comunidades

Psoriasis: Causas, tipos, síntomas y tratamientos

PSORIASIS



Psoriasis: Los griegos fueron los primeros en describir la psoriasis, enfermedad que en esos tiempos de la antigua Grecia, compartió estigmas con otras enfermedades como la lepra al no poder ser diferenciada de ésta.  No fue hasta el siglo XIX que de la mano de dermatólogos europeos se consiguió diferenciar la psoriasis de la lepra, pero a día de hoy todavía no se conocen sus causas, ni se ha encontrado una cura a esta enfermedad.

psoriasis piel




¿QUÉ ES LA PSORIASIS?

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel y además bastante común. Se caracteriza por seguir un curso de erupciones con periodos en que los síntomas son graves, y periodos de remisión, en los que los síntomas son moderados o inexistentes.

Esta enfermedad está extendida por todo el mundo y afecta tanto a hombres, como mujeres por igual y en todas las edades. Sin embargo, es mucho más frecuente en la población de raza blanca de Europa, Canadá y Estados Unidos, y poco frecuente en orientales, individuos de raza negra, en índigenas del norte, centro y sur del continente americano.

Se sabe que la psoriasis es una enfermedad inflamatoria autoinmune cuyo origen está en un trastorno del sistema inmunológico. En este caso, se produce un descontrol del sistema inmune que provoca que las células que forman la última capa de la piel (queratinocitos), crezcan mucho más rápido de lo normal dando lugar a las placas psoriásicas.

Se calcula que en España más de 1 millón de personas sufren psoriasis



PSORIASIS Y EL SISTEMA INMUNITARIO

El sistema inmunitario es el responsable de protegernos frente a las enfermedades pero en el caso de la psoriasis, se activa de una forma excesiva causando problemas.

En las personas que tienen esta enfermedad, un tipo de glóbulos blancos denominados células T, se activan más de la cuenta, causando ciertas respuestas inmunitarias como la hinchazón y el reemplazo de las células de la piel.

Las células de la piel crecen en las capas más profundas de la piel y van desplazándose lentamente hasta la superficie. Esto es lo que conocemos como renovación celular, un proceso que tarda en realizarse aproximadamente un mes.

Sin embargo, con la psoriasis la renovación celular tarda apenas unos tres días aproximadamente, con lo que las células suben a la superficie de la piel demasiado rápido y se acumulan allí, haciendo que la piel se vea roja y con escamas.

datos sobre la psoriasis


La psoriasis, una enfermedad crónica de la piel que puede llegar a ser discapacitante

CAUSAS DE LA PSORIASIS

Como decíamos, la psoriasis es una enfermedad autoinmunitaria que no tiene cura a día de hoy y por lo tanto es crónica.

Se cree que sus causas pueden tener varios orígenes:

– Genética: Los estudios revelan que en la mayoría de los casos esta enfermedad se hereda. Se cree que ciertos genes pueden estar ligados con la psoriasis pero no se sabe exactamente por qué se produce esta condición.

– Infecciones: Muy a menudo las infecciones participan en la aparición de los síntomas. Algunas bacterias como los estreptococos, son los patógenos más frecuentes en relación con esta enfermedad. También se sabe que el virus del VIH, aunque no es una causa directa de la psoriasis, aumenta la probabilidad de que aparezcan casos de psoriasis más graves en personas que ya tienen la enfermedad.

– El estrés fisiológico puede desencadenar los brotes de la psoriasis y empeorar la enfermedad.

– Medicamentos: Algunos fármacos, el litio y medicamentos contra la malaria y la presión arterial, pueden desencadenar la psoriasis. También, la interrupción repentina de un tratamiento para la psoriasis puede conllevar a nuevos brotes que pueden ser más severos.

Diferentes tipos de psoriasis

La psoriasis se puede clasificar según su extensión, según su localización o en función de la forma clínica en la que se presenta. Una misma persona puede presentar varios tipos de psoriasis, por lo que es importante conocer el tipo de psoriasis y su extensión.çç

Psoriasis de placas

Se trata de la psoriasis común, la forma más frecuente de esta enfermedad que supone en torno al 80%  de los casos.  Se manifiesta con lesiones de color rojo que pueden estar recubiertas por una capa de piel escamosa. Debido a la inflamación se ven más elevadas que resto de la piel y se pueden encontrar en codos, rodillas, en el cuero cabelludo o en las lumbares.

Psoriasis gutata

Se caracteriza por lesiones en gota, puntos pequeños y coloreados que aparecen en el cuerpo o en las extremidades y que normalmente no están elevados.  Este tipo de psoriasis aparece por primera vez en la infancia o en los primeros años de la edad adulta y a menudo desaparece repentinamente. Suele estar provocada por infeciones de las vías respiratorias superiores como la faringitis.

Psoriasis inversa

Aparece con lesiones de color rojo brillante y lisas en las zonas donde la piel forma pliegues como las axilas, las ingles, bajo los pechos, bajo las nalgas y también en aquellas zonas donde la piel puede irritarse por fricción o sudoración.

Psoriasis pustular

Este tipo predomina en adultos y se caracteriza por la aparición de ampollas de pus, pero no infecciosas. Los brotes pueden aparecer como consecuencia del consumo de medicamentos, infecciones, estrés o ciertas sustancias químicas.

Psoriasis eritrodérmica

La psoriasis eritrodérmica tiene una naturaleza inflamatoria y con frecuencia, afecta a la mayor parte de la superfície corporal. Produce un enrojecimiento generalizado de la piel que tiene como resultado el desprendimiento de grandes láminas causando dolor y molestias graves. Puede aparecer también como consecuencia de tener otro tipo de psoriasis que no esté bien controlado. Puede ser muy grave por lo que ante su aparición o la aparición de un brote, se debe consultar con el médico de inmediato.

Síntomas de la psoriasis



La psoriasis causa lesiones o placas de piel gruesa, enrojecida y con escamas que pueden producir picor o dolor.

Pueden salir en cualquier parte del cuerpo, aunque lo hacen con más frecuencia en codos, rodillas, piernas, cuero cabelludo, espalda, rostro, palmas de las manos y plantas de los pies. También lo puede haer en las uñas de manos y pies, en los genitales y en el interior de la boca.

Las placas de piel afectada por la psoriasis son distintos a los típicos de la piel seca, conocidos como xerosis, y se clasifican como eritroescamosos ya que intervienen los vasos sanguíneos de la piel y las capas más profundas de la epidermis.

Factores desencadenantes de los brotes de la psoriasis

La psoriasis puede producirse o agravarse por los siguientes factores, sobre todo en aquellas personas que tienen predisposición genética:

Traumatismos físicos, heridas en la piel

Reacciones a la luz ultravioleta, quemaduras solares

Activación de las defensas ante infecciones víricas o bacterianas

Ejercer presión o fricción intensa y continua sobre la piel

Consumo de algunos fármacos contra el dolor, inflamación o presión arterial

Estrés emocional

Cambios hormonales (embarazo, hipotiroidismo, diabetes…)

Cambios de clima o de estación, sobre todo ante los climas fríos y con periodos cortos de luz

Fumar o beber alcohol

¿La psoriasis es contagiosa?

Aunque muchas personas creen que la psoriasis es contagiosa, no lo es. No se transmite de una persona a otra y por tanto, no es contagiosa.

La única forma de transmitir esta enfermedad de una persona a otra es por su componente hereditario. Las posibilidades de tenerla es de un 41% cuando ambos padres la padecen y de un 14% si sólo uno de los progenitoris sufre psoriasis.

Lo que si puede tener esta enfermedad es un impacto negativo en el bienestar de los pacientes debido al miedo al rechazo social y a la vergüenza asociada a las lesiones cutáneas.

Psoriasis tratamientos


Aunque la psoriasis no tiene cura, existen diferentes tratamientos que en la mayoría de los casos permiten mantener los síntomas controlados, con lo que los pacientes pueden llevar una vida completamente normal.

Por lo general, los tratamientos para la psoriasis se centran en tres áreas:

Terapias no sistémicas:

Mediante terapias tópicas que se aplican de forma localizada sobre las lesiones y fototerapia que consiste en la aplicación de terapias de luz ultravioleta disponible en consultas especializadas.

Los tratamientos tópicos incluyen emolientes, queratolíticos, esteroides tópicos, preparados de brea, análogos de vitamina D y análogos de vitamina A, que se aplican directamente sobre las plaas localizadas. También hay champús y lociones para tratar la psoriasis del cuero cabelludo y suelen ser suficientes para aquellos casos leves o moderados de psoriasis.

 

Terapias sitémicas:

Consisten en la administración de medicamentos  ya sea en comprimidos o inyecciones que ayudan a controlar la inflamación.  Estos fármacos reducen la actividad inflamatoria, mejorando los síntomas de la piel durante los brotes.

Antes de recurrir a este tipo de tratamientos es necesario realizar una analítica de sangre  y revisar la tensión arterial con frecuencia.

 

Terapias biológicas:

Se trata de medicamentos elaborados a partir de células humanas o animales y que actúan en el sistema inmunitario. Este tipo de terapias se administran mediante inyecciones subcutáneas o infusiones intravenosas.

Los beneficios de estas terapias han supuesto un avance importante en el tratamiento de la psoriasis. Deben mantenerse de forma prolongada ya que suspender el tratamiento de forma repentina suele conllevar a la reaparición de los brotes.

La efectividad de los diferentes tratamientos depende de varios factores como:

Tipo de psoriasis y su gravedad

Estilo de vida

Equilibrio entre riesgos y beneficios del tratamiento

Edad y estado de salud general

Alergias y medicamentos que se estén tomando

Preferencias del paciente

Embarazo

Medidas para aliviar los síntomas de la psoriasis



Aunque se trata de un trastorno impredecible y resulta difícil identificar qué es lo que la causa,  qué causa los brotes, así como los factores que la agravan siempre podemos tomar ciertas medidas con las que resultará más sencillo evitar los brotes y minimizar sus efectos.

Conocer los factores desencadenantes hace que resulte más sencillo evitarlos. Para ello debemos responder a algunas preguntas como ¿Qué desencadena los brotes? ¿Cambios de tiempo? ¿Algunos alimentos? ¿Situaciones de estrés? ¿El consumo de algún medicamento?

Un estilo de vida saludable, además de mejorar la psoriasis, ayuda a reducir el riesgo de desarrollar otras enfermedades relacionadas como las cardiovasculares o la diabetes.

EN PACIENTES CON PSORIASIS SE RECOMIENDA

Mantener un peso saludable
No fumar
Evitar las bebidas alcohólicas o en su lugar, consumirlas con moderación
Controlar el estrés
Llevar una dieta saludable

En cuanto a los hábitos alimentarios, los profesionales recomiendan:

Comer mucha fruta y verdura
Reducir el consumo de grasas saturadas
Evitar las grasas trans
Disminuir el consumo de hidratos de carbono procesados y azúcares
Aumentar el consumo de cereales integrales
Comer proteínas de carnes magras
Evitar el consumo de alimentos refinados y procesados

TRATAMIENTOS TÓPICOS RECOMENDADOS PARA LA PSORIASIS

Los tratamientos tópicos más comunes y esenciales para la psoriasis se basan en cremas y lociones que contienen corticosteroides o agentes queratinolíticos.

Durante la fase inicial los agentes queratolíticos son más beneficiosos debido a sus propiedades exfoliantes que ayudan a reducir las escamas.

Los corticoides tópicos tienen propiedades antiinflamatorias y ofrecen eficacia en cualquier momento pero su uso no debe ser continuo durante largos periodos, por lo que se reservan a las fases eruptivas.

Las cremas y lociones hidratantes y emolientes se utilizan como tratamiento complementario para suavizar la piel seca y rugosa, así como para reducir la descamación.

Los cuidados emolientes actúan creando una película en la piel que reduce la evaporación de agua, manteniéndola hidratada durante más tiempo.

Los hidratantes también aumentan los niveles de hidratación de la piel, atraen el agua y la retienen.  Se recomienda utilizar hidratantes con ceramida, que fortalece la barrera protectora de la piel, así como optar por cremas más espesas y oclusivas ya que son más efectivas que las lociones ligeras.

Fuente: este post proviene de Beauty Magazine, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿PARA QUÉ SIRVE CADA COSMÉTICO? ¿Para qué sirve cada cosmético? Seguramente en alguna ocasión te habrás preguntado para qué sirve un tónico o un sérum, o también si son necesarios tantos productos ...

Etiquetas: blog de estética

Recomendamos

Relacionado

salud natural

En las personas que viven con psoriasis, una de las necesidades manifiestas más comunes es la de mantener la piel aclarada a largo plazo. El control de las lesiones y el aclaramiento de la piel constituyen, así, una de las búsquedas más frecuentes en quienes padecen de esta enfermedad. Jordi Cornadó nos cuenta en qué consiste la psoriasis y por qué las personas afectadas con ella buscan blanquear ...

general sol alimentacion ...

Hola de nuevo!!!, que días mas espectaculares que estamos teniendo y eso que aún no es primavera, hoy tocare un tema también relacionado con enfermedades de la piel, en este caso sera sobre psoriasis. Algo que ya sabréis l@s que la padecéis , es que la exposición al sol beneficia bastante y ayuda a mejorar las lesiones, se aconseja que las personas que tienen psoriasis tomen el sol durante ...

psoriasis cuidados en psoriasis hidratación en psoriasis ...

Partimos de la base de que la psoriasis es una enfermedad autoinmune de la que todavía no se conoce una cura total. Esta enfermedad de la piel que cursa con lesiones escamosas,engrosadas e inflamadas, pese a desconocer su origen, se sabe que la utilización de productos especiales para la higiene y el cuidado diario contribuyen a un mayor control de la misma. Un cuidado adecuado de esta piel pat ...

piel seca salud piel ...

La psoriasis es una enfermedad crónica para la cual no existe un tratamiento específico que sirva para todas las personas que la sufren, ya que es un trastorno cutáneo que puede presentar muchas particularidades. Se presenta en diferentes partes de la piel en forma de descamación y enrojecimiento que siempre suele venir acompañado de picores más o menos intensos. En el mercado existen un gran núme ...

piel seca salud piel ...

La psoriasis es una enfermedad de la piel caracterizada por la inflamación, enrojecimiento y desprendimiento continuo de células muertas de la piel. Aunque puede darse en cualquier lugar del cuerpo, es más común que aparezca en la zona del cuero cabelludo, los codos y/o las rodillas. Aunque hoy día sigue sin haber una solución definitiva para curar esta enfermedad, sí que existen multitud de trata ...

artritis psoriásica curar psoirasis enfermedad psoriasis ...

La enfermedad psoriásica se refiere a un par de trastornos inflamatorios relacionados: psoriasis y artritis psoriásica. Uno afecta la piel, mientras que el otro afecta las articulaciones, pero ambos comparten un factor común: actividad inmune anormal que promueve la inflamación. Psoriasis la psoriasis es un trastorno crónico de la piel que puede causar una serie de síntomas incómodos. El tipo más ...

psoriasis problemas de la piel enfermedades de la piel ...

La psoriasis en la piel puede afectar muchas maneras; sin embargo, todas ellas se trata de una inflamación crónica de zonas del cuerpo localizadas o extensas, y sobre la que pueden aparecer placas rojizas y escamas blanquecinas que se van desprendiendo. A no ser que esté tan extendida que afecte al propio metabolismo o que haya degenerado en artritis, una persona con psoriasis puede hacer vida no ...

erupción cutánea prurito y escamosa problema de la piel Psoriasis Cura Natural ...

La psoriasis es una enfermedad no contagiosa de la piel que produce parches escamosos rojos, que se encuentran con mayor frecuencia en las rodillas y los codos. Con el fin de combatir esta enfermedad, un tratamiento de la psoriasis agresiva a menudo se prescribe por un dermatólogo. Rara vez resulta de un gen genética rara, la psoriasis se asocia más comúnmente con un sistema inmunológico debilitad ...