comunidades

L-Lisina

 La lisina es uno de los aminoácidos esenciales componentes de las proteínas.  Esto significa que la lisina no es sintetizada por nuestro organismo por lo que deberemos incluirla diariamente en nuestra alimentación.

   Alimentos que contienen lisina son:  leche y derivados lácteos, huevos, carne y pescado, frutos secos, legumbres y vegetales.  El poco contenido de lisina de los cereales hace que sea conveniente combinarlos con las legumbres, en el caso de las personas vegetarianas o veganas que no lleven una dieta bien balanceada, para no generar una deficiencia.

   Podemos suplementarnos con lisina si tenemos carencia o nuestro organismo no la absorbe correctamente.  El excesivo calor al cocinar (más de 110º) los alimentos desnaturaliza la lisina haciendo que entre demasiado tarde en el torrente sanguíneo para poder cumplir con sus funciones con normalidad.  Al cocinar con azúcar no solamente se altera la estructura de la lisina sino que también la de la arginina, el triptófano y la histidina.  Es una pérdida bastante significativa ya que determina como el organismo va a utilizar después el resto de aminoácidos.  Los alimentos congelados sufren un proceso similar en cuanto a la pérdida de aminoácidos.  Es importante no someter a los alimentos a temperaturas excesivas y no alimentarnos, en la medida de lo posible, con productos industriales.

Los problemas digestivos pueden interferir en la correcta absorción, no solamente de lisina, sino también del resto de aminoácidos.  Para la correcta transformación de las proteínas ingeridas en la dieta son necesarias unas sustancias llamadas enzimas.  En el estómago, páncres e intestino delgado se segregan enzimas proteolíticas que son las encargadas de transformar las proteínas en aminoácidos.  Sin ellas no podemos digerirlas.  Por ello, las enzimas, son vitales para todos los procesos bioquímicos del organismo y vemos que con el simple hecho de llevarnos alimentos a la boca no bastará para nutrirnos correctamente por lo que interferiremos en la función de nuestro organismo para que pueda transformar los alimentos de manera eficiente.  De ahí la importancia, entre otros, de saber elegir y cocinar correctamente los alimentos.

  El aminoácido lisina interviene en la reparación de los tejidos (se encuentra en grandes cantidades en el tejido muscular), en el crecimiento, en la producción de hormonas, enzimas y anticuerpos.  Junto con la vitamina C colabora en la producción de colágeno, indispensable para los ligamentos, dientes, piel, cartílagos, etc…  Da, a su vez, consistencia a los huesos, vasos sanguíneos, riñones, hígado o corazón.  Interviene en la absorción del calcio por parte de nuestro organismo.

  Existen estudios que demuestran que los suplementos con lisina aceleran la recuperación de los herpes labiales y previenen su aparición.  Aunque las investigaciones se han centrado principalmente en el herpes simplex I y II, es probable que también lo sea en otras formas de herpes como el zoster.

    No solamente tiene buenos resultados en el tratamiento del herpes sino que es un buen protector cardiovascular.  La lisina refuerza el tejido de las paredes de las arterias inhibiendo la aparición de lesiones arteriales y/o estimulando su curación.   Diversos estudios también demuestran que la lisina se une al plomo favoreciendo su eliminación del organismo reduciendo de esta manera su toxicidad.  Junto con la vitamina C y el Té Verde (epigalocatequina) parece retrasar e incluso impedir la metástasis.

    Los usos potenciales de este aminoácido son:

 –  Prevención y tratamiento del Herpes Simplex I y II y del Herpes Zoster.

 –  Protector cardiovascular.

–  Aftas bucales.

 –  Efecto antitumoral (metástasis cancerosas).

 –  Osteoporosis (prevención y tratamiento).

 –  Desintoxicación de plomo.

–  Reducción del daño en los ojos producido por los altos niveles de glucosa en sangre (diabéticos).

–  Participación en la síntesis de colágeno y en el metabolismo de las grasas.

–  Mejoría de las defensas al colaborar en la formación de anticuerpos.

 

La entrada L-Lisina aparece primero en Sanissima.

Fuente: este post proviene de Blog de Sanissima, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: SUPLEMENTACIÓN

Recomendamos