Blog de revistasentir Idea guardada 6 veces
La valoración media de 10 personas es: Muy buena

El sentimiento de culpa en la alimentación


La culpa es aquel sentimiento que experimentamos cuando hemos hecho, dicho o incluso pensado algo que, bajo nuestro juicio, no es adecuado, está mal hecho o es perjudicial para nosotros mismos o para los demás. “No me lo tendría que haber comido”.
Cuando experimentamos el sentimiento de culpa nos sentimos mal, nos arrepentimos de lo que hemos hecho y muchas veces nos “torturamos” una y otra vez pensando que nos hemos fallado nosotros o a los demás. A veces, incluso, la culpa nos puede hacer sentir menos valiosos como personas, como si no fuéramos lo suficientemente buenos o aptos.
Podemos sentir culpa por muchas cuestiones. A veces nos sentimos culpables por rechazar una invitación, otras veces podemos sentirnos mal por haber dado una mala contestación a un amigo o haber subido demasiado el tono de voz durante una discusión. Otras veces la culpa puede tener que ver con cómo nos cuidamos a nosotros mismos. Por ejemplo, podemos sentirnos culpables cuando hace demasiado tiempo que no pisamos el gimnasio o cuando nos comemos el trozo más grande del pastel.
Como hemos visto, pues, uno de los ámbitos entorno el que puede aparecer el sentimiento de culpa es la alimentación. Fijaros. ¿Cuántas veces hemos dicho, pensado o escuchado expresiones como estas?
“Este plato de pasta estaba realmente bueno pero ahora me siento mal por haberlo comido. No lo debería haber hecho. “
“Me gustaría comerme un croissant pero no lo haré porque después me sentiré culpable“.
“Yo la pizza ni probarla, que luego vienen los remordimientos de conciencia!”
En la alimentación, como ya hemos remarcado en artículos anteriores, no hay alimentos buenos ni malos ni tampoco alimentos permitidos o prohibidos. Sin embargo, si revisamos nuestras creencias entorno a determinados tipos de comidas, seguramente encontraremos que tenemos algunas de ellas etiquetadas como adecuadas (verdura, fruta, pescado, frutos secos…) y otras como inadecuadas (pastas, pizza, fritos, grasas, salsas…). Esta dicotomía es la que nos lleva a sentirnos bien o mal en función de si elegimos un alimento del grupo “bueno” o un alimento del grupo “malo”.
Una buena forma de resolver este lío es cambiar el criterio de nuestra clasificación y pasar de hablar de alimentos buenos y malos a hablar en términos de frecuencia. Hay alimentos que deben aparecer en nuestra mesa cada día porque el cuerpo los necesita y los hay que si aparecen una vez cada quince días ya tenemos suficiente. Incluso hay alimentos que no sería necesario comerlos para estar sanos, pero que nos aportan una satisfacción personal y social a la que no nos hace falta renunciar. Esto no quiere decir que unos sean mejores que los otros, sino que todos son buenos si aparecen en la cantidad adecuada.
Debemos pensar que al igual que no nos convertiremos en los más sanos del planeta si un día comemos una ensalada de lechuga, tampoco enfermaremos o ganaremos tres kilos de peso si un día nos comemos una pizza o un trozo de pastel. Del mismo modo, podemos disfrutar infinitamente comiendo una ensalada del huerto y odiar la pizza barbacoa. Los alimentos no llevan implícita una etiqueta de bueno o malo, sino que esta etiqueta se la asignamos nosotros.
Además, las prohibiciones generan deseo y si somos muy estrictos con nuestra alimentación eso nos puede provocar síntomas como la ansiedad, la rigidez o el mal humor, ya que no nos estamos permitiendo lo que en un momento determinado nos apetece. Aprender a ser flexibles con nosotros mismos y con lo que comemos nos permitirá disfrutar de las comidas sin sentir culpa y llevar una alimentación equilibrada, donde tengan cabida todo tipo de alimentos.
En definitiva, el objetivo que debemos perseguir es el de intentar disfrutar de todo lo que comemos. No debemos olvidar que comer es un placer que nos permite no sólo experimentar sabores, texturas y aromas diferentes, sino también compartirlos con los demás y pasar muy buenos momentos en compañía. Aprovechemos, pues, toda esta riqueza que nos proporciona la alimentación y no la desaprovechemos sintiéndonos culpables.
La entrada El sentimiento de culpa en la alimentación aparece primero en Revista Sentir.

Fuente: este post proviene de Blog de revistasentir, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Sobrepeso en la infancia

El sobrepeso y la obesidad son problemas cada vez más frecuentes en la infancia y en la adolescencia. Padecer sobrepeso u obesidad a edades tempranas predispone a continuar teniendo sobrepeso en la ed ...

Recomendamos

Relacionado

sentimiento culpa especialistas ...

El sentimiento de culpa

El sentimiento de culpa Algunos especialistas coinciden en explicar que el sentimiento de culpa es la mayoría de las veces provocado por nosotros mismos al buscar lograr ser una persona perfecta en lo que se refiere a la manera de comportarse con los demás al enfrentar las diversas situaciones que se presentan en la vida, es frecuente que en lugar de ajustar nuestras posibilidades para enfrentar ...

psicología autoayuda culpa ...

Consejos para aliviar el sentimiento de culpa

El sentimiento de culpa puede darse en distintos momentos de la vida. Todos somos vulnerables de cometer acciones de las que no nos sentimos orgullosos. Y la culpa resulta sana porque nos ayuda a hacer examen de conciencia, nos permite cambiar actitudes y crecer como personas. Sin embargo, el peso de la culpa se hace crónico si no desconectas de aquello que te hace sufrir. ¿Cómo aliviar, en ese ca ...

actitudes disfuncionales conflictos y trastornos la culpa ...

El sentimiento de culpa: ¿qué es?

En un post anterior os hablábamos del llamado "complejo de Pepito Grillo" (ir) ¿Recordáis? Pepito Grillo, aquel personaje que se aparecía a Pinocho cada vez que decía alguna mentira o hacía algo indebido, y que de alguna manera representa a la voz de nuestra conciencia pero también a nuestro sentimiento de culpa. Pero?¿Qué es el sentimiento de culpa? ¿Para qué sirve? Cada vez que sup ...

psicología complejos conflictos y trastornos ...

El sentimiento de culpa: ¿cómo se gesta?

En el post anterior analizábamos qué es el sentimiento de culpabilidad y cómo nos perjudica a pesar de que nuestra mente a menudo se instala en la culpa porque cree encontrar con ello ciertos beneficios psicológicos (ir). Entonces dejábamos pendiente para hoy la respuesta a esta pregunta: ¿Cómo se gesta el sentimiento de culpabilidad? ¿Quién nos ha "enseñado" que debemos tener mala co ...

Enfrentar una infidelidad

Cómo superar el sentimiento de culpa por infidelidad

La culpa después de la infidelidad es un gran malestar que sentimos en lo más profundo de nosotros y muchas veces no sabemos cómo manejarla o superarla. En un artículo publicado en uno de los mejores portales de Psicología Psychologytoday, el Dr. Steven Stosny, autor de Vivir y Amar después de la traición, Cómo mejorar su matrimonio sin hablar de eso y Amar sin lastimar entre otros… nos comparte ...

Psicología consejos culpa ...

6 consejos para vivir las comidas de Navidad sin sentimiento de culpa

Ya hace unas semanas que se dio el disparo de salida a la época navideña. El Black Friday y el encendido de luces en la ciudad avisaron a los más previsores que ya era hora de empezar a comprar regalos y planificar las comidas. Así pues, está claro que uno de los aspectos más relevantes de esta época del año es el consumo, y no sólo hablamos de comprar regalos, sino también de la compra y el consu ...

semana santa comidas tradicionales como hacer dieta en esta semana santa ...

Sentimientos de culpa a la hora de comer

¿Cómo identificarlos? ¿Cómo tratarlos? Y esos sentimientos de culpa se intensifican en estos días de la Semana Santa que es cuando más comemos, estamos en familia, estamos disfrutando, realizamos visitas a la abuela que acostumbra realizar esas comidas tradicionales que incluso nos hace sentir estar pasando un agradable momento. Actualmente nos enfrentamos a una sociedad donde el peso es un aspec ...

Nutre Organización a qué hora cenar ...

Cronoalimentación: el reloj biológico de la alimentación

Seguir una alimentación variada es fundamental para gozar de bienestar y preservar tu salud. La bien conocida frase ‘somos lo que comemos’ es un axioma que todos deberíamos tener presente cada día de nuestra vida. Fuente: Pixabay/Free-Photos Con la llegada de la vida moderna, los seres humanos nos hemos ido separando cada vez más de la naturaleza. Y esto no ha ocurrido solo con el hech ...

cuidate mundodedayi organico ...

Buena alimentación

Buenas buenas! Hola, luego de leer y leer artículos sobre el cuidado de la piel, me di cuenta de que todo comienza desde adentro y es muy cierto el dicho que reza...."Somos lo que comemos". Chicas! cuantas de nosotras no hemos iniciado una dieta un lunes sin llegar a completarla, simplemente desistimos y la realidad es que no nacimos para hacer dietas y cohibirnos de comer. Yo después ...