comunidades

Dieta para alergia o intolerancia a la leche de vaca



En este post te damos las claves para hacer una dieta adecuada en caso de alergia o intolerancia a la leche de vaca. En primer lugar, es necesario aclarar las diferencias entre ambas situaciones.

Alergia a las proteínas de la leche de vaca

La alergia a la leche de vaca es una reacción adversa del sistema inmunológico que se manifiesta con trastornos gastrointestinales (vómitos, diarrea), reacción cutánea (dermatitis atópica o urticaria) y en casos más graves puede producir anafilaxis.

Las principales proteínas alergénicas de la leche son la alfa S1-caseína y la beta-lacto-globulina. La caseína se utiliza en la elaboración de otros alimentos como productos derivados del cerdo (jamón curado, salchichas, salamis, etc.), mosto de uva sin fermentar, horchata de chufa, zumos de frutas, bebidas alcohólicas naturales, champán, etc.

Es muy importante buscar en las etiquetas si hay presencia de caseína en el producto. Puede aparecer con otros nombres: caseinatos (amonio, calcio, magnesio, potasio, sodio), proteína de suero de leche, proteína de leche, sólidos de leche, aromatizante de manteca artificial, lactoalbúmina, fostato de lactoalbúmina, lactoglobulina, lactosa.

Dieta sin proteínas de leche de vaca

En la siguiente tabla puedes ver cuáles son los alimentos que puedes tomar y cuáles debes evitar:

En este artículo te proponemos recetas con sustitutos de la leche de vaca y de otros lácteos para facilitarte la organización de tus menús. Si estás buscando algo mejor, que no sea leche de vaca, para desayunos y meriendas puedes comprobar las contraindicaciones y beneficios de las bebidas vegetales que te proponen en este artículo.



Intolerancia a la leche de vaca


La lactosa es el principal azúcar de la leche y de sus derivados. La intolerancia a la leche de vaca se produce por el déficit de lactasa, una enzima del intestino delgado que degrada la lactosa. Cuando la lactasa no funciona bien, la lactosa no digerida pasa al colon y las bacterias la descomponen formando ácidos, agua y gas, que son los que favorecen los síntomas (flatulencia, dolor abdominal, movimientos intestinales, diarrea, etc.)

El déficit de lactasa puede ser permanente o transitorio, provocado por infecciones, gastroenteritis o inflamaciones. La intolerancia puede ser total o parcial en función de la actividad de la enzima. Cuando existe una intolerancia a la leche de vaca se debe seguir una dieta personalizada en función de las circunstancias de cada uno.

Diagnóstico de la intolerancia a la lactosa

Test respiratorio de Hidrógeno

Es el principal método de diagnóstico. Mediante esta prueba se detecta la cantidad de hidrógeno en el aliento tras consumir una dosis de lactosa en función de la edad y el peso. Es necesario un periodo de ayuno de 6-12 horas dependiendo de la edad.

Se toman muestras de hidrógeno soplando en un recipiente cerrado. Se administra una solución de unos 25 g de lactosa en agua que se debe consumir en un tiempo determinado. A continuación, se van tomando nuevas muestras respiratorias cada 15- 20 minutos para analizar los niveles de hidrógeno, ya que las personas con intolerancia a la lactosa producen más hidrógeno en su respiración a causa de una mala absorción de la lactosa.

Dependiendo de la cantidad de hidrógeno que produzca el organismo, se determinará una intolerancia más o menos severa. La prueba dura 3-4 horas.

Test de tolerancia a la lactosa en sangre

Consiste en diversas extracciones de sangre que comprueban los niveles de glucosa en sangre. ¿Y por qué glucosa? Pues porqué cuando consumimos productos con lactosa la enzima lactasa descompone la lactosa en dos moléculas más pequeñas: la glucosa y la galactosa. Por lo que, tras consumir lactosa, los niveles de glucosa en nuestro organismo se incrementan, y si no es así, es que existe un déficit de lactasa y por consiguiente, una intolerancia a la lactosa.

Esta prueba es muy similar a la anterior, pero en lugar de extraer muestras respiratorias, las muestras son sanguíneas. La prueba requiere un ayuno de 8 horas. A continuación se debe ingerir una dosis de lactosa mezclada con agua. Tras 30 minutos se tomará una primera muestra de sangre que se repetirá tras 1 y 2 horas después. Si tu organismo tiene menos de 20 mg de glucosa por decilitro de sangre, existe una intolerancia a la lactosa.

Otras pruebas de Intolerancia a la leche de vaca

En la biopsia intestinal se extrae una muestra de mucosa intestinal para analizar los niveles de lactasa. La prueba se hace mediante una endoscopia, pero no es de las más fiables, ya que los niveles de actividad de lactasa pueden variar en función de la zona del intestino.

También existe un test genético para detectar variaciones genéticas en el ADN que indicarían una intolerancia a la lactosa. En el caso de los bebés, cuya alimentación es prácticamente a base de leche, se puede utilizar el análisis de pH en las heces para diagnosticar la intolerancia a la lactosa.

Dieta sin lactosa

Tras sospecha de intolerancia a la leche de vaca (lactosa), debes seguir una dieta estricta sin lactosa, al menos 10 días y si mejoran los síntomas, prueba a volver a introducir estos alimentos, pues podemos estar ante una intolerancia a la lactosa temporal, frecuente después de una gastroenteritis o de tratamiento con antibióticos.
Si empeoras con la reintroducción de lácteos, probablemente tengas una intolerancia a la leche de vaca (lactosa) más severa y que requiere una dieta sin lactosa durante meses o incluso para toda la vida.

Alimentos con lactosa Pueden contener lactosa

leche entera, semidesnatada, desnatada (vacam cabra, oveja, materna)

leche en polvo

batidos de leche

zumos con leche

queso fresco, semicurado, untable (el queso curado se tolera mejor)

yogur (contiene menos lactosa que la leche pero se le añade en el proceso de fabricación)

postres lácteos

salsas con leche (bechamel, mahonesa)

helados

bollería

Embutidos

Mantequilla

Caramelos

Medicamentos

Pan de molde

Déficits nutricionales en una dieta sin lácteos

Para compensar una menor ingesta de calcio, aumenta el consumo de sardinillas (enteras), verduras de hoja verde (acelgas, espinaca, col), legumbres (judìas, garbanzos, lentejas), frutos secos (cacahuete, pistacho, nuez), aceitunas, fresas, etc.
Como la lactosa favorece la asimilación del calcio, en algunos casos puede ser necesario un suplemento de vitamina D, sobre todo si eres mujer, estás en la menopausia o te han diagnosticado osteoporosis. Pregunta a tu médico o farmacéutico, con un sencillo análisis de sangre se puede detectar el déficit de vitamina D.
Te ha gustado este post sobre diferencias entre alergia o intolerancia a la leche de vaca?. Si quieres estar al día con nuestros consejos síguenos en  Facebook, Twitter, Pinterest o en nuestro canal de Youtube.

Otras alergias e intolerancias


Alergia al huevo

Intolerancia al gluten o Enfermedad celíaca

Alergia a los frutos secos

Alergia a frutas y verduras

Alergia a las legumbres

Alergia al pescado y marisco

Alergia al latex

Intolerancia a la fructosa y sorbitol

Histaminosis alimentaria

Restaurantes aptos para personas con alergias e intolerancias

Ebook dieta para Intolerancia a la lactosa

7,40€ Iva Incluído
MXN: 189.57$

USD: $7.88

ARS: $500.41

COP: $32,691.17

CLP: $6,874.88

UYU: $358.22



Fuente: este post proviene de Dieta Coherente, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

alergias información de interes

Cuando hablamos de la alergia a las proteínas de la leche de vaca, y de la intolerancia a la lactosa, estamos hablando de dos dolencias diferentes aunque con mucha frecuencia tienden a confundirse, e incluso a unificarse en una sola, la intolerancia a la lactosa. La alergia a las proteínas de la leche de vaca afecta al sistema inmunitario, que responde de una manera inmediata a esta sustancia o a ...

alergia leche alergia caseína alergia o intolerancia a la lactosa ...

La alergia a la proteína de leche de vaca (PLV), la caseína, se ha duplicado en los últimos 10 años en la población pediátrica, afectando al 8% (ver artículo) de los niños. Quienes la padecen saben lo peligroso que es que se confunda su ALERGIA con la INTOLERANCIA a la lactosa, que es algo de etiología bien diferente. La lactosa es el azúcar presente en los lácteos y derivados, y la intolerancia d ...

Has empezado a notar dolor de estómago cada vez que comes uno de tus platos favoritos. ¿Es una alergia alimentaria? ¿Más bien una intolerancia? Antes de atribuirlo a una reacción alérgica y comenzar a eliminar alimentos de tu dieta, es importante conocer las diferencias entre alergia e intolerancia alimentarias. Se trata de dos afecciones que suelen confundirse, ya que los síntomas pueden parecers ...

Artículos de nutrición intolerancia a la lactosa lactosa

¿Qué es la lactosa? La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en la leche (humana, de vaca, de cabra y de oveja) y en sus derivados. Se puede encontrar en otros productos como aditivo alimentario, por ejemplo: carnes procesadas, patés, margarinas, salsas, embutidos, helados, sopas instantáneas, comidas preparadas… También en medicamentos. ¿En qué consiste la intolerancia a la lactosa? ...

general alimentación alergias ...

¡Hola a todos! Toda la vida ha habido personas con alergias a determinados alimentos, al marisco, a los frutos secos? y últimamente estamos oyendo mucho hablar de la intolerancia a la lactosa, al gluten? Pero? ¿es lo mismo una intolerancia que una alergia? ¿En qué se diferencian? ¿Intolerancia o alergia? Eso es justo lo que voy a intentar aclarar hoy con esta entrada. Intolerancia alimentaria: ...

nutrición

Hace cinco años que desarrollé intolerancia a la lactosa. Tenía 27 años por entonces y llevaba toda mi vida bebiendo leche. Vamos, que yo era de los de un Cola Cao cada noche. Nunca me había sentado mal hasta ese momento. Pero padecí un problema gastrointestinal (un parásito feo como él sólo que me destrozó la flora intestinal, el muy desgraciao), y a partir de ahí, mi organismo dejó de producir l ...

intolerancia a la lactosa lactasa sintomas de la intolerancia a la lactosa ...

La enfermedad que se caracteriza por la poca o nula producción de la enzima que procesa el azúcar procedente de la leche se conoce como intolerancia a la lactosa y es mas común de lo que todos piensan. Los síntomas en algunos casos pueden presentarse por mínimas cantidades de lactosa mientras que en otros, por el contrario, se necesitan grandes cantidades para notarlo al tener un umbral de sensibi ...

dieta dieta de reintroducción intolerancia ...

¡Buenas tardes Pretty Pasteleros! ¿Cómo estáis? Hoy os traigo una entrada muy diferente. Lamentablemente no voy a colgar ninguna receta Pretty Pastelera (Ooooooh...) pero os voy a hablar sobre un tema que creo que os interesará mucho. Como sabréis, la mayoría de las recetas que podéis encontrar en Pretty Pastelitos son sin lactosa. El motivo es sencillo, en agosto de 2015 me diagnosticaron intole ...

Alimentos/Plantas/Suplementos Enfermedades Intolerancia a la lactosa ...

La intolerancia a la lactosa se produce en caso de deficiencia de la enzima lactasa, y se manifiesta cuando falla parcial o totalmente la enzima capaz de romper la lactosa en glucosa y galactosa. Este fenómeno también se conoce como hipolactasia. La lactosa es el azúcar principal en la leche (la leche de vaca , cabra, burro, así como la leche materna) también está presente en otros productos lácte ...

Alimentos y nutrición Ciencia estudios y tecnología ...

En los últimos años ha aumentado el número de personas con intolerancia a la lactosa, sobretodo en edades tempranas, y cada vez es más frecuente que alguien de nuestro entorno sufra este trastorno. Algunas personas pueden pensar que es algo “de moda”, que antes no se oía, pero los datos muestran que ya en época de Hipócrates, en el año 400 A.C. se describen una serie de síntomas intestinales en al ...