comunidades

¿Cómo evitar la aparición de varices de forma sencilla?

La insuficiencia venosa crónica también conocida como varices o venas varicosas, son venas hinchadas debido a una acumulación anormal de sangre. Estas son una de las lesiones vasculares más comunes y afectan al 60% de las mujeres y al 40% de los hombres.

Estas tienden a aparecer cuando las venas al dilatarse dejan de cumplir su misión, es decir, dejan de realizar el retorno sanguíneo al corazón porque sus válvulas dejan de cerrar correctamente y el flujo se invierte: los edemas y la hinchazón empieza a notarse y si el problema es muy grave la persona puede llegar a tener flebitis o úlceras.

Generalmente, la principal causa de las varices es genética. Del mismo modo, existen algunos factores que contribuyen a su aparición como por ejemplo: el embarazo, no solo por los cambios hormonales que la paciente sufre sino también por el aumento de la presión intrabdominal.


 

Tips para prevenir la aparición de varices


·         Es de suma importancia tratar de no permanecer de pie, quieto o sentado por mucho tiempo, es recomendable no cruzar las piernas y además utilizar un reposapiés. De igual manera, si se realiza un trabajo que exige estar de pie o sentado por mucho tiempo, usar medias de compresión.

·         Si se busca mejorar el funcionamiento de las venas tras largos periodos sentados o de pie, es recomendable tumbarse y elevar las piernas por encima del nivel del corazón. En el caso de las mujeres embarazadas, se aconseja dormir recostada sobre el lado izquierdo.

·         Se debe seguir una dieta equilibrada y baja en sal puesto que tanto el estreñimiento como el sobrepeso pueden afectar la circulación. Es por ello, que hay que consumir una dieta rica en fibra, frutas, verduras y cereales; así como disminuir al mínimo el consumo de sal para retener mayor cantidad de líquido.

·         Del mismo modo, se aconseja practicar ejercicio físico moderado de forma regular. Entre los deportes que contribuyen a activar la circulación sanguínea se encuentran: la natación, el baile, manejar bicicleta y caminar y caminar diariamente.

·         Hay que beber al menos medio litro de agua al día y se recomienda hidratar también la epidermis con productos especializados (cremas, etc) para así mantener la piel elástica y poder activar la circulación sanguínea de esas zonas.

·         Las altas temperaturas favorecen la dilatación de las venas, por ello es importante evitar las fuentes de calor dirigidas directamente a las piernas, es decir, no se deben exponer al sol de manera prolongada ni depilarse con cera caliente.
 

¿Qué tipos de tratamientos existen?


Según especialistas, es recomendable intervenir las varices por radiofrecuencia para poder eliminarlas de manera segura, rápida y eficaz. Dicha técnica disminuye la aparición de hematomas e hinchazón haciendo el proceso de cicatrización más rápido.

La terapia con luz pulsada (IPL) es también un novedoso tratamiento para las varices debido a que produce destellos luminosos especialmente calibrados para actuar selectivamente sobre las varices, eliminandolas sin dañar los tejidos circundantes, mediante un proceso denominado “Fototermolisis Selectiva”.

Cada sesión tiene una duración entre 20-30 minutos y para que el tratamiento pueda ser completado se requieren entre 4 y 6 sesiones de Luz Pulsada Interna por área, dependiendo las características de cada caso. El intervalo entre sesiones de IPL es mayormente entre 3 y 4 semanas.

El tratamiento con plantas medicinales con propiedades venotónicas también pueden ser una opción terapéutica a tomar en cuenta. Las más eficaces son castaño de Indias, vid roja y hamamelis. Estas suelen ser administradas por vía oral o aplicarse en forma de geles y cremas con efecto frío.
 

Recomendaciones para aliviar los síntomas:


·         Utilizar zapatos cómodos, prescindiendo en la medida de lo posible los tacones altos y el calzado plano. De igual manera, aplicar duchas de agua fría en las piernas, haciendo que el chorro logre impactar a través de círculos ascendentes.

·         Evitar la exposición al sol durante varias largas horas, tumbados y sin moverse, especialmente durante las horas de máximo calor puesto que esto conducirá a un efecto vasodilatador que puede llegar a ser intenso y prolongado.

·         Hidratar la piel a diario y utilizar protección solar todo el año debido a que esto ayuda a disminuir la extravasación sanguínea. También se aconseja no usa ropa que esté demasiado ceñida y además evitar el sobrepeso, la obesidad y la vida sedentaria.

Artículo original escrito por Claudia Tirado.

Fuentes

Clinicaremei
RPP.PE lima actualidad
Levante emv
Cuidateplus
Cvalora  

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos