comunidades

El sentimiento de culpa en la alimentación


La culpa es aquel sentimiento que experimentamos cuando hemos hecho, dicho o incluso pensado algo que, bajo nuestro juicio, no es adecuado, está mal hecho o es perjudicial para nosotros mismos o para los demás. “No me lo tendría que haber comido”.
Cuando experimentamos el sentimiento de culpa nos sentimos mal, nos arrepentimos de lo que hemos hecho y muchas veces nos “torturamos” una y otra vez pensando que nos hemos fallado nosotros o a los demás. A veces, incluso, la culpa nos puede hacer sentir menos valiosos como personas, como si no fuéramos lo suficientemente buenos o aptos.
Podemos sentir culpa por muchas cuestiones. A veces nos sentimos culpables por rechazar una invitación, otras veces podemos sentirnos mal por haber dado una mala contestación a un amigo o haber subido demasiado el tono de voz durante una discusión. Otras veces la culpa puede tener que ver con cómo nos cuidamos a nosotros mismos. Por ejemplo, podemos sentirnos culpables cuando hace demasiado tiempo que no pisamos el gimnasio o cuando nos comemos el trozo más grande del pastel.
Como hemos visto, pues, uno de los ámbitos entorno el que puede aparecer el sentimiento de culpa es la alimentación. Fijaros. ¿Cuántas veces hemos dicho, pensado o escuchado expresiones como estas?
“Este plato de pasta estaba realmente bueno pero ahora me siento mal por haberlo comido. No lo debería haber hecho. “
“Me gustaría comerme un croissant pero no lo haré porque después me sentiré culpable“.
“Yo la pizza ni probarla, que luego vienen los remordimientos de conciencia!”
En la alimentación, como ya hemos remarcado en artículos anteriores, no hay alimentos buenos ni malos ni tampoco alimentos permitidos o prohibidos. Sin embargo, si revisamos nuestras creencias entorno a determinados tipos de comidas, seguramente encontraremos que tenemos algunas de ellas etiquetadas como adecuadas (verdura, fruta, pescado, frutos secos…) y otras como inadecuadas (pastas, pizza, fritos, grasas, salsas…). Esta dicotomía es la que nos lleva a sentirnos bien o mal en función de si elegimos un alimento del grupo “bueno” o un alimento del grupo “malo”.
Una buena forma de resolver este lío es cambiar el criterio de nuestra clasificación y pasar de hablar de alimentos buenos y malos a hablar en términos de frecuencia. Hay alimentos que deben aparecer en nuestra mesa cada día porque el cuerpo los necesita y los hay que si aparecen una vez cada quince días ya tenemos suficiente. Incluso hay alimentos que no sería necesario comerlos para estar sanos, pero que nos aportan una satisfacción personal y social a la que no nos hace falta renunciar. Esto no quiere decir que unos sean mejores que los otros, sino que todos son buenos si aparecen en la cantidad adecuada.
Debemos pensar que al igual que no nos convertiremos en los más sanos del planeta si un día comemos una ensalada de lechuga, tampoco enfermaremos o ganaremos tres kilos de peso si un día nos comemos una pizza o un trozo de pastel. Del mismo modo, podemos disfrutar infinitamente comiendo una ensalada del huerto y odiar la pizza barbacoa. Los alimentos no llevan implícita una etiqueta de bueno o malo, sino que esta etiqueta se la asignamos nosotros.
Además, las prohibiciones generan deseo y si somos muy estrictos con nuestra alimentación eso nos puede provocar síntomas como la ansiedad, la rigidez o el mal humor, ya que no nos estamos permitiendo lo que en un momento determinado nos apetece. Aprender a ser flexibles con nosotros mismos y con lo que comemos nos permitirá disfrutar de las comidas sin sentir culpa y llevar una alimentación equilibrada, donde tengan cabida todo tipo de alimentos.
En definitiva, el objetivo que debemos perseguir es el de intentar disfrutar de todo lo que comemos. No debemos olvidar que comer es un placer que nos permite no sólo experimentar sabores, texturas y aromas diferentes, sino también compartirlos con los demás y pasar muy buenos momentos en compañía. Aprovechemos, pues, toda esta riqueza que nos proporciona la alimentación y no la desaprovechemos sintiéndonos culpables.
La entrada El sentimiento de culpa en la alimentación aparece primero en Revista Sentir.

Fuente: este post proviene de Blog de revistasentir, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El kuzu es un almidón utilizado en la medicina tradicional china que se ha puesto de moda en cocina y repostería con muchas propiedades y beneficios más allá de ser espesante.

Te explicamos TODO sobre los anacardos. Cuál es su origen, propiedades nutricionales, beneficios, contraindicaciones y recetas para degustarlos.

¿Conoces la chirivía más allá de usarlo para el caldo en los preparados? Te explicamos sus PROPIEDADES, BENEFICIOS y te damos 3 recetas.

Recomendamos

Relacionado

psicología autoayuda culpa ...

El sentimiento de culpa puede darse en distintos momentos de la vida. Todos somos vulnerables de cometer acciones de las que no nos sentimos orgullosos. Y la culpa resulta sana porque nos ayuda a hacer examen de conciencia, nos permite cambiar actitudes y crecer como personas. Sin embargo, el peso de la culpa se hace crónico si no desconectas de aquello que te hace sufrir. ¿Cómo aliviar, en ese ca ...

actitudes disfuncionales conflictos y trastornos la culpa ...

En un post anterior os hablábamos del llamado "complejo de Pepito Grillo" (ir) ¿Recordáis? Pepito Grillo, aquel personaje que se aparecía a Pinocho cada vez que decía alguna mentira o hacía algo indebido, y que de alguna manera representa a la voz de nuestra conciencia pero también a nuestro sentimiento de culpa. Pero?¿Qué es el sentimiento de culpa? ¿Para qué sirve? Cada vez que sup ...

general uncategorized sentimiento de culpa ...

En este artículo vamos a hablar de uno de los sentimientos más complejos que experimentamos los seres humanos: El sentimiento de culpa. La culpa es una respuesta emocional provocada por una situación del pasado en la que pensamos que deberíamos haber actuado de otra manera, ya que consideramos que nuestra actuación es la causa directa de una serie de daños que se podrían haber evitado. La culpa n ...

sentimiento culpa especialistas ...

El sentimiento de culpa Algunos especialistas coinciden en explicar que las razones por la cual sentimos culpa son provocadas la mayoría de las veces provocado por nosotros mismos al buscar lograr ser una persona perfecta en lo que se refiere a la manera de comportarse con los demás al enfrentar las diversas situaciones que se presentan en la vida, es frecuente que en lugar de ajustar nuestras p ...

BiblioMind culpa y mindfulness el sentimiento de culpa ...

La culpa, el sentimiento de culpa, es uno de esos terremotos internos que hace de freno en el desarrollo personal y profesional. Sentir culpa, el sentimiento de culpa, es de lo que nos habla Carmen Durán en este interesante libro. El sentimiento de culpa Carmen Durán Editorial Kairós Como te comentaba en el artículo los mejores libros de autoayuda y mindfulness para tu desarrollo personal y profes ...

semana santa comidas tradicionales como hacer dieta en esta semana santa ...

¿Cómo identificarlos? ¿Cómo tratarlos? Y esos sentimientos de culpa se intensifican en estos días de la Semana Santa que es cuando más comemos, estamos en familia, estamos disfrutando, realizamos visitas a la abuela que acostumbra realizar esas comidas tradicionales que incluso nos hace sentir estar pasando un agradable momento. Actualmente nos enfrentamos a una sociedad donde el peso es un aspec ...

psicología complejos conflictos y trastornos ...

En el post anterior analizábamos qué es el sentimiento de culpabilidad y cómo nos perjudica a pesar de que nuestra mente a menudo se instala en la culpa porque cree encontrar con ello ciertos beneficios psicológicos (ir). Entonces dejábamos pendiente para hoy la respuesta a esta pregunta: ¿Cómo se gesta el sentimiento de culpabilidad? ¿Quién nos ha "enseñado" que debemos tener mala co ...

Enfrentar una infidelidad

La culpa después de la infidelidad es un gran malestar que sentimos en lo más profundo de nosotros y muchas veces no sabemos cómo manejarla o superarla. En un artículo publicado en uno de los mejores portales de Psicología Psychologytoday, el Dr. Steven Stosny, autor de Vivir y Amar después de la traición, Cómo mejorar su matrimonio sin hablar de eso y Amar sin lastimar entre otros… nos comparte ...

Psicología Positiva y Felicidad control culpa ...

¿Cómo desprendernos de la culpa y el victimismo? La culpa es un sentimiento que surge de un acto que hicimos o que no, algo que estamos haciendo o algo que vamos a hacer o no vamos a hacer. Debido a esto se realiza un “juicio moral” de dicho acto u omisión que dictaminamos como error y por lo tanto merece un castigo. Este sentimiento nacido de la sanción autoimpuesta nos da entender que la culpa r ...

nutrición alimentación salud

¿Qué importancia tiene la flora intestinal para la salud? Tiene alguna relación con la obesidad? Afecta también al sistema inmunológico? Pues, sí. El antiguo dicho “Somos lo que comemos” tiene bastante relevancia en muchos sentidos. El importante papel de la flora intestinal en nuestros cuerpos no se había detectado, sin los modelos animalesconanimales libres de gérmenes que se desarro ...