comunidades

Tratamiento de fracturas vertebrales con SpineJack

Tratamiento de fracturas vertebrales con SpineJack


En las fracturas vertebrales por compresión, el tratamiento tradicional es la cifoplastia, pero el potencial de esta técnica para restaurar la altura vertebral está limitado por la pérdida de la altura que se produce cuando se desinfla y retira el balón. La técnica moderna es el uso del SpineJack.

Se trata de un instrumento que también se inserta percutáneamente pero luego se deja dentro del cuerpo vertebral después de su expansión para reducir la fractura, evitando así la pérdida de corrección antes de la inyección de cemento.

Los resultados obtenidos en los últimos 10 años demuestran que SpineJack proporciona beneficios tanto inmediatos como a largo plazo en términos de alivio del dolor, la recuperación funcional, y el mantenimiento de la restauración de la altura vertebral.

Evolución de los procedimientos de fracturas vertebrales por compresión

La vertebroplastia (VP), también conocida como aumento vertebral (AV) y cifoplastia con balón, se ha utilizado durante más de 30 años para el tratamiento de las fracturas por compresión vertebral osteoporótica.

La AV sin formación de cavidades con balón funciona porque permite que el cemento fluya a lo largo de las líneas de fractura, pero generalmente no puede restaurar la altura vertebral ni corregir la angulación.

La evolución del uso de la expansión con balón unilateral o bilateral seguida de inyección de cemento, conocida como cifoplastia con balón, en comparación con la vertebroplastia simple o el aumento vertebral (AV), fue para restaurar mejor la altura vertebral y corregir la deformidad cifótica asociada.

Técnicamente, el balón se usa para dilatar y expandir el área fracturada osteoporótica, pero luego se retira. La fractura vertebral conminuta se empuja alrededor del globo y esta área “dilatada” se rellena con cemento óseo de polimetilmetacrilato (PMMA) para tratar de mantener la corrección de altura.

Finalmente, la técnica más reciente utiliza el SpineJack, que se inserta y no se retira del cuerpo vertebral después de su expansión manteniendo la corrección, incluso antes de la inyección de cemento.

Diagnóstico de fractura vertebral

La deformidad y el desarrollo de fracturas a nivel adyacente en y por encima de estas fracturas osteoporóticas son problemas importantes a largo plazo, que se observan comúnmente en la unión toraco-lumbar.

Los estudios anatómicos muestran que las fracturas osteoporóticas por compresión vertebral son esencialmente fracturas trituradas de las vértebras en forma de “cáscara de huevo” que afectan inicialmente a las placas terminales corticales con progresión a varios grados de compresión y colapso del cuerpo vertebral.

Muchas fracturas también tienen hendiduras vertebrales que se pueden identificar en imágenes de resonancia magnética (RM) o tomografía computarizada (TC) que se consideran un signo claro de microinestabilidad y si la hendidura no se rellena con cemento, la fractura puede continuar colapsando progresivamente.

Tratamiento de las fracturas por compresión con SpineJack

El sistema SpineJack, desarrollado originalmente en Europa, es un avance más del concepto implantable, que utiliza dos implantes de titanio alineados expandibles y de tamaño específico.

Cada implante se extiende por delante y en línea con el pedículo, proporcionando soporte lateral. Los dos implantes luego se extienden hasta justo fuera del centro anteriormente, a cada lado de la línea media, agregando soporte anterior adicional.

Al expandir el implante, es posible “levantar” simétricamente la placa terminal superior colapsada, reduciendo el colapso y manteniendo la corrección de altura de manera más consistente, en comparación con la cifoplastia.

Usando un sistema bilateral, la vértebra fracturada obtiene un soporte mecánico interno significativo tanto lateral como anteriormente, que es el punto máximo de colapso y deformidad en cuña posterior.

Los estudios de seguimiento, demostraron que la corrección de altura inicial obtenida con SpineJack se mantiene, especialmente en el centro de la fractura del platillo terminal, se asocia con menos deformidad, se utiliza menos cemento que con otras técnicas y la incidencia de fracturas adyacentes es significativamente menor.

¿Cómo es el procedimiento?

El primer paso para utilizar los implantes es medir la vértebra fracturada para determinar el tamaño adecuado y asegurarse de que no haya una conminución (rotura) extensa del pedículo o de la pared vertebral posterior.

Se realizan radiografías de tomografía computarizada (TC) o de resonancia magnética (RM) en proyecciones sagital, axial y coronal para evaluar la integridad de la pared vertebral posterior, el pedículo y la profundidad de la vértebra anterior desde la base del pedículo y el diámetro del pedículo.

Las mediciones precisas del tamaño del pedículo cortical interno y la profundidad de la vértebra en una línea proyectada desde la parte antero-medial a más posterior-lateral de la vértebra ayudarán a planificar dónde se colocará el implante en línea con el pedículo.

Esto, a su vez, permite el dimensionamiento exacto del SpineJack originalmente cerrado para que pueda pasar a través del pedículo y se coloque correctamente para proporcionar soporte a lo largo de la longitud máxima de la placa terminal fracturada y también centrado debajo de la placa terminal fracturada.

Tamaños del implante SpineJack

Los implantes vienen en tres diámetros diferentes para su inserción en el pedículo con tamaños de 4.2, 5.0 y 5.8 mm, utilizando el diámetro cortical interno del pedículo como factor determinante del tamaño.

Cuando está completamente abierto, cada dispositivo tiene diferentes alturas y longitudes, que varían desde 14,0 mm, 19,0 mm hasta 20,0 mm. Las fuerzas de elevación se han calculado y se reflejan como resistencias a la carga de compresión descritas como fuerza en newtons.

Fuerzas de elevación del SpineJack


Conclusión

Las fracturas tratadas con implantes vertebrales SpineJack, combinados con cemento óseo, demuestran que es posible no solo restaurar la altura vertebral más cerca de lo normal, sino también obtener y mantener una mejor corrección gracias a los implantes equilibrados.

La experiencia clínica a largo plazo con este implante durante 10 años, en comparación con la cifoplastia con balón, ha demostrado que estas correcciones se mantienen mejor y se asocian con un menor dolor espinal a largo plazo y, lo que es más importante, una regresión significativamente menor de la corrección de la altura y el desarrollo de adyacentes.

The post appeared first on Columna Vertebral.

Fuente: este post proviene de Columna Vertebral, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La neurociencia es el estudio del sistema nervioso y cómo está estructurado. El sistema nervioso incluye el cerebro, la médula espinal y las células nerviosas. Al estudiar el sistema nervioso, los neu ...

La Magnetoterapia es una forma de medicina alternativa que utiliza campos magnéticos para tratar afecciones médicas. La terapia de campo magnético utiliza diferentes tipos de imanes en el cuerpo para ...

La pseudoartrosis es un hueso roto sin cicatrizar, también conocido como neoartrosis. Por lo general, los huesos dañados o rotos se curan con el tiempo formando tejido óseo nuevo que conecta las parte ...

Etiquetas: Actualidad

Recomendamos