Psicología y tratamiento de la bulimia

Tanto anorexia como bulimia son trastornos de la alimentación que deben ser detectados a tiempo ya que pueden tener consecuencias muy graves para la salud, por lo tanto es importante acudir a la consulta con un equipo de profesionales multidisciplinar, integrado por psiquiatras, nutricionistas, y psicólogos, según sea el caso, para un abordaje completo.

¿Cómo pedir ayuda? Acercándose a un centro de psicologia en Madrid, la entrevista informativa es gratuita.
¿Cuáles son signos de alarma?
Las personas con bulimia nerviosa consumen grandes cantidades de alimentos que luego eliminan vomitando, abusando de laxantes o diuréticos, o haciendo ejercicio obsesivamente para liberarse de las calorías ingeridas. En algunos casos se utiliza una combinación de todas estas formas de purga.

¿Cuándo comienza?
Al igual que con la anorexia, la bulimia generalmente comienza durante la adolescencia. La condición ocurre con mayor frecuencia en las mujeres, pero también se encuentra en los hombres. Muchas personas con bulimia, avergonzadas de sus hábitos extraños, no buscan ayuda hasta que llegan a la treintena o la cuarentena. En este momento, su comportamiento alimentario está profundamente arraigado y es más difícil de cambiar.

Síntomas específicos de la bulimia
La bulimia se caracteriza por episodios recurrentes de atracones y consiste en:
Comer, en un período de tiempo discreto (por ejemplo, dentro de cualquier período de 2 horas), una cantidad de comida más grande que la que comería la mayoría una persona promedio, durante un período de tiempo similar y bajo circunstancias similares.
Se experimenta la sensación de falta de control sobre la alimentación durante el episodio (por ejemplo, la sensación de que uno no puede dejar de comer o controlar qué o cuánto está comiendo)
Además, se producen comportamientos compensatorios recurrentes e inapropiados para prevenir el aumento de peso, como el vómito auto inducido; mal uso de laxantes, diuréticos, enemas u otros medicamentos; rápido; o ejercicio excesivo.
La autoimagen de una persona generalmente se correlaciona directamente con su peso, centrando la atención en cómo se ve su cuerpo.

Gravedad

El nivel de gravedad de bulimia se basa en la frecuencia de comportamientos compensatorios inapropiados.
Leve: un promedio de 1-3 episodios de comportamientos compensatorios inapropiados por semana.
Moderado: un promedio de 4-7 episodios de comportamientos compensatorios inapropiados por semana.
Grave: un promedio de 8-13 episodios de conductas compensatorias inapropiadas por semana.
Extremo: un promedio de 14 o más episodios de comportamientos compensatorios inapropiados por semana.

Calculadora de Masa Corporal:
El índice de masa corporal o IMC es una herramienta (relación peso y altura) para indicar si la persona se encuentra en un peso saludable. Las personas con bulimia nerviosa generalmente están dentro del rango de peso normal o sobrepeso (índice de masa corporal [IMC] ≥ 18.5 y <30 en adultos).

Puede disimularse durante años
La familia, los amigos y los médicos pueden tener dificultades para detectar la bulimia en alguien que conocen. Muchas personas con este trastorno permanecen con un peso corporal normal o superior debido a sus frecuentes atracones y purgas, que pueden variar desde una o dos veces por semana hasta varias veces por día. También es común la dieta entre episodios de atracones y purgas.

Es importante el diagnostico a tiempo ya que tanto la bulimia como la anorexia pueden ser tratadas y controladas.
Durante el tratamiento psicológico se trabaja a nivel individual, grupal y familiar, según el caso, combinando distintos aspectos de psicoterapia tradicional y la modificación de los pensamientos autodestructivos y sustituir creencias erróneas.

Infografía síntomas de la bulimia
https://visual.ly/community/infographic/health/sintomas-de-la-bulimia
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: