comunidades

Alimentos, aditivos y colorantes que podrián originar la intolerancia ambiental idiopática (SQM)

En este artículo repasamos los aditivos y colorantes que podrían generar procesos de sensibilización en personas susceptibles. Esto es de especial importancia para personas con intolerancia ambiental idiopática, sensibilidad química múltiple o patologías asociadas al síndrome de sensibilidad central.

Aditivos alimentarios

Pese a que estos conservantes se han asociado a sensibilización alérgia o a síntomas digestivos, a día de hoy no existe evidencia científica del beneficio de las dietas de exclusión para todos los individuos. Por eso es crucial ponerse en manos de un nutricionista con experiencia que paute una dieta equilibrada sin exclusiones innecesarias.

A continuación veremos los alimentos que pueden contener aditivos que podrían generar molestias en personas sensibles y síntomas más graves en aquellas con intolerancia ambiental idiopática.

Glutamato Monosódico


Salsa de soja

Quesos curados

Frutas: fruta deshidratada, ciruela, uva, zumos

Verduras y hortalizas: tomate, espinaca, chucrut, champiñón, algas

Carnes procesadas: hígado, extractos de carne y de levadura, vísceras, fiambres y embutidos, caldo en cubitos

Frutos secos: almendras

Alimentos vegetarianos;  miso, tempeh

Bebidas alcohólicas

Benzoatos


Carnes, pescados y mariscos: platos con salsa picante

Lácteos: yogur, queso

Frutas: fruta deshidratada, aguacate, arándano, papaya

Verduras y hortalizas: calabaza, brócoli, espinaca, snacks de patata o de maíz

Legumbres y frutos secos: alubias, soja, frutos secos tostados y picantes

Condimentos: canela, curry, nuez moscada, clavo, cacao, ketchup, salsa de soja, salsa Worcestershire, mayonesa, mermelada

Encurtidos

Bebidas: té, bebidas carbonatadas, cervez

Sulfitos (E220-E227)


Carne: hamburguesa, salchichas

Pescado y marisco: gambas, langosta, bacalao salado deshidratado, palitos de cangrejo, calamar

Frutas deshidratadas: uvas pasas, higos, ciruelas, albaricoques, dátiles, plátano, coco, arándanos…

Verduras enlatadas (espárragos, habas, judías verdes)

Hortalizas deshidratadas: champiñones deshidratados

Patatas: fritas, puré, congeladas, empaquetadas al vacío, ñoquis

Frutos secos: castañas, nueces

Semillas y aperitivos salados

Alimentos vegetarianos: hamburguesas y salchichas vegetarianas

Condimentos: colorante caramelo (E150d), Salsa Horseradish (salsa de rábano)

Bebidas: sidra, vino, cerveza, refrescos y bebidas de cola, zumos

Componentes alimentarios sensibilizadores en personas predispuestas

Aminas biógenas

Se ha descrito un alto porcentaje de histaminosis alimentarias en personas con sensibilidad química múltiple (SQM) o intolerancia ambiental idiopática. En estas personas una dieta baja en histamina mejora la clínica y la actividad de la enzima DAO (Diaminino Oxidasa) responsable del metabolismo del exceso de histamina.

Alimentos liberadores de histamina o que contienen otras aminas que retardan su eliminación


Conservas y semiconservas de pescado (atún, caballa, sardina, boquerón,..). En el pescado post mortem se alcanza los niveles más altos de histamina, con diferencia sobre el resto de alimentos.

Mariscos, quesos curados (sobre todo la parte de la corteza), carnes curadas o ahumadas y pescados ahumados.

Embutidos (chorizo, salami, fuet, salchichón, morcilla, chistorra, mortadela, beicon, tocino, frankfurt, patés).

Legumbres (sobre todo garbanzos y soja -leche de soja, tofu, salsa de soja-).

Café, té, cerveza y bebidas alcohólicas.

Lácteos de mamíferos (quesos, leches, yogures) con o sin lactosa, proteínas lácteas, trazas leche, lactosa, suero de leche, caseína, caseinatos, riboflavina, lactoflavina y otros aditivos*.

Bebida, queso y yogur de soja (se pueden consumir brotes de soja, harina o salsa de soja).

Trigo, centeno, malta, avena, espelta, cebada, kamut, triticale, gluten, almidones modificados (E1404, E1410, E1412, E1413, E1414, E1420, E1422, E1440, E1442, E1450).

Huevo (clara, yema, deshidratado, globulina, livetina, lisozima, mahonesa, merengue, ovoalbúmina, ovomucina, ovomucoide, ovovitelina, simplesse, E322, E161b, E1105).

Naranja, mandarina.

Condimentos y especias: curry, glutamato monosódico, vinagre balsámico, mostaza.

Pescado azul (en algunas personas): salmón, sardinas, pez espada, atún, melva, bonito, trucha, salmonete, caballa, arenques, anchoas, boquerones, cazón, emperador, palometa, anguila.
Dependiendo de la tolerancia individual, puede ser necesario reducir el consumo de los siguientes alimentos:

Verduras: tomate, espinacas, berenjenas, calabacín, calabaza, aguacate,

Frutas: cítricos (naranja, pomelo, mandarina, limón), plátano, pera, kiwi, fresa, ciruela roja, frambuesa, piña, papaya.

Frutos secos (nueces, anacardos, cacahuetes).

Conservas de verduras y hortalizas, fermentados (col fermentada o chucrut, tofu, tempeh).

Cefalópodos: sepia, calamar, pulpo

Vino tinto, levadura (productos de panadería y bollería), té, chocolate, cacao, mazapán, turrón

Platos precocinados (pizzas, croquetas, verduras con cremas, lasaña, barritas de pescado), patatas fritas de bolsa.

Condimentos y especias: vinagre de vino, vinagre de manzana, vainilla, canela, nuez moscada y anís.

Las especias picantes favorecen la asimilación de histamina.

Bloqueadores de la DAO (Diaminooxidasa)

Es importante que evites alimentos que bloquean la enzima encargada de la degradación de histamina (DAO), como el alcohol, cacao, té y las bebidas energéticas.

Aditivos que pueden activar la Histamina


Colorantes: riboflavina (E101), tartracina o amarillo 5 (E 102), amarillo ocaso (E 110), azorrubina (E 122), amaranto (E 123), rojo cochinilla A (E 124), eritrosina (E 127).

Conservantes: ácido sórbico y sales (E 200-203), ácido benzoico y sales (E 210- 213), PHB-ester (E 220-227), difenil y ortofeniles (E 231-232), sulfito, metabisulfito de sodio (E 223), ácido láctico (E 270).

Antioxidantes: butilhidroxianisol (BHA), droxitoluol (BHT).

Espesantes*: caseinato cálcico (H 4511), caseinato sódico (H4512).

Emulgentes*: E 481, E482, E472b.

Acidulantes*: E 325, E 326, E 327.

Otros: nitrato (E 251-252), glutamato (E 620-625), reguladores de acidez: (di-, tri- y polifosfatos).

Salicilatos

En la siguiente tabla se agrupan los alimentos por categorías y orden alfabético, en función de si tienen un contenido alto o bajo en salicilatos.

ALIMENTOS MUY ALTO

>1 mg/100 g ALTO

0,3-1 mg/100 g MODERADO

0,3 mg/100 g BAJO

0,1mg/100g
FRUTAS Aceituna, albaricoque, arándanos, bayas, ciruela pasa, damasco, dátiles, frambuesa, fresa, guayaba, melón, naranja, mora, orejones, pasas, piña, uva Aceitunas negras en lata, aguacate, cereza, ciruela roja seca, guinda, seco, kiwi, mandarina, manzana verde, melocotón, pera con piel, pomelo, sandía, zumo de pera comercial, zumo de uva Ciruela roja o verde fresca, coco, higo, limón, mango, maracuyá, nectarina, zumo de manzana, zumo de pera casero, zumo de piña Granada, higo fresco, lima, papaya, pera (enlatada), pera pelada, plátano, pomelo
VEGETALES Acelga, achicoria, calabacín, endibia, rábanos, rabanito, tomate concentrado Alcachofa, batata, berenjena, berros, boniato, brócoli, calabaza, chirivía, espárragos enlatados, pepino, pimiento verde, remolacha en conserva, tomate de lata Champiñones frescos, cebolla, coliflor, espárragos frescos, espinacas, lechuga, nabo, patata, pimiento rojo, rábano, remolacha, repollo, ruibarbo, tomate, tomate cherry, zanahoria, zumo tomate Apio, cebollino, chalota, col, col lombarda, col rizada, coles de Bruselas, perejil, pimiento amarillo, puerro, zanahoria
LEGUMBRES Cacahuetes Habas frescas, mantequilla de cacahuete Humus, judías verdes Brotes de alubias, garbanzos, guisantes frescos, judías pintas secas, lentejas, soja
FRUTOS SECOS y SEMILLAS Almendras, cacahuetes, castañas nueces, nuez de macadamia, piñones, pistachos Avellanas, mantequilla de cacahuete, pipas girasol, semillas sésamo Anacardos
CONDIMENTOS, ESPECIAS, EDULCORANTES Aceite de oliva, aceite de coco, albahaca, anís, apio seco, aspartamo, canela, cardamomo, clavo, comino, cúrcuma, curry, eneldo, estragón, garam masala, jengibre, guindilla, laurel, menta, miel, mostaza, nuez moscada,orégano, pimienta, regaliz, romero, salvia, sucralosa, tabasco, tomillo, regaliz, salsa Worcester, vainilla, vinagre Ajo, coriandro, kétchup, melaza, sirope de arce
ALCOHOL y

Champán, espumosos, ron, té, vino, Brandy, café soluble, jerez, cerveza, vino blanco, rosado, tinto, Refrescos cola manzanilla
CEREALES — — Maíz en lata o en mazorca —
CARNE — — — Hígado
PESCADO y MARISCO — — — Gambas, vieiras
LÁCTEOS — — Palosanto Camembert, gorgonzola, mozarela

Tratamiento de la Intolerancia ambiental idiopática

Estos pacientes presentan alteraciones en los procesos de digestión y absorción de nutrientes, que se complican con otras patologías que se pueden presentar juntas o por separado como la permeabilidad intestinal, intolerancias alimentarias (gluten, lactosa y/o fructosa), el sobrecrecimiento bacteriano o SIBO, la candidiasis crónica o la insuficiencia pancreática exocrina.

Por eso es crucial un buen diagnóstico por parte de un nutricionista con experiencia en estos temas para evitar dietas demasiado estrictas y poder identificar correctamente los alimentos y tóxicos ambientales implicados para pautar una dieta hiposensibilizante o de eliminación.

Es conveniente hacer un test de histaminosis alimentaria para poder identificar los alimentos conflictivos y mantener la dieta de exclusión al menos 6 meses. Lo ideal es repetir la prueba al pasar esos 6 meses.

Esta prueba es la única indicada en el tratamiento de la Intolerancia ambiental idiopática, pues la de intolerancias alimentarias (mide IgG) o la de la actividad de la DAO, no aportan información sobre la activación y sensibilización celular de tipo inmune.

Complementos

Es conveniente reforzar el metabolismo hepático y tratar la disfunción mitocondrial y las alteraciones de la permeabilidad intestinal.

La toma de polifenoles y de flavonoides (quercetina o naringenina) y su sinergia con los complementos de omega-3 de alta dosis es muy interesante en el contexto de una dieta hiposensibilizante.

Si quieres hacer algún comentario sobre la intolerancia ambiental idiopática, puedes dejar un comentario aquí o a través de nuestras RRSS, FacebookTwitterPinterestInstagram o nuestro Canal de Youtube.


Ebook dieta para HISTAMINOSIS

Ebook dieta para HISTAMINOSIS ALIMENTARIA

8,95€ Iva Incluído
MXN: 212.15$

USD: $10.60

ARS: $1,015.06

COP: $39,543.78

CLP: $7,713.36

UYU: $456.10

1 opinion(es)



Fuente: este post proviene de Dieta Coherente, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

consejos de salud dietas y nutrición alergias e intolerancias alimentarias

En este artículo te explicamos cómo puedes hacer una dieta baja en histamina. Esta dieta está indicada cuándo en una analítica de sangre se confirma un nivel alto de histamina basal o un déficit de la actividad de la enzima DAO (diaminooxidasa). Qué es la histaminosis alimentaria Cada vez se relaciona más la histamina con la prevalencia del sobrepeso asociado a retención de líquidos y de patología ...

Dietoterapia por patologías

En este artículo detallamos cómo deben de estructurarse la dietas de eliminación en pacientes con Sensibilidad Central y sus síndromes asociados como Síndrome Químico Múltiple (SQM), el Síndrome de Fatiga Crónica, el Síndrome de Intestino Irritable, el Síndrome de Piernas Inquietas, la Fibromialgia o las Migrañas. Es necesario mejorar la salud intestinal y hepática para reducir la hipersensibilida ...

general dietas para ejercicio histamina alergia ...

La presencia de histamina y de otras aminas biógenas en cantidades bajas puede ser normal en ciertos alimentos, puesto que son compuestos con importantes acciones fisiológicas y de amplia distribución en tejidos animales y vegetales. Sin embargo, en determinados alimentos su presencia puede ser cuantitativamente muy importante. La vía mayoritaria para la formación de cantidades elevadas de histami ...

Natural Food aditivos alérgeno ...

¿Cómo cuidar nuestra alimentación cuando tenemos una intolerancia o una alergia a un alimento? ¿Qué debo comer para sustituir ese alimento que “me han quitado” de la dieta? Estas son algunas de las preguntas que muchas personas nos hacen una vez han sido diagnosticadas con una alergia o con una intolerancia alimentaria. Si se nos ha diagnosticado una intolerancia o una alergia la recom ...

nutrición ¿sabias qué...? aditivos ...

Muy difícil encontrar estos aditivos por sus nombres de BHA y BHT, y más complicado aún por sus nombres químicos butil hidroxianisol y butil hidroxitolueno. Suele presentarse en las etiquetas de nuestros alimentos por los más crípticos E-320 y E-321. Los dos son antioxidantes derivados del petróleo que se utilizan en la industria alimentaria para conservar las grasas y aceites en los prod ...

kommerling vivienda saludable conservantes ...

Nunca antes en la historia los consumidores habíamos estado tan informados. Por eso es cada vez más común ver en los supermercados a personas examinando las etiquetas de los productos que van a comprar. Y hacen muy bien, porque esas etiquetas contienen información muy valiosa que detallan la composición de los alimentos y los aditivos que incluyen. Si bien es cierto que en los países de la Unión E ...

Sin categoría

¿Tienes problemas con la histamina? ¿Has luchado para obtener un diagnóstico? En el trastorno de activación de mastocitos (MCAD), parte del sistema inmunitario innato se vuelve hiperactivo, liberando histamina y otras sustancias químicas que afectan a todos los órganos del cuerpo. Siga leyendo para aprender más acerca de MCAD, y cómo puede abordar la causa raíz. La intolerancia a la histamina se h ...

nutrición ¿sabias qué...? ácidos grasos ...

Los mono y diglicéridos de ácidos grasos son ni más ni menos que lo que su propio nombre indica. Se trata de grasas añadidas a los alimentos para cumplir la función principal de mezclar líquidos con grasas. Esta misión ya se cumple de forma natural en los alimentos y constituye cerca del uno por ciento de las grasas totales presentes en el producto. También actúan como emulsionantes, desespumantes ...

alergias información de interes

Cuando hablamos de la alergia a las proteínas de la leche de vaca, y de la intolerancia a la lactosa, estamos hablando de dos dolencias diferentes aunque con mucha frecuencia tienden a confundirse, e incluso a unificarse en una sola, la intolerancia a la lactosa. La alergia a las proteínas de la leche de vaca afecta al sistema inmunitario, que responde de una manera inmediata a esta sustancia o a ...

Dietoterapia por patologías

Ante una sensibilidad química en alimentos como la atribuida a tóxicos, lo más importante son las medidas de protección ambiental, evitando el contacto con los alimentos y las sustancias químicas que desencadenan el cuadro. Es conveniente reforzar el metabolismo hepático y tratar la disfunción mitocondrial y la permeabilidad intestinal para conseguir una mejoría notable a través de una dieta antii ...