Diario de Siembra Idea guardada 3 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Comer sano es una suerte que muchos no aprecian

Comer sano es una suerte, no una moda

En el artículo anterior hablé sobre quien se aprovecha de la moda guay de los huertos, y dije que enlazaría otro artículo de un tema que considero está relacionado, ya que es otra moda guay de la que se aprovechan los 4 espabilados de turno.

La gente piensa que “Comer ecológico es de guays ” y que demuestra un cierto nivel adquisitivo porque los productos ecológicos del super son más caros.

Yo digo que “Comer sano es una suerte que muchos no aprecian”.






En estos años andando entre huertos, hablando con la gente, conociendo gente, y escuchando a la gente, hace mucho tiempo que me di cuenta del grave error que nos inculca esta sociedad y esta cultura, de confundir lo natural con lo ecológico.


Natural
lo deberíamos entender como algo que hacemos crecer con unas condiciones muy parecidas a las que crecería en ausencia de nosotros.
Esto implicaría que no sulfateamos , que la planta crece sin que nosotros le hagamos nada especial. La regaríamos y le quitaríamos las malas hierbas, cosa que en nuestra ausencia se regarla con la lluvia, y competiría con las malas hierbas por los nutrientes de la tierra. Muchas veces, las malas hierbas significa que el suelo está vivo de microorganismos y que el ser humano interfiere poco en la naturaleza.

Si la planta crece de manera natural el ser humano interfiere poco en su crecimiento, con lo que la planta no ve apenas modificadas sus propiedades.


Ecológico
significa que no explotamos la tierra para sacar más rendimiento. Si en un determinado espacio caben 8 lechugas sembradas para que crezcan bien y tengan nutrientes suficientes, no sembraremos 15 sembrándolas más juntas, para sacar más rendimiento a la tierra y tener más beneficio.

Por ese motivo los productos ecológicos son más caros. Del mismo espacio de tierra, tienen que sacar la misma ganancia que si sembrarán el doble de cantidad de plantas.
Ecológico no significa no sulfatar, significa no explotar la tierra. Se puede sulfatar con los productos y medidas y cantidades que marca el comité europeo de agricultura ecológica. ( O la agencia que le corresponda marcarlo,europea,nacional,autonómica…., además de pagar para que te reconozcan tu tierra como ecológica).
Pero queda muy chupi decir que “yo como ecológico” o “yo compro ecológico”. Por una parte deberíamos aprender a hablar bien y diferenciar de las dos cosas.
Yo? Cultivo ecológico y natural. Siembro 8 lechugas en vez de 15, y quito el pulgón con sulfato de ajo, o sulfato con cobre y/o azufre en las medidas que marcan las administraciones.

Luego este debate tiene otro lado:

Estamos acostumbrado a comer tomates que no sepan a nada, a que la lechuga sea un relleno del estomago igual que la miga de pan, y a comer naranjas que su pulpa solo sabe a cáscara.
Tanta modernidad nos ha echo perder el norte y el sentido del tiempo.

Vamos al supermercado y podemos comprar tomates todo el año. No nos damos cuenta que en esta tierra en diciembre no es época de tomates. Pero como somos como somos eso nos da igual, si nos apetecen tomates compramos tomates, traídos de donde haya echo falta, da igual que los hayan tenido que cosechar verdes porque van a recorrer miles de kilómetros hasta el supermercado, eso es la evolución de la humanidad, poder comer de todo en cualquier época del año.

Pero eso nos da igual, lo sabemos pero no lo queremos pensar, luego nos quejamos de que los tomates del súper que compramos en diciembre no saben a nada, que fíjese usted que si son plástico.
Si comemos un producto (verdura, hortaliza, fruta…) fuera de su época, tenemos que pensar que es por dos cosas:
Si ha crecido en un radio de distancia cercana, habrán tenido que proporcionarle una serie de condiciones artificiales para su crecimiento. O habrán tenido que usar cierto tipo de semillas modificadas genéticamente para que aguante las condiciones adversas a su época de crecimiento.
Si NO ha crecido en un radio de distancia cercana, ese producto habrá viajado miles de kilómetros hasta llegar a su destino final, lo que ello conlleva cambios de temperatura, presión o condiciones de humedad, que por mucho que se cuide son inevitables.

Además, deberíamos pensar que si ese producto cuando llega a nuestra mesa está empezando a madurar, y ha viajado miles de kilómetros, ha tenido que ser cosechado cuando todavía no estaba maduro para cosechar, ojo, no digo maduro para consumir, digo maduro para cosechar, maduro de que el fruto ha terminado su crecimiento de forma satisfactoria. Un tomate, una fruta, para una persona puede estar listo para consumir y para otra estar demasiado maduro, o al revés. Por eso enfatizo en decir que este maduro para cosechar.

En cualquiera de las dos opciones el fruto ha crecido de manera artificial, y eso se nota., en su sabor, en su textura, en su forma.Todo tiene su tiempo. Para que el crecimiento se complete correctamente, y el fruto tenga las propiedades apropiadas debe crecer de una manera determinada. Disponer de X horas de luz, que la temperatura ambiente este entre cierto intervalo, que la planta tenga riegos regulares y no pase sed ni excesiva humedad…. Podría hablar de este tema de manera más científica, dando explicaciones imposibles de entender con palabras super refinadas, pero creo que con lo que he dicho se entiende a lo que me refiero.

Podemos seguir también con los huevos de gallinas camperas. Gallinas camperas son las del abuelete que las tiene en el corral de casa o del huerto, les compra triguillo,les siembra acelgas para darles de comer a las gallinas, y les lleva los restos de pan y verdura de casa. Esos son huevos de verdad. Que tiene unas pocas gallinas, las tiene cuidadas a cuerpo de rey, con un gallo que les da candela de vez en cuando para que estén felices, y no las explota. Si un día no dan huevo, no pasa nada, mañana será otro día.

Tras todo esta parrafada, la conclusión es “Comer sano es una suerte que muchos no aprecian”
Cuando tienen la oportunidad de comer sano de verdad, no se molestan en aprovecharla. No sano de ese tipo de sano que viene embalaje de marca famosa en el supermercado, no. Sano de verdad, sano del huerto del abuelete del pueblo vecino de tu abuela, ese que te da calabacines cada vez que te ve por el pueblo, y que tú piensas “Otra vez puré para comer “. Luego llegas a la cuidad, a la rutina, compras un calabacín para hacer puré de ciento al viento en el super, y no sabe a nada, por no saber no sabe ni a patata. Pero como lo comes de ciento al viento, ni te acuerdas ni valoras el calabacín del abuelete del pueblo.
No hace falta ser un abuelete para tener tu huerto y compartir tus cosechas. Cuando la cosa va mal, va mal y no se puede hacer nada. Pero cuando la cosecha ha ido bien, te alegras, te hace feliz, y quieres compartirlo con los demás. Compartir la suerte de comer sano, cultivado de manera natural. Y es ahí donde ves el sin sentido de la sociedad de ahora. Compartes tus tomates, tus huevos, tus acelgas, y tienes que escuchar de todo, que fíjate tú que podías pensar un poco y no darme las acelgas tan grandes que en mi casa solo vive una persona, o no me des más judías verdes que tengo el congelador lleno de helados y no me cabe nada más ( es preferible comer helado fabricado en cadena con decenas de aditivos E-… de una marca cara, que no congelar judías auténticas para unos cuantos platos).

Cada persona da lo que tiene y lo que puede. Dar de tus cosechas es dar un pedacito de ti, de tu vida y de tu corazón, porque les estás dando salud, y no lo valoran.
Decirle a un amigo :” Esta tarde estaré en el huerto. Pásate y te llevas los tomates que quieras ” y tener que escuchar ” Esta tarde no puedo, que he quedado con Fulanito a tomar unas cervezas que ha un par de semanas que no nos vemos” .
Por eso hay gente que prefiere quejarse en el bar de que los tomates saben a plástico, pero es incapaz de aprovechar la oportunidad que le ofrece un amigo de comer sano. Les ofende tener que hacer ellos un pequeño esfuerzo, siendo que el mayor esfuerzo lo has echo tu sembrando y cuidando las plantas para que crezcan.

Quien conoce un huertero tiene un tesoro. Un huertero es puro amor y felicidad con sus siembras y compartiendo sus cosechas. Así que si un huertero comparte contigo sus logros para él es como si fueran tesoros , respétalo.

Fuente: este post proviene de Diario de Siembra, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Uno menos en el mar

Continuando con nuestra pequeña lucha por ayudar a reciclar los residuos difíciles de reciclar, esta vez hemos elegido los cepillos de dientes de plástico. Algo tan común en nuestro día a día, y que s ...

De donde sale el Aluminio

El aluminio es un metal conocido por todos. Sabemos que se usa en muchas cosas, que pesa poco, que es fácilmente maleable y resistente a la corrosión. Pero, ¿sabemos de dónde proviene? Empezaremos dic ...

Reto Noviembre

El reto que os proponemos este mes consiste en reciclar mínimo 20 latas de refresco. (Si recicláis 19 no pasaría nada, igual que si recicláis 23). Para ello, como en retos anteriores deberéis comparti ...

Recomendamos

Relacionado

artículos terapia artículos ...

Comer sano es una suerte que muchos no aprecian

Comer sano es una suerte, no una moda En un artículo anterior hablé sobre quien se aprovecha de la moda guay de los huertos, y dije que enlazaría otro artículo de un tema que considero está relacionado, ya que es otra moda guay de la que se aprovechan los 4 espabilados de turno. La gente piensa que “Comer ecológico es de guays ” y que demuestra un cierto nivel adquisitivo porque los pr ...

NUTRICION SALUD nutricion ...

SABES QUÉ ES COMER SANO ?..

CONOCE LOS PRINCIPIOS QUE DEBES SEGUIR PARA COMER SANO En todos los artículos que puedas encontrar sobre Nutrición, Dietas, Alimentación saludable siempre aparece esta frase “Come Sano”, suene muy bien verdad?. Pero en realidad sabes llevarlo a la práctica? sabes qué significa comer sano?. Si tienes dudas al respecto y te cuestionas si realmente comes sano aquí te contaré cuales son l ...

nutrición

Cómo aprender a comer sano (I)

Primer capítulo de una guía dirigida a familias y educadores de escolares, con la que se pretende mostrar modelos de alimentación saludable para nuestros pequeños y con ello prevenir futuros trastornos o enfermedades relacionados con la alimentación, en definitiva, reeducarlos para aprender a comer sano. Aprender a comer sano Este post trata de “enseñar a comer” a los escolares o, ...

dietas y nutrición psico alimentacion sana ...

Comer Sano es una Inversión en Felicidad

Tareas tan rutinarias como hacer la cesta de la compra, cocinar, preparar los menús semanales, cuidar la decoración de los platos (la comida también entra por los ojos), son planes que tienen un claro componente emocional muy descuidado en nuestros días si tenemos en cuenta el aumento de consumo de la comida rápida o también, el poco tiempo que muchas personas dedican a cocinar al priorizar otros ...

escritos refran o frase del dia maridajes ...

¿POR QUE ES BUENO COMER CARACOLES?

PROPIEDADES DEL CARACOL Lo de comer caracoles no es algo moderno, desde tiempos muy lejanos se crían para su consumo. Se sabe además que los romanos comían caracoles y que usaban unos huertos especiales para desarrollarlos. El caracol ofrece propiedades nutritivas atípicas, una carne muy pobre en grasas (desde 0,5 a 0,8 %) si la comparamos con la de otros animales como la ternera o el pollo (en to ...

general mindclaves mindtextos ...

Comer sano de la mano de mindfulness. Alimentación II

Comer sano es uno de esos objetivos que nos marcamos a la hora de pensar en una vida saludable, pero pocas veces lo conseguimos. De la mano de la práctica de mindfulness o atención plena, tu meta será el camino de la alimentación consciente Comer sano no es hacer una montaña rusa de la alimentación, sino aprender a comer poniendo toda tu atención. Una de las cosas que se aprenden nada más empezar ...

general mindclaves mindtextos ...

Aprender a comer sano con la práctica de mindfulness. Alimentación I

Aprender a comer sano, es uno de los retos básicos en todo aquél o aquella que se precie y que quiera llevar una vida sana y saludable. Frente a cientos de "dietas mágicas", la práctica de la alimentación consciente abre una nueva era en el buen comer. Aprender a comer sano es tomar conciencia de lo que ingieres. Pues sí, lo digo por propia experiencia. Como casi todo el mundo, he atrave ...

comer en vacaciones

Maneras de comer sano en vacaciones

Las vacaciones son para relajarse disfrutar de nuevos entornos y compartir con la familia, los amigos, la pareja o contigo mismo. Pero de la mano de disfrutar vienen las calorías, a veces resulta casi imposible proponerse comer sano mientras estás en otro lugar. Te presentamos 10 maneras distintas de comer saludable mientras estés de vacaciones. 1-. Resiste Muchos creemos que podemos rompemo ...

articulos blog consejos ...

Comer sano fuera de casa no es tan difícil

¿Es tan importante aprender a comer sano fuera de casa? Nuestras costumbres de vida y alimentación se han adaptado a lo largo de los años a un nuevo modelo de sociedad, donde la oferta de alimentos se ha incrementado notablemente. Este aumento de la oferta no es necesariamente beneficiosa. Seguimos teniendo, de forma general, una vida más sedentaria que activa. Sin embargo, consumimos alimentos mu ...