La valoración media de 10 personas es: Excelente

☑️ 5 maravillosos remedios caseros para la amigdalitis

Es bastante difícil, no haber sufrido alguna vez de amigdalitis. La gran mayoría de las personas, la padeció por primera vez, en su edad infantil. Posiblemente, muchos recordemos esos dolores a nivel de la garganta, sumamente incómodos y en ocasiones muy reiterados.

Recuerdo que cuando era niña, se acostumbraba realizar con mucha frecuencia la operación de las amígdalas, posiblemente debido a que se pensaba que las mismas, no poseían utilidad alguna. Afortunadamente con el pasar de los años, la ciencia fue observando de forma más integral, cada uno de los órganos de nuestro cuerpo.

Así de esta forma, se llegó a visualizar con mayor precisión la importancia de ellas, en favor de nuestra integridad, sobre todo en cuanto a elementos externos, con potencialidad de causar enfermedades.

Pues bien, posiblemente muchos de mis seguidores ya estén familiarizados en cuanto a una máxima que utilizo con frecuencia. Y es esa, de que realmente las casualidades no existen. Esto lo digo, porque estando de compras con mi familia, observé como una señora acompañada de su esposo, llevaba su mano a la garganta. Esta pareja de adultos mayores, inicialmente mostraron algo de asombro, cuando me acerqué a ellos. Lo confieso, es un impulso que nace de dentro de mí y me lleva a buscar soluciones para las personas.

Nos encontrábamos en el área de las hortalizas y simplemente al preguntar, corroboré mis sospechas. La señora me informó que incluso, ya tenía tres días tomando medicamento sin observar mejoría alguna. Así que, asumiendo mi rol como profesional de la salud integral, comencé a intercambiar con ellos.

Durante este tiempo, les mostré ciertas generalidades acerca de la amigdalitis, sus causas, sintomatología y algunas formas de tratarla. Por supuesto, hice énfasis en alternativas sencillas y completamente naturales. Pensando en mis fieles lectores, lo comparto en mi blog.

¿Qué se entiende por amigdalitis?

Por lo general, al utilizar el término amigdalitis, se refiere a una inflamación que tiene lugar en las amígdalas. Ellas se ubican, en la parte posterior de la boca y en la región superior de la garganta. De acuerdo a las estadísticas, es una enfermedad común, la cual representa alrededor del 2% de las visitas ambulatorias de salud. De acuerdo a los estudios, se sabe que es originada, por un proceso infeccioso. El cual, en la mayoría de los casos, es el resultado de una infección bien de origen viral o bacteriano.

La amigdalitis, es producida más comúnmente por medio de los virus. Aquí se incluyen diversidad de ellos, incluyendo el del resfriado común y otros como el virus sincitial respiratorio, rinovirus, adenovirus y coronavirus; generalmente no conducen a complicaciones graves. Vale la pena destacar también, que pueden existir otros virus, que pueden dar orígen a la amigdalitis. Dentro de ellos destacan: el que causa la mononucleosis, el de la hepatitis A y el de la rubeola.

amigdalitis


Por su parte, las infecciones bacterianas, son originadas comúnmente, por bacterias del género Streptococcus, dentro del que destaca el causante de la neumonía, además de otras bacterias como el Haemophilus influenza y Corynebacterium diphtheriae. Este último, agente causal de la difteria, puede generar amigdalitis, en pacientes no vacunados contra esta enfermedad.

Se sabe además, que pueden existir causas adicionales para contraer amigdalitis. Se han detectado enfermedades como clamidia, sífilis, gonorrea y VIH, en personas sexualmente activas. De hecho, se ha encontrado ocasionalmente que la tuberculosis, puede dar origen a episodios de amigdalitis recurrente.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de la amigdalitis?


Dolor a nivel de la garganta

Amígdalas inflamadas y enrojecidas

Presencia de una película o capa de color blanca o amarilla sobre las amígdalas

Dificultad y dolor para deglutir (tragar) los alimentos

Ronquera

Dolor de cabeza

Rigidez a nivel de los músculos del cuello

Inflamación a nivel de los ganglios linfáticos presentes en el cuello (adenopatía)

Presencia de Fiebre

Halitosis (Mal aliento)

¿Cuáles son los tratamientos tradicionales y sus consecuencias?

Afortunadamente, para muchos pacientes, la amigdalitis, es una enfermedad autolimitada, es decir, se resuelve sin tratamiento. Por lo general, si se detecta que su origen ha sido viral, es decir padecimiento de amigdalitis aguda, por lo general se recomienda el uso de analgésicos e hidratación. Lo usual es, que quienes la padecen, no requieren ser hospitalizados.

Se ha observado que los AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos), permiten cierto alivio sintomático. Principalmente, se prescriben acetaminofén e ibuprofeno. Esto quiere decir, que ellos, pueden funcionar como una terapia complementaria, que funciona bien para minimizar o atenuar el dolor. Se ha observado, además, que pueden incluso acelerar el tiempo de recuperación.

Se ha generalizado, además, la utilización de dosis única de corticosteroides a dosis bajas (máximo 10 mg). De igual forma, puede ser una opción para el alivio del dolor de garganta, sin un incremento de los efectos adversos graves. Dentro de estos corticosteroides, uno de los más empleados, es la dexametasona. Cuando las pruebas clínicas, han arrojado que existen situaciones con alto riesgo de faringitis bacteriana, se prescribe el uso de antibióticos.

Se ha observado que la bacteria Streptococcus pyogenes, es la causa más común de amigdalitis bacteriana. En estos casos, se utiliza de preferencia la penicilina. Sin embargo, en el caso de personas alérgicas a la penicilina, funcionan bien, ciertos antibióticos como cefalosporinas o azitromicina.

Efectos secundarios de los tratamientos tradicionales


Muchos de los anestésicos empleados normalmente, pueden desarrollar efectos secundarios sistémicos, sobre todo, en tratamientos prolongados en niños menores a los dos años. Puede ocurrir incluso, una anomalía denominada metahemoglobinemiam,  la cual consiste, en una disminución de la cantidad de oxígeno presente en la sangre. La persona puede presentar mareos, dificultades respiratorias, taquicardias y fatiga.

El tratamiento con antibióticos puede generar un incremento de la resistencia bacteriana. Además de ello, puede acarrear el padecimiento de diarreas y una serie de problemas gastrointestinales.

El uso de corticosteroides, puede acarrear: glaucoma, retención de líquidos, tensión arterial elevada,.  De igual manera,  problemas de cambio de humor, fallas de la memoria, aumento de peso y episodios de delirio se pueden presentar.

En el caso de los AINE, se ha calculado, que pueden afectar al 10% de los usuarios de estos medicamentos. Se ha observado que esta cifra asciende más en la población de adultos mayores. Su efecto directo, es sobre las prostaglandinas, un grupo de moléculas responsables de proteger la mucosa gástrica. Aparte de ello, pueden reducir el flujo sanguíneo, generar esofagitis, úlceras y gastroduodenitis.

Remedios naturales para el tratamiento de amigdalitis 

1. Fenogreco

De esta planta,  se ha hablado en muchas oportunidades. Es considerada una de las alternativas naturales más antiguas, siendo muy reconocida en la medicina Ayurvédica de la India y en la medicina tradicional China. Pertenece a la familia leguminosa, es decir comparte vínculos genéticos con las lentejas, frijoles y garbanzos.

Posee un amplio espectro de usos, dadas sus abundantes propiedades. Dentro de ellas destacan: antidiabético, antihiperlipidémico, antiobesidad, anticancerígeno, antiinflamatorio, antioxidante, antifúngico y antibacteriano. Pero, precisamente son sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, las que hacen de esta planta, una opción para el alivio del dolor a nivel de la garganta, así como la desinflamación de los ganglios y las amígdalas. Muchas de estas propiedades, se asocian con una serie de fitoquímicos, que combaten efectivamente los microbios que ocasionan la afección de las amígdalas.

Ingredientes


Dos cucharadas de semilla de fenogreco

Tres tazas de agua

¿Cómo lo realizo?


Verter el agua en un recipiente mediano

Llevarlo al fuego y añadir las semillas de fenogreco

Dejar hervir a fuego lento unos treinta minutos

Separar del fuego, dejar enfriar y colar

Guardar la decocción obtenida en un recipiente con tapa para emplearla a lo largo del día

Realizar gargarismos tres veces al día utilizando el contenido total de la decocción

Tomar pequeños sorbos y procurar mantenerlo en la garganta unos treinta segundos sin tragar y escupiendo por completo

Repetir el procedimiento hasta observar mejoría

2. Vinagre de sidra de manzana

Por muchos años, esta alternativa natural ha sido empleada con mucho éxito en diversas afecciones. En un estudio realizado recientemente, se encontró que el vinagre de sidra de manzana, es muy efectivo en la eliminación de las biopelículas bacterianas. Ellas son comunidades de bacterias, adheridas a las superficies epiteliales y es la forma en que se protegen para crear resistencia.

Por lo general, estas biopelículas, permiten que las bacterias, puedan reincidir en una nueva infección, durante varios ciclos. Lo importante del hallazgo, es que a diferencia de muchos antibióticos, el vinagre de sidra de manzana es eficaz. Sobre todo, en la destrucción de la biopelícula de Streptococcus pyogenes, principal bacteria causante de amigdalitis bacteriana.

¿Cómo lo realizo?


En una taza de agua filtrada tibia agregar una cucharadita de vinagre de sidra de manzana

Mezclar muy bien

Realizar gárgaras prolongadas a partir de pequeños sorbos

No se debe ingerir el gargarismo, expulsarlo por completo

Realizar este procedimiento tres veces al día para obtener resultados favorables en el dolor y la inflamación
remedios-naturales-para-la-amigdalitis


3. Harina de mostaza, limón y miel de manuka

La semilla de mostaza, ha sido bien estudiada y se ha determinado que posee una serie de propiedades. Dentro de ellas destacan: antibacteriana, antifúngica, aperitiva, carminativa, diaforética, digestiva, diurética, emética, expectorante, rubefaciente y estimulante. Gran parte de esta importante actividad, se debe a un compuesto sulfurado bioactivo denominado alil isotiocianato.

Este compuesto posee una fuerte actividad microbicida y es el responsable del sabor picante característico de la mostaza. El limón, es ya muy conocido por todos. Sus altos niveles de vitamina C, crean un efecto astringente. Estas condiciones de acidez, logran combatir los microbios de forma muy efectiva.

En cuanto a la miel de manuka, se ha establecido que posee propiedades antimicrobianas, inmunomoduladoras y antiinflamatorias. Todas ellas, pueden beneficiar en la amigdalitis. Incluso, debido a su propiedad antimicrobiana, puede ser un excelente sustituto de los antibióticos, eliminando la infección que causa la amigdalitis. De hecho, esta miel, ha sido utilizada de forma muy acertada como terapia complementaria para la cicatrización de los tejidos, posterior a la extracción de las amígdalas.

Ingredientes


Una cucharadita de harina de mostaza

Una cucharadita de miel de manuka orgánica

El zumo de medio limón orgánico

Una taza de agua filtrada caliente

¿Cómo lo realizo?


Agregar la harina de mostaza en el agua caliente y disolver bien

Añadir la miel de manuka y disolver bien

Cuando el agua se encuentre a una temperatura aceptable para los gargarismos,r añadir el zumo de limón

Realizar los gargarismos, manteniendo la mezcla en la boca por la mayor cantidad de tiempo posible

Escupir sin tragar

Utilizar pequeños sorbos en cada ocasión que se inicie el proceso

Para obtener resultados positivos es importante realizar este procedimiento al menos tres veces al día

4. Cúrcuma

La cúrcuma se ha utilizado en la medicina desde tiempos ancestrales. No solo aparece en los tratados de medicina natural de Asiria. También figura en los sistemas de medicina de la India y China. Posee un 5,8% de curcumina, su principal ingrediente activo, además de vitamina A, proteínas, ácidos grasos y minerales.

Cuenta con propiedades capaces de calmar la infección local, el dolor, además de combatir la infección. De acuerdo a estudios realizados en instituciones de salud Ayurvedica de la India, se obtuvieron buenos resultados al utilizar los gargarismos de Curcuma con agua caliente.

¿Cómo lo realizo?


En un vaso de agua filtrada caliente añadir una cucharadita de Curcuma en polvo

Mezclar muy bien y realizar gargarismos tomando pequeños sorbos de la solución

Mantener el gargarismo la mayor cantidad de tiempo que se pueda dentro de tu boca

Expulsarlo por completo y no tragarlo.

Realizar este procedimiento unas tres veces al día, para sentir una mejoría adecuada

5. Bicarbonato de sodio y sal marina

El Instituto Nacional de Cáncer, recomienda ampliamente la utilización de gargarismos frecuentes de bicarbonato y sal. Se sabe que la sal marina, provee un ambiente que es inhóspito para los virus y bacterias. Además de ello, ayuda a aliviar el dolor y la inflamación. A su vez, el bicarbonato de sodio, funciona neutralizando la acidez. Esto, logra crear un ambiente en la garganta, que no es apto para las levaduras y hongos.

¿Cómo lo realizo?


Añadir 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio y 1/8 cucharadita de sal marina en una taza de agua tibia filtrada

Mezclar y disolver muy bien

Se recomienda utilizar pequeños sorbos y mantener la solución unos treinta segundos antes de desecharla de la boca

Si realmente el dolor es muy fuerte, se debe realizar el gargarismo cada tres horas, en caso contrario, realizarlo tres veces al día proporcionara la mejoría necesaria.

Concluyendo

La amigdalitis se trata de una enfermedad que produce inflamación. Por lo general, se manifiesta cuando las amígdalas se infectan a causa de virus o bacterias. Las amígdalas, forman parte del sistema linfático, al igual que la glándula del timo, el bazo y los ganglios linfáticos. Ellas ayudan a combatir las infecciones al reaccionar ante los gérmenes que ingresan por la nariz y la boca.  Es decir, es integrante del sistema inmunológico  y básicamente se encarga de: defender al organismo de los patógenos, absorber la grasa, transportarla a la sangre y recuperar sustancias importantes del flujo capilar.

Si esto no era muy bien comprendido, hace unos treinta años, hoy en día existe mucha conciencia sobre ello. Un claro ejemplo, lo constituye, el descubrimiento y profundización del estudio de las placas bacterianas, vinculadas con la resistencia a los antibióticos. Afortunadamente, observando las prácticas tradicionales de la India y China, ha llevado a incorporar medicamentos naturales muy potentes.

Muchos de ellos, conteniendo compuestos muy interesantes como la curcumina y el alil isotiocianato. Ambos compuestos, poseen efectos letales sobre bacterias, que están “escondidas” dentro de la placa bacteriana dispuestas a infectarnos. Por otro lado, no dejan de ser eficaces compuestos como el bicarbonato de sodio y la sal marina. De amplia utilización en todo el mundo y por muchas culturas.

Todo esto que muestro en el post, surgió del intercambio que realicé con Virginia y su esposo. Ellos definitivamente ahora, tienen una concepción muy diferente de las terapias alternativas. Ya Virginia, dejó de utilizar aerosoles anestésicos, pues le estaban produciendo fatigas muy frecuentes, además de taquicardias. Me comenta que obtuvo excelentes resultados utilizando bicarbonato y sal marina, para luego lograr estabilizar empleando el vinagre de sidra de manzana. Siento que nuevamente cumplí una misión, no por casualidad.

“La sabiduría se encuentra en la naturaleza no en los laboratorios”   Manuel Lezaeta

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

Referencias:



https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4106232/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK544342/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK401243/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28266134

https://www.nhs.uk/conditions/tonsillitis/

https://www.jillcarnahan.com/2019/01/29/10-science-backed-benefits-apple-cider-vinegar

Fuente: este post proviene de ✅ Salud, Nutrición y Remedios Naturales | Coco Mar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general salud

Remedios caseros para combatir la amigdalitis

La amigdalitis es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria llamada estreptococos o virus (gripe) y se encuentra en el fondo de la boca, de ambos lados de la lengua, lo mas usual es combatirla con antibióticos por varios días, en el presente artículo comparto varios  remedios caseros para combatir la amigdalitis, especialmente cuando se trata de una amigdalitis aguda. Ante sospecha de ami ...

salud dolor de garganta gargaras ...

Remedios caseros para tratar la amigdalitis

Esta condición que se produce cuando se inflaman las glándulas de la garganta, ya sea por un virus o bacteria, ocasionando dolor, irritación, molestias y fiebre. Por fortuna, tenemos los mejores remedios caseros para amigdalitis disminuyendo dichos síntomas. Recordemos que las amígdalas actúan como filtro para prevenir que diversos patógenos accedan al organismo, siendo susceptibles de infección e ...

consejos de salud medicina natural remedios caseros ...

Cómo curar la amigdalitis remedios caseros

SUSCRÍBETE AL CANAL: http://goo.gl/r8bdqC SÍGUEME EN FACEBOOK: http://goo.gl/ntLxpY Como curar la amigdalitis remedios caseros • La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas • Las amígdalas están situados en el área de la garganta SÍGUEME EN FACEBOOK: http://goo.gl/ntLxpY SÍGUEME EN GOOGLE PLUS: http://goo.gl/6QJJrm SÍGUEME EN TWITTER: http://goo.gl/SX8Vfa SUSCRÍBETE A NUESTRO CA ...

remedios caseros

5 remedios caseros para la amigdalitis

La amigdalitis es una condición que ocurre cuando sus amígdalas se infectan. Puede ser causada tanto por infecciones bacterianas como virales. Seguro no conoces los remedios caseros para la amigdalitis, pero antes debes saber los principales sintomas Amígdalas hinchadas o inflamadas Dolor de garganta Dolor al tragar Calentura Voz ronca Mal aliento Dolor de oídos Las infecciones virales que causan ...

amigdalitis natural remedios naturales ...

Remedio natural contra la amigdalitis

La amigdalitis es una inflamación de las amígdalas, sus síntomas son bastante dolorosos y molestos, la fiebre, el dolor de cabeza, dolor de garganta, dificultades y dolor al comer, abundante salivación, entre otras. Imagen Es recomendable ir al médico inmediatamente y de paso dar una manita con los remedios naturales que siempre estarán a nuestro alcance. ¡Toma nota! 1. Hacer gárgaras con ...

remedio dolor garganta remedio natural amigdalas

Cómo deshacerse de la amigdalitis y dolor de garganta Naturalmente RÁPIDO con este remedio casero

La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas, que son un par de ganglios linfáticos ubicados en la parte posterior de la garganta de una. Las amígdalas están ahí para asegurarse de que los microbios no se meten en el cuerpo, por lo que pueden infectarse de vez en cuando. La forma más común de la amigdalitis proviene de la bacteria estreptococo. Aquí es donde la faringitis estreptocócica t ...

general remedios naturales remedios naturales

Amigdalitis, remedios naturales

La amigdalitis es una infección de las amígdalas que puede estar asociada a una gripe o resfriado. Es una enfermedad muy común que no tiene excesiva gravedad, pero es suficiente para alterar nuestro ritmo de vida. Los síntomas más habituales de la amigdalitis son: dolor de garganta, fiebre, dolor de cuello, falta de apetito o ronquera y la mejor manera de poder combatirla es la prevención. Mantene ...

remedios

Amigdalitis: remedios caseros

Hoy hablaremos de la Amigdalitis. Todos los días nuestras amígdalas están expuestas a todo tipo de infecciones, de virus y bacterias, que pueden afectar a nuestro sistema linfático. Todos los microbios que pueden estar en el aire, son los causantes de la inflamación de esta zona del cuerpo. Este problema comienza a aparecer a partir de los 3 años de edad .Comienza a aparecer cuando se inflaman las ...

Garganta nariz y oido aigdalas inflamadas complicaciones ...

Amígdalas inflamadas

Las amigdalas inflamadas , conocidas como amigdalitis,  se refieren en general a la inflamación de las amigdalas palatinas, normalmente cuando padecemos de amigdalitis, también conocidas por anginas, estas amígdalas están inflamadas la dos a la vez aunque no presenten las dos exactamente el mismo aspecto. zonas anatómicas Las amígdalas  son estructuras de tejido linfático al igual que lo son los g ...

resfrío gripe remedios caseros ...

Dolor de garganta, remedios caseros

Hay que tomar en cuenta que hay diferencia entre tener un dolor de garganta, amigdalitis o faringitis. - Dolor de garganta, hay inflamación alrededor de las amígdalas. - Amigdalitis se refiere que amígdalas están inflamadas. - Faringitis, inflamación aguda o crónica de la mucosa que reviste la faringe, generalmente la causa la bacteria estreptococo, las amígdalas suelen inflamarse mucho, y la infl ...