comunidades

Tratamientos de las varices (VIII): VenaSeal® y ClariVein®

En los últimos años, persiguiendo siempre el objetivo de una menor agresividad e invasividad en el tratamiento de las varices, se han desarrollado nuevas técnicas basadas en los mismos principios que explicábamos en la entrada anterior: empleo de punción-catéter para navegar por dentro de la variz, guía visual por ultrasonidos, lesión controlada de la variz desde el interior de la misma (endoluminal), empleo mínimo de anestesia (local), procedimiento ambulatorio, etc. Pero sobre estas ventajas se ha pretendido añadir una más todavía, que es la posibilidad de efectuar el procedimiento prácticamente sin anestesia, y eventualmente incluso fuera de un quirófano (en una salita medicalizada).

El punto clave en esta evolución se basa en buscar un método que permita un daño controlado de la variz similar, pero sin necesidad de emplear calor; de este modo, si no existe liberación de calor tampoco necesitaremos rellenar los alrededores de la vena con líquido anestésico para absorberlo, y por lo tanto le ahorraremos al paciente unas cuantas punciones de anestesia.

Las técnicas que existen en el año 2018, con resultados científicos validados a medio plazo son, fundamentalmente, dos: el empleo de adhesivo y la ablación mecánico-química.

Adhesivo (VenaSeal® )

Existen diversas casas comerciales que implementan el tratamiento con adhesivos, pero menciono expresamente el VenaSeal® (de la casa Medtronic®) porque a fecha de hoy es la que más estudios presenta que avalan su eficacia y seguridad, y es la de uso más extendido.

La primera parte del tratamiento es común a los que explicamos en el apartado anterior: introducimos un catéter (un tubito largo y fino) en la vena a través de una punción o una pequeña incisión, bien a nivel del tobillo, bien junto a la rodilla (con el auxilio del ecógrafo) y subimos por dentro de la vena el catéter hasta poco antes de la desembocadura de la vena safena interna en la vena femoral (en la ingle).

VenaSeal




A continuación, a través de un mecanismo de control muy preciso vamos liberando un pegamento de alto poder adhesivo en el interior de la vena (de hecho, el adhesivo que empleamos es cianoacrilato, el mismo componente que el del famoso Loctite®, pero según las explicaciones del fabricante preparado de una manera que resulte perfectamente biocompatible hasta el extremo de poder ser liberado dentro de una vena). Este cianoacrilato provocará no solamente que las paredes de la variz se adhieran, sino también las dañará para provocar que acaben reconvirtiéndose en una cicatriz que eventualmente se reabsorberá con el tiempo.

En cuanto al cianoacrilato empleado, la cantidad es bajísima, y de acuerdo con el fabricante es reabsorbido por el organismo en el plazo aproximado de un año.

La etapa post-procedimiento es generalmente muy llevadera, precisando pocos días de soporte con la media elástica (algunos cirujanos incluso prefieren no emplearla, aunque yo personalmente opino que ayuda mucho y no causa ningún daño) y reincorporación inmediata a las actividades habituales. Sin embargo, cabe destacar que un cierto número de pacientes puede presentar dolor en la zona de la vena tratada debido a la inflamación que se genera durante los primeros días. En tal caso se suele controlar sin problema con medicación antiinflamatoria.

Los estudios que tenemos de seguimiento a medio plazo (2 años) son optimistas con respecto a esta técnica, y arrojan unos resultados similares a los procedimientos con láser y radiofrecuencia.

A continuación, el video oficial de la empresa Medtronic® (como hemos dicho, el fabricante de VenaSeal@), que ilustra el procedimiento:



Ablación mecánico-química o MOCA (ClariVein® )

En este caso menciono aquí explícitamente el nombre comercial del dispositivo con el que se lleva a cabo el procedimiento porque es la denominación más conocida, y porque es el único fabricante hasta el momento que desarrolla esta técnica.

La primera parte del procedimiento es también común a los anteriores: introducimos un catéter en la vena a través de una punción o una pequeña incisión, bien a nivel del tobillo, bien junto a la rodilla (con el auxilio del ecógrafo) y subimos por dentro de la vena el catéter hasta poco antes de la desembocadura de la vena safena interna en la vena femoral (en la ingle).

ClariVein




Una vez situados en el lugar apropiado, el catéter emplea un ingenioso mecanismo a través del cual la punta empieza a rotar a muy alta velocidad, “pelando” la capa interior de la vena (el endotelio) de una forma absolutamente indolora, y a la vez inyectando el mismo fármaco que empleamos para la escleroterapia (polidocanol), sólo que al ser liberado por una punta que gira a tal velocidad, la fuerza centrífuga lo incrusta dentro de la pared de la variz, aumentando muchísimo su eficacia. La vena se contrae y se ocluye, de un modo similar a los tratamientos anteriores.

A pesar de emplear solamente anestesia local para el punto de punción, a lo largo del recorrido que está siendo tratado el paciente solo siente una leve vibración (similar a la sensación de tener un teléfono móvil vibrando en el bolsillo del pantalón); puntualmente se puede notar algún pequeño tirón pero, en lineas generales, es también una técnica indolora.

Al igual que la anterior, los estudios que tenemos de seguimiento a medio plazo (2 años) son optimistas y arrojan unos resultados similares a los procedimientos con láser, radiofrecuencia y VenaSeal®.

A continuación el video oficial de la propia casa Vascular Insights® (fabricante de ClariVein®), que ilustra el procedimiento. Está explicado en perfecto inglés, pero si habéis ido siguiendo el “cursillo” hasta aquí, estoy seguro de que no tendréis ninguna dificultad en comprenderlo:



Si tienes interés en conocer mejor esta enfermedad, sus causas, consecuencias, cómo se trata y, mejor aún, cómo podemos prevenir su aparición, lo tienes todo explicado de una forma muy amena en el libro electrónico VARICES: lo que debes saber.

Fuente: este post proviene de arañas vasculares, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos