, especialmente durante las relaciones sexuales, así como una secreción vaginal acuosa u otros síntomas.
¿Necesito ser examinada? Generalmente es imposible saber si el flujo vaginal es normal o no sin un examen. El examen físico es la forma más exacta para determinar la causa del flujo vaginal anormal. No se recomienda iniciar un tratamiento en casa antes de ser examinada porque el auto-tratamiento puede entorpecer el diagnóstico preciso.

Antes del examen, el médico puede hacer preguntas, tales como:

¿Tiene dolor en la espalda, el abdomen o la pelvis?

¿Tiene una nueva pareja sexual?

¿Cuándo fue su último período menstrual?

¿Toma algún medicamento?

¿Ha usado recientemente compresas, tampones, duchas vaginales, productos de higiene femenina o lubricantes?
Durante el examen, el médico examinará toda el área genital externa y llevará a cabo un examen interno. Tomará una muestra de la secreción para detectar la infección. En ocasiones es útil medir el pH o la acidez de esas secreciones, ya que la vaginosis bacteriana y la tricomoniasis hacen que el pH sea mayor de lo normal.

Tratamiento: en algunos casos, es posible hacer un diagnóstico y comenzar el tratamiento inmediatamente, basándose en el examen. En otros casos, el médico puede recomendar retrasar el tratamiento hasta que los resultados de las pruebas estén disponibles.

Las parejas sexuales de las mujeres con una infección de transmisión sexual, como la clamidia, la gonorrea o trichomoniasis, necesitan evaluación y tratamiento. Para otras infecciones, como la infección por levaduras o la vaginosis bacteriana, la pareja sexual no necesita tratamiento.

Si se indica un tratamiento, se debe evitar tener relaciones sexuales hasta que el mismo se haya completado.

¿Puedo tratarme yo misma? Muchas mujeres prefieren evitar la visita al proveedor de atención médica, sin embargo el auto-tratamiento puede retrasar la obtención del diagnóstico correcto, o incluso provocar el empeoramiento de los síntomas. Antes de seguir cualquier tratamiento se debe realizar el examen físico. En particular, no se deben tomar duchas vaginales para deshacerse del flujo porque las duchas vaginales pueden hacer que empeore si la causa es una infección.

A las mujeres que desarrollan infecciones bacterianas o por levaduras frecuentemente, se les recomienda utilizar un tratamiento preventivo.

Higiene

El flujo vaginal anormal puede desarrollarse con más frecuencia en mujeres que practican ciertos hábitos, por ejemplo, las que utilizan:

Duchas vaginales

Pantimedias diariamente

Sprays, enjuagues u otros productos de “higiene femenina”

Baños de espuma y otros productos muy perfumados

Ropa interior sintética o prendas muy ajustadas
Las prácticas higiénicas más saludables incluyen:

Utilizar agua o jabones suaves para lavarse los genitales. Usar agua tibia (no caliente) y la mano (no una toalla).

No usar duchas vaginales ni productos de higiene femenina. Si el olor o el flujo vaginal es molesto, consulte a un profesional de la salud.

Usar ropa interior de algodón, evitar las tangas y ropa interior de lycra.

Enjuagarse los genitales con agua o secarse después de ir al baño. Evitar el uso de toallitas húmedas o papel higiénico perfumado
Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Etiquetas: mujerotros

Recomendamos

Relacionado

mujer picor ardor e irritación vaginal

El flujo vaginal se refiere a las secreciones que se producen en la vagina, las cuales pueden ser: Espesas, pastosas o finas Claras, turbias, con sangre, blancas, amarillas o verdosas Sin olor o con un mal olor La picazón en la piel de la vagina y la zona circundante (vulva) puede estar presente junto con la secreción vaginal, aunque también se puede producir por sí sola. Este síntoma se conoce co ...

Leucorrea

El flujo vaginal normal es transparente o de color blanquecino y se considera un fenómeno corporal normal y común entre todas las mujeres adultas. La terminología médica para este tipo de secreción es leucorrea, aunque masivamente se conoce como flujo o descarga vaginal. Las secreciones vaginales no son motivo para alarmarse. La vagina comienza a secretarlas una vez la adolescente alcanza la puber ...

Picor ardor e irritación vaginal

El picor vaginal puede implicar tanto la vagina como el área genital externa (vulva), se trata de una sensación desagradable que parece requerir rascarse para aliviarse. Muchas mujeres de vez en cuando tienen episodios breves de picor vaginal que se resuelven sin tratamiento. El picor es considerado un problema sólo cuando persiste, es grave, se repite, o se acompaña de flujo vaginal. Causas Las c ...

mujer leucorrea embarazo

Seguramente has escuchado a una embarazada preguntando: ¿Es mi imaginación o tengo mucho más flujo vaginal ahora? Como respuesta le diríamos que no, no es su imaginación. Es bastante común tener más flujo vaginal durante el embarazo. Lo que muchas mujeres notan probablemente sea una leucorrea normal, es decir, una secreción lechosa, sin olor, que pueden haber visto en su ropa interior antes de que ...

Flujo vaginal amarillo

Como es normal que las mujeres experimenten variaciones en el color de su flujo vaginal desde la pubertad, puede ser difícil identificar si un flujo vaginal de color amarillento es de hecho normal o si necesita atención. En este artículo podrás aprender un poco más acerca de las causas y la prevención de tal secreción vaginal. ¿Qué es el flujo vaginal? Sencillamente es un fluido que se expulsa a t ...

mujer infección vaginal

Una vagina saludable La vagina sirve como vía de paso entre el exterior del cuerpo y los órganos reproductores internos. El equilibrio del pH de la vagina es ácido, lo que desalienta a las infecciones. Este ambiente ácido es creado por las bacterias que normalmente viven allí. Una vagina sana produce secreciones para limpiarse y regularse a sí misma, al igual que la saliva limpia y regula el medio ...

mujer otros normal

El flujo blanco normal ayuda a mantener la vagina limpia, lubricada y libre de gérmenes e infecciones, pero si cambia de color o huele de forma anormal, podría indicar un problema de salud. Prestar atención a tu flujo vaginal forma parte del auto-cuidado inteligente, sin embargo necesitas saber qué es lo normal y qué no lo es. Es importante tener en cuenta que el ciclo menstrual puede influir en e ...

mujer otros enfermedades

La mayoría de las mujeres tendrán alguna infección vaginal, que se caracteriza por secreción, picazón u olor, durante su vida. Con la disponibilidad de tratamientos complementarios y alternativos, y medicamentos comerciales para la candidiasis, muchas mujeres sintomáticas buscan estos productos antes de, o además de, una evaluación de un médico. Tener un historial médico ha demostrado ser insufici ...

mujer otros

El flujo vaginal es normal, pero la cantidad puede ser alterada por las infecciones, los cambios hormonales, las enfermedades y el estrés. Algunas mujeres tienen naturalmente un flujo vaginal más abundante que otras, pudiendo fluctuar a través del ciclo menstrual. Para controlar las molestias que esto puede ocasionar, se necesita: Usar ropa interior de algodón porque  ayuda a absorber la humedad y ...

Otros abundante exceso

La mayoría de las veces, el flujo vaginal anormal es provocado por la candidiasis, la vaginosis bacteriana o condiciones más graves, como enfermedades de transmisión sexual. Lo primero que debes hacer si tienes flujo vaginal anormal es tratar de identificar la causa, prestando atención a otros síntomas físicos que experimentes. La siguiente guía te enseña todo lo que necesitas saber sobre el flujo ...