Blog de EDF Idea guardada 5 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

Superar el miedo a hablar en público

Yo hace muchos años tenía miedo a hablar en público. Tan solo mirar por la tele a políticos dar discursos me ponía ansioso porque pensaba: "Yo eso no lo podría hacer y como psicólogo debería ser capaz de dar conferencias"... Una vez en una presentación en la universidad me quedé sin voz de los nervios... se me fue apagando hasta quedarme solo un hilillo... qué vergüenza pasé!
Pero ahora todo eso se desvaneció. Me encanta dar conferencias; doy una media dedos charlas o sesiones formativas a la semana durante todo el añoy lo disfruto mucho (en mi web www.rafaelsantandreu.es salen las fechas de las conferencias gratuitas en Barcelona).
¿Cómo lo hice?
Está todo en el coco.
Me preparé mentamente durante unas semanas -con intensidad- convenciéndome a mí mismo de lo siguiente:

a) Si la charla sale mal, mala suerte, pero no es el fin del mundo: esta noche me iré a cenar con mis amigos igual y disfrutaré de la vida!
b) No necesito la aprobación de toda la gente y menos de desconocidos que vienen a las charlas
c) El valor de las personas está básicamente en nuestra capacidad de amar; no de dar conferencias bien... La gente me debería querer por mi capacidad de amar y muchos lo harán (otros no, pero se confunden...)
d) De hecho, no necesito dar conferencias para ser una persona feliz y valiosa; si no me salen bien, pues lo dejo de hacer y punto!

Esto te lo tienes que meter en el coco "a presión"; debes convencerte con los máximos argumentos posibles hasta hacer de ello tu filosofía primordial; hasta que no lo dudes... entonces, mágicamente, dejas de tener miedo. Ya te digo, en próximos posts explicaré más detalles de la terapia cognitiva y se podrá entender mejor. Pero básicamente, se trata de tener una buena filosofía interna para que tus emociones sean acordes...
Un beso!!!
Rafael Santandreu, psicólogo(www.rafaelsantandreu.es)

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos