Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Porqué practicar Yoga?



Desde tiempos lejanos, el hombre ha dado una singular importancia al buen estado del cuerpo, para mantener así una mente igualmente sana: "mens sana in corpore sano" reza el refrán.

Una de las disciplinas que han perdurado con el paso de los siglos con indiscutible vigencia es el Yoga. Esta actividad nació en la India hace por lo menos tres mil años, su nombre significa "unión" en sánscrito y se la podría definir claramente como una filosofía y una forma de ejercicio corporal basado en el movimiento, la respiración profunda y la meditación. Para que el cuerpo esté sano, es fundamental armonizarlo con la mente y el espíritu, según aseguran los adeptos a esta disciplina.

Para los "Yoguis", la disciplina física permite relajar la mente y conocer la propia energía. 

Según la cultura hindú, existen cuatro vertientes del yoga: el Gnana Yoga o búsqueda intelectual; el Bhakti Yoga o la búsqueda de lo divino; el Karma Yoga o la búsqueda de las buenas acciones y el Raja Yoga o búsqueda de la perfección espiritual. De éste último desciende el Hata Yoga o Yoga Corporal, que es el más popular en nuestra cultura occidental.

Actualmente, muchos médicos recomiendan la práctica del Yoga, ya que este constituye un arte que se aplica a la anatomía del cuerpo viviente, cuyo propósito no es el perfeccionamiento superficial de la musculatura como en las gimnasias conocidas, sino la realización de ciertas posturas que permiten normalizar las funciones del organismo, regular los procesos involuntarios de la respiración, el metabolismo, la circulación y la digestión. Además, la inclusión  de métodos de meditación y relajación permiten eliminar en gran medida el estrés cotidiano al que toda la sociedad está expuesta en estos tiempos tan difíciles.

Prescindiendo de exigencias místicas, dogmáticas o religiosas, la práctica occidental del Yoga, puede brindar una óptima salud, llevando a la persona al desarrollo total de su potencial , y con la ventaja de que puede practicarse en cualquier momento de la vida.

Nada mejor que asistir a una clase para darse cuenta de lo que puede hacer el Yoga en nosotros. Nada es por casualidad y cada postura se integra, complementa o acentúa con la siguiente. Los maestros recomiendan que nos acostumbremos a practicar la misma serie, porque el organismo se habitúa a ella y la rutina física contribuye a mejorar las posturas.

Es por eso que los practicantes de Yoga afirman que "es una práctica que  merece ser vivida en si misma".



Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Consejos para bajar el colesterol

Un elevado porcentaje de la población española, concretamente el 20% mayor de 18 años, presenta un nivel de colesterol superior a 250 mg/dl (un valor excesivo), según un estudio de la Sociedad Español ...

Los genios de la humanidad

En tiempos de Jacob, en tierra de Canaan, alrededor del 1600 a.C, los hebreos fueron exclavizados por los egipcios y por eso, el conocimiento de los ángeles cabalísticos, fueron asociados a dioses egi ...

Copan la ventana al tiempo

Copan es un sitio arqueológico de la antigua civilización maya ubicado en el departamento de Copan al occidente de Honduras, a poca distancia de la frontera con Guatemala. Del siglo v al siglo IX fue ...

Iridología

El iris es la zona del centro del ojo que rodea la pupila, formando un círculo a su alrededor. Se lo distingue por el contraste de su color con el de la membrana denominada esclerótica (parte blanca d ...

Recomendamos