comunidades

Champús sin parabenos. 6 beneficios de usar naturales libres de químicos

Los champús orgánicos, naturales, libres de químicos y parabenos, se están convirtiendo en productos atractivos y populares para las personas, ya que además de estar más consiente de cómo pueden impactar positivamente nuestras vidas, su uso constante es capaz de mejorar significativamente la apariencia de nuestro cabello, sin tener que poner en riesgo nuestro cuerpo exponiéndolo a sustancias químicas nocivas.



Pero ¿Cuáles son realmente los beneficios que nos aportan los champús naturales? Si quieres enterarte cuales, y cómo actúan a favor de la salud de tu cabello y tu piel, te invito a continuar leyendo.

Por qué usar champús libres de químicos y parabenos

Más allá de solo ser ecológicamente consiente, los champús libres de químicos y parabenos aportan muchos beneficios que lo destacan de los demás.

Seguramente te has pregunta por qué si llevas mucho tiempo luchando con el control de tu cabello, nunca has podido conseguir un pelo naturalmente suave, brillante, sedoso y en ocasiones libre de caspa.

La respuesta, puede estar en todos esos químicos que contiene tu champú habitual, el cual puede estar impidiendo que tu cabello sea vea y se sienta saludable.

Beneficios que te brinda el uso frecuente de los champús libres de químicos y parabenos

Elegir champús libres de químicos y parabenos más allá de vivir una vida limpia y verde, ofrece opciones no toxicas que mejorarán significativamente tu cabello. Aquí te dejo alguna:

1. No más irritación en tu cuero cabelludo

La mayoría de los champús regulares que están en el mercado, contienen tres sustancias químicas principales: lauril sulfato de sodio (SLS), laureth sulfate de sodio (SLES) y parabenos.

Los dos primeros SLS y SLES son químicos especiales para hacerlos espumar y sentir esa sensación de burbujas encantadora. Los parabenos se utilizan como conservantes.

Pero, estos tres productos químicos suelen ser muy abrasivos y en ocasiones causar reacciones alérgicas e irritación de la piel.

Es posible que los champús naturales no produzcan tanta espuma como los champús comerciales tradicionales, pero sentirás la diferencia después el primer lavado.

¿Por qué?, porque estos productos no arrancarán del cabello todos sus aceites naturales. Por lo que tu pelo se sentirá desacostumbrado la primera vez que los uses, pero esto solo significa que los químicos que están actuando están siendo reemplazados por ingredientes naturales.

Después de una o dos semanas de estar libre de los fuertes químicos, comenzarás a notar tu cabello más brillante y suave que nunca.

2. Son adecuados para todo tipo de cabello



Me imagino que te sucede como a la mayoría de las personas. Inviertes horas en la tarea agotadora de encontrar el champú perfecto para ti, en el supermercado o salón de belleza.

Lees y relees etiquetas que dicen: para cabello mixto, control de caída, puntas grasas o quebradizas, extra largo o fino, etc.

Los champús naturales u orgánicos son excelentes, porque tienes todo lo que necesitas directamente de la naturaleza.

Si tienes cabello teñido, seco, dañado o graso, los champús  naturales son perfectos para ti.

Asimismo, para las personas que son especialmente alérgicas a ciertos químicos existen champús sin fragancias artificiales, ni agentes sintéticos.

3. Combate las infecciones bacterianas de la piel

Los champús naturales, elaborados con aceites, como por ejemplo del árbol de té, son excelentes limpiadores para el cabello.

El aceite funciona, eliminando las células muertas de la piel, por lo que las bacterias que se alimentan de él se extinguen.

Este tipo de champú posee una poderosa propiedad antibacteriana y antimicrobiana, la cual evita cualquier infección en el cuero cabelludo que pueda aparecer en tu camino.

Asimismo, reduce la cantidad de descamación, olor, bacterias que puedas tener.

4. Previenen la caída del cabello

A nadie le gusta perder el pelo. No hay nada que te haga sentir tanto pánico, que ver tus mechones de cabello alrededor del desagüe de la ducha.

Con la ayuda de los champús libres de químicos y parabenos, los nutrientes para el cabello se reponen, ya que los poros ubicados en el cuero cabelludo no están obstruidos, y los nutrientes son libres de entrar y trabajar en las raíces de tu pelo, manteniéndolo más grueso, fuerte y saludable.

5. Combate la caspa

La caspa es una condición del cuero cabelludo, en la que se produce un exceso de grasa en la piel, que luego crea una infección en esa zona.

El resultado es una gran cantidad de descamación producto del picor.

Además, los poros se obstruyen por el exceso de aceite y se inflaman.

Los champús naturales, son particularmente efectivos para reducir la producción de aceites y destapar los poros del cuero cabelludo.

6. Mimar el planeta

Los champús naturales libres de químicos están hechos de materiales biodegradables, lo que significa que se volverán a descomponer en la naturaleza sin causar contaminación.

7. Puede que ya no necesites acondicionador

Los champús naturales, ya que contienen aceites acondicionadores que dejan el cabello suave, es muy posible que ya no necesites de acondicionadores.

Período de transición al cambiar por champús libre de químicos y de parabenos



La principal diferencia que notarás sobre el champú tradicional es que no hace espuma de la misma forma en que lo hacía tu champú anterior, ya que esos agentes espumantes no están allí.

Esto no significa que no se esté limpiando el cabello o que necesite usar más champú de lo habitual.

Por lo que se sugiere, agregar un poco de agua después de comenzar a aplicar tu champú natural para ayudar a crear una espuma.

Al principio, puedes sentir que tu pelo es más grasoso y más pesado de lo normal. Ante esto, te recomiendo asegurarte de enjuagar bien el cabello, ya que cualquier champú residual puede hacer que tu pelo se sienta más pesado.

Sin embargo, después de unos pocos lavados, tu cuero cabelludo irá adaptando y probablemente encontrarás, la textura del cabello más sana y equilibrada, con menos aceite en las raíces y las puntas húmedas.

Incluso podrás notar un cabello más grueso y abundante, ya que algunas personas pueden experimentar un mejor crecimiento del cabello como resultado del cambio.

Eligiendo el champú adecuado

Lo primero que debes tener en cuenta es, buscar ingredientes que se derivan naturalmente. En otras palabras, están hechos de cosas que se encuentran en la naturaleza, como fragancias derivadas de plantas y frutas.

Asegúrese de que la etiqueta no contenga más de 9 ingredientes; ya que es probable que contengan ingredientes sintéticos dañinos.

Hay algunos componentes específicos que se debes evitar al comprar.

Como ya te mencionamos productos que estén libres de parabenos y ftalatos, ya que actualmente existe conservantes naturales y efectivos, así como y fragancias orgánicas que eliminan la necesidad de usar estos ingredientes.

Puedes buscar alternativas a los parabenos, como champús que contengan ingredientes tales como etilhexilglicerina (que es derivado de las plantas) o fenoxietanol, o un alcohol éter de origen natural.

También, puedes optar por evitar los agentes espumantes, como los sulfatos, que te mencioné anteriormente, ya que tu champú no debe ser exageradamente burbujeante para funcionar.

No tengas miedo de probar unos cuantos champús naturales diferentes hasta que encuentres el producto más adecuado para ti.

Los resultados variarán de una persona a persona, pero lo cierto es que es posible tener un cabello suave y rejuvenecido sin poner en riesgo tu salud con sustancias químicas dañinas y sintéticas que se absorbemos a través de los poros de nuestra piel.

The post appeared first on sintoxicos.info.

Fuente: este post proviene de sintoxicos.info, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Sin categoría

Recomendamos