Consejos contra el calor

verano


Llegó el verano, con él las temperaturas sofocantes propias de esta época y nuestro organismo tiene unos mecanismos para luchar contra ellas, sin embargo, se puede dar el caso en el que estos mecanismos fallen y nuestro cuerpo no sea capaz de compensar las variaciones de la temperatura corporal, pudiendo causar serios problemas de salud e incluso la muerte.

Por todo ello, es de vital importancia protegerse de manera adecuada frente al calor, sobre todo aquellas personas más sensibles a él como niños, ancianos y enfermos crónicos. Tomar nota de estos útiles consejos:
 

Hidratación

 - Es de vital importancia beber abundantes líquidos, aunque no sienta sed e independientemente de la actividad física que realice.

 - No hay que abusar de los líquidos que contengan cafeína o grandes cantidades de azúcar ya que, en realidad, crean el efecto contrario al deseado al hacer perder líquido corporal extra. 

-  Evita el alcohol

 - En la nutrición también está la clave para una buena hidratación. Por ello, es recomendable hacer comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas,      verduras, zumos...). 

 - Refrescarse con una ducha, un baño o simplemente mójate.

 

verano

 

Aire libre

 

 - Protégete la piel, la cabeza y cuerpo en general de la exposición directa al sol.

 -  Es recomendable usar ropa clara, ligera, holgada y que deje transpirar. 

 - Si no se puede evitar salir en las horas de más calor, es importante protegerse del sol llevando sombrero, gafas de sol y protector solar con un índice de protección mínimo de 15 que deberá aplicarse aproximadamente media hora antes de salir para que lleve a cabo su función correctamente. 

 - Permanezca el mayor tiempo en lugares frescos, a la sombra o climatizados. 

 - Evita en la medida de lo posible la realización de esfuerzos físicos en las horas de más calor. Igualmente, si lo que quieres es realizar alguna actividad física o deportiva es aconsejable limitarla a las primeras horas de la mañana o al atardecer. No olvides tras haber llevado a cabo la actividad reponer los líquidos perdidos de forma adecuada.

 

verano

 

En casa

 - Baja las persianas cuando el sol incida directamente sobre las ventanas y ciérralas cuando la temperatura exterior sea alta.

 - Puedes ayudarte de ventiladores y aire acondicionado para refrescar el ambiente, eso sí, siempre con un uso racional de los mismos.

- Siguiendo estas sencillas medidas conseguirás aliviar de forma eficaz los efectos nocivos producidos por las altas temperaturas y disfrutarás del verano con total tranquilidad. No obstante, no dudes en consultar con tu médico cualquier síntoma que pueda estar relacionado con el calor, tu salud te lo agradecerá.

Agradecimientos: Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad de España.
Imágenes (por orden de aparición): Rob124/Flickr, Oslo In The Summertime/Flickr y ultracuerpo/Flickr.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: