FISIOSTAR_Com Salud y Bienestar Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Vendaje funcional, aplicación y materiales

Seguimos analizando las ventajas de los vendajes funcionales, su realización, materiales y posibilidades de acción en la recuperación de esguinces y otras lesiones. Hoy analizaremos en profundidad las ventajas de distintos tipos de materiales para el vendaje, y luego haremos un repaso de cada uno de los pasos para que el vendaje quede correctamente asentado.



Volviendo sobre los materiales, analizaremos los tipos de vendas existentes, sus ventajas y usos adecuados en relación al tipo de lesión que requiere tratamiento. Comenzamos con el vendaje elástico adhesivo, muy fácil de encontrar y de utilizar.

La venda elástica adhesiva se vende en distintos tamaños, se aplica muy fácilmente y tiene una gran ventaja: permite la corrección del vendaje, ya que no se deshilacha y es traspirable. Este último detalle es importante porque permite mayor frescura para utilizar el vendaje por más tiempo sin que ocurran contratiempos Además son vendas con alta fuerza adhesiva y permiten que el vendaje, correctamente aplicado, se mantenga durante más tiempo.

La denominada venda cohesiva, por otra parte, está recubierta por una masa adhesiva en las dos caras, adhiriéndose sobre sí misma y sin pegarse a la piel. Son vendas traspirables, resistentes al agua, muy cómodas y elásticas. Como se adhieren sobre sí mismas, no requieren la utilización de esparadrapos.

Otro material para vendajes funcionales son las vendas de crepe. Son vendas elásticas pero no son adhesivas. Se recomiendan para realizar vendajes compresivos, favoreciendo el retorno venoso y la reducción de inflamación Son vendas que se pueden lavar y secar, no pierden su elasticidad y son muy recomendables ante lesiones que impliquen inflamación de tejidos.



Vendas de gasa. Este tipo de vendas es el más utilizado. Se trata de un material delgado, ligero, blando y poroso. Se recomiendan principalmente para fijación de apósitos.

Otro tipo de vendas que se utilizan para tratar lesiones como el esguince de tobillo son las denominadas vendas musculares, o kinesiotaping. Se trata de vendas que ayudan a reducir la inflamación y mejoran la circulación sanguínea. Sujetan los músculos y mejoran la contracción muscular en la zona debilitada. Ayudan también a la reducción del dolor porque reducen la presión sobre los nocireceptores.

¿Cómo se aplica correctamente un vendaje funcional?

Un vendaje funcional debe ser aplicado por un profesional, ya sea médico o fisioterapeuta. Es importante realizarlo durante los primeros días de producido el esguince, de manera que se reduzcan los daños y se eviten fallos en la recuperación. Los pasos básicos incluyen:

Establecer los anclajes y límites del vendaje, así como el punto de sujeción para las tiras.

Aplicar longitudinalmente las tiras y hacer hincapié en la zona lesionada. En el caso de un esguince de tobillo, el ligamento lateral externo es el que debe sujetarse.

Realizar tiras en forma de ocho para reforzar y dar consistencia al vendaje.

Cerrar el vendaje y repasar los anclajes con vendaje en tiras por las tiras iniciales así no se despegan.
De esta forma conseguimos un vendaje funcional, eficiente y que ayudará a una mejor y pronta recuperación de heridas y lesiones. Principalmente pensando en el esguince de tobillo y sus consecuencias.

Fuente: este post proviene de FISIOSTAR_Com Salud y Bienestar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos