comunidades

Halitosis: causas, prevenciones y remedios

La halitosis, mejor conocida como mal aliento, es un olor desagradable que emana de la boca y que muchas personas que rodean al que lo sufre lo perciben, aunque el propio afectado ni siquiera sea consciente del problema

Las personas más propensas a sufrirla son aquellas con una mala higiene bucal, o que padecen de caries recurrentes o periodontitis. Hay bacterias que producen, en el metabolismo de los restos de alimentos, residuos volátiles de sulfuro, de olor desagradable. Las infecciones también provocan mal aliento. La liberación de sustancias propias de la infección y el fenómeno de descomposición bacteriano son grandes culpables de esta problemática.



Las fuentes de este desgradable olor pueden ser medicamentos o enfermedades que reduzcan la secreción de saliva. Son causas también los problemas digestivos en el esófago, de vesícula biliar o problemas respiratorios. También se asocia a insuficiencia renal, disfunción hepática, enfermedades autoinmunes, deficiencia de vitaminas, diabetes mellitus , intoxicación por plomo y la trimetilaminuria.

Para prevenir la halitosis el afectado debe mantener, ante todo, una correcta higiene oral y una buena hidratación con líquidos o sprays hidratantes. Hecho esto es conveniente visitar al odontólogo y consultarle lo necesario en relación a los focos de infección.

A continuación, os mostramos algunos remedios naturales con los que tratar el mal aliento.

El más simple, el agua

El agua ayudará a lavar las bacterias que causan el mal aliento si se enjuaga con ella. Bebiéndola ya ayuda a hacer la digestión y limpias tu boca. Recuerda que a mejor digestión menos posibilidades de sufrir halitosis.



Alimentos crujientes

Los alimentos que crujen al masticarlos hacen producir más saliva, lo que hace que mejore la salud bucal y mejora el aliento.



Limón

Después de comer, masticar un poco de limón con su cáscara refrescará la boca y, al ser un antiséptico natural, combatirá directamente con las agentes causantes del mal olor bucal.



Infusión de menta

Sus componentes ayudan al aparato digestivo a realizar correctamente su función y, como hemos visto en otros casos, esto ayudará a mejorar el aliento, gracias a la reducción de los ácidos gástricos.



Pasta de dientes de jengibre

Mezclando jengibre, con agua tibia y un poco de limón se obtiene una pasta de dientes natural e ideal para luchar contra la halitosis.



Yogur

Si los yogures no tienen azúcares refinados, en la etiqueta se especifica que contienen cultivos activos y vitamina D, se convertirán en un gran aliado contra el mal aliento.


El mal aliento se puede prevenir y tratar, solo se han de aplicar estas recomendaciones y conocer su origen, hecho esto quizás no volvamos a vernos afectados por la molesta halitosis.

Fuente: Dra. Susana Fuster Martínez, miembro de Saluspot y odontóloga en DENTALMAX.

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos