comunidades

Ejercicios y masajes para combatir la celulitis

Seguro que no soy la única a la que la celulitis le trae de cabeza, ¿verdad? Llega un momento en el que una se cansa de probarlo todo y de seguir utilizando ''productos milagro'' que aseguran que van a acabar con este problema que no nos sacamos de la cabeza.

Ya sea por miedo a su aparición o por la existencia de esta en nuestra piel, sólo queremos mantenerla lejos. Y te voy a contar algo que posiblemente ya te han contado: ¡los milagros no existen cuando se trata de salud! No hay producto mágico que vaya a acabar con ella de golpe, hay mucho esfuerzo y trabajo detrás.

Hoy te traigo ejercicios y trucos que te ayudarán a acabar con ella para siempre, ¡comenzamos!

Fuente: Engin_Akyurt

Ejercicios para la celulitis

Esta rutina dura un total de 15 minutos y cada ejercicio has de repetirlo 10 veces, ¡recuerda añadirla a tus actividades cotidianas para ver sus efectos con el paso del tiempo!

1. Comienza haciendo sentadillas. Sube tu pierna arriba y abajo sin que la rodilla sobrepase, en ningún momento, la punta del pie. Ya sabes cómo va, ¡aprieta y abajo cuando tengas el ángulo de 90º! Repite 10 veces el ejercicio y tómate un pequeño descanso si lo necesitas.

2. Sentadilla y levantamiento de talón. Recuerda mantener las rodillas flexionadas este caso, es importante para tu cuerpo y para que el ejercicio sea lo más eficaz posible. Repite sin dejar de apretar, ¡tú puedes! Sólo estamos calentando. 

3. Toque y sentadilla. Apretando el glúteo muévete a un lado y a otro con las rodillas flexionadas. Si te pones música puedes seguir el ritmo de aquella canción que elijas, comprobarás que puede ser más divertido aún. Repite diez veces: lado, toque, lado, toque, y así hasta en 10 ocasiones sin subir.

4. Levantamiento de pierna y sentadilla. A un lado y a otro sin parar, no bajes el ritmo ahora. Controla el movimiento de tu pierna y recuerda que el peso está en los talones que debes apoyar sobre el suelo de manera firme. La rodilla no debe superar, de nuevo, la punta del pie. Arriba y abajo, arriba y abajo, ¡Vamos que nos acercamos al ecuador de estos ejercicios!

5. Toque abajo y desplazamiento. Este ejercicio es sencillo pero debes tener cuidado, lleva la velocidad que tu cuerpo te pida. Si no puedes muy rápido, no te fuerces. Escucha a tu cuerpo mientras realizas ejercicio, siempre sabrá cómo guiarte. Sigue 10 veces y pasa al siguiente.

6. Zancada atrás y rodilla arriba. Espalda recta, mantén el equilibrio y repite 10 veces con la misma pierna. Cuando hayas acabado cambia de pierna. Nada de alternar en esta ocasión, primero una y después la otra. ¡No queda nada!

7. Zancada atrás con una pierna y con otra. Para realizar este ejercicio te doy un pequeño consejo: mantén la espalda recta y hombros hacia atrás, como si alguien te estuviera estirando la cabeza hacia arriba. 1, 2, 3 y así hasta 10 veces. 

8. Talones arriba y zancada. Primero baja con una pierna y luego con la otra. Nota cómo trabajan tus gemelos y mételes un poquito más de presión, en unas semanas notarás los resultados. Repite, de nuevo, y recuerda descansar si lo necesitas.

9. Toques laterales saltando. ¡Vamos que nos vamos! 30 segundos dura este ejercicio, sin pausa pero sin prisa muévete a los lados tocando mientras acompañas tu movimiento de pequeños saltos. Ya solo quedan dos, piénsalo y échale más ganas.

10. Aguanta el equilibrio y haz elevaciones laterales sin tocar la pierna que sube y baja. En este ejercicio también emplearemos una pierna primero y después la otra. 10 veces y apor el último ejercicio de esta serie.

11. Pierna atrás, flexiona tocando el glúteo y estira. Con la pierna de apoyo flexionada, ¡dale caña a este último ejercicio. Al finalizarlo habrás acabado la primera serie, ¡no dejes que tu cuerpo se enfríe! Ya no queda nada y lo estás haciendo, ¡tú puedes!

Ahora comenzamos con la segunda ronda, repetiremos los ejercicios añadiéndoles algo de intensidad. Sigue el orden de la repetición si quieres o prueba a alternarlos de la manera que te sea más cómoda, el orden depende de ti. 

Cuando empiece a picar, ¡échale más ganas! Te estás acercando a tu objetivo, luchar por ello.​


 

MASAJES PARA LA CELULITIS

Para complementar los anteriores ejercicios, ¿por qué no un masaje? Si nunca te lo has propuesto, debes conocer sus numerosos beneficios entre los que se encuentra el aumento de la circulación y la reducción de la celulitis, problema al que nos estamos enfrentando.

Pero, ¿cómo hacer un masaje anticelulítico? Presta atención al siguiente vídeo, ¡te será de muy útil! Pide ayuda a tu pareja o persona de confianza para que te lo realice, ¡y si no acude a un especialista! 



¡Acabar con la celulitis es posible! 
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos