Arkopharma Idea guardada 99 veces
La valoración media de 88 personas es: Muy buena

Diferencias entre tos seca y tos productiva

La tos es, en realidad, un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo, que protege las vías respiratorias permitiéndonos respirar. A partir de la tos expulsamos el exceso de mucosidad y de cuerpos extraños o nocivos del cuerpo. De este modo, cuando se prolonga durante menos de dos semanas, suele deberse a un resfriado común. En cualquier caso, debemos distinguir entre dos tipos diferentes: la tos seca y la tos productiva. 

¿Cómo podemos distinguirlas? 
La tos seca o irritativa es la que se produce sin ninguna flema o mucosidad, y se produce principalmente por una irritación en la garganta o de las vías respiratorias superiores. Así, entre las principales enfermedades o dolencias que pueden provocar una tos seca encontramos los resfriados, la gripe, enfermedades pulmonares, sustancias como el tabaco o el polvo (que irritan la garganta), alergias o determinados medicamentos. 

Por su parte, la tos productiva es la que extrae moco o flema de la garganta o de los pulmones, y se suele producir como síntoma de un resfriado común o gripe. 



¿Puede una tos seca llegar a convertirse en productiva?
En ocasiones, cuando se presenta una gripe o resfriado, podemos encontrar dos fases: Una inicial con tos seca, y una posterior más productiva, que se genera a medida que la gripe progresa y se genera mucosidad. 

¿Qué plantas medicinales nos pueden ayudar a aliviar la tos? Una vez más debemos distinguir entre los dos tipos de tos:

Para la tos seca: 
- El saúco, que es una planta ideal para calmarla, y además ayuda a reducir la inflamación de las vías respiratorias y contribuye a la sudoración. 
- El malvavisco, que se emplea en casos de irritación, alergias... pues tiene propiedades suavizantes, emolientes y antiinflamatorias. 



Para la tos productiva:
- Las hojas de hiedra, que reducen la mucosidad y ayudan a expulsarla. 

Por su parte, la Echinácea también se puede emplear para aliviar la tos en casos de gripes y resfriados, y ayuda a reducir el proceso de infección. 

En cualquier caso, si no tenemos muy claro qué tipo de tos padecemos, o se ha prolongado durante más de dos semanas, lo mejor es recurrir a un médico o especialista. 

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos