comunidades

Consigue grúas y arneses para movilizar pacientes en Argentina – Conoce sus beneficios

Cuidar de pacientes dependientes representa un reto en muchos sentidos. A nivel físico, por ejemplo, podría conllevar un desgaste relacionado con ayudar al paciente a realizar algunas actividades que antes solía hacer por sí mismo, como levantarse, acostarse o ir al baño.

Y cuando esta realidad cambia, a veces el cuidador es quien termina resintiendo físicamente el problema. De ahí que algunas personas, en una situación así, consideren la posibilidad de apoyarse en dispositivos tecnológicos que faciliten su labor y les ahorren ese esfuerzo corporal.

Nos referimos a las grúas y los arneses, los cuales representan una alternativa práctica, pero sobre todo segura, de asistir a un paciente que necesita ayuda para levantarse y trasladarse. Pero antes de adquirir uno, es necesario tomar en cuenta algunos aspectos.

Lo primero: ¿Cuándo es momento para comenzar a utilizar una grúa y arnés para un paciente?

El esfuerzo físico de levantar algo pesado (objetos o personas) de manera equivocada puede hacer que las personas sean más propensas a lastimarse la espalda. Las partes que más suelen resentirlo son músculos, ligamentos y discos de la columna.

En este sentido, algunos cuidadores estarían en constante riesgo. Por ello, ya sería momento de utilizar una grúa y un arnés si el paciente requiere asistencia parcial o completa

Para levantarse.

Para acostarse.

Para trasladarse.

Para la ducha.

Para ir al baño o requerir de pañales.

Se sabe que, pasados los 30 años de edad (cuando los músculos y ligamentos pierden flexibilidad), una persona es más propensa a lastimarse la espalda al agacharse para levantar o bajar algo tal como puede ocurrir al cuidar a un paciente con movilidad reducida.

Beneficios de contar con una grúa y arnés para un paciente con movilidad reducida

Para el paciente:


Seguridad: La fuerza y resistencia que ofrece una grúa ofrece al paciente una sensación única de confianza.

Facilidad: Apoyarse en un dispositivo como este es realmente sencillo. Basta con acomodar el arnés y colocarlo en la parte superior de la grúa. El aparato hará el resto.

Impulso: Si se trata de un paciente en rehabilitación, seguramente requerirá de asistencia para volver a caminar. Una grúa puede acompañarlo, pero sobre todo sostenerlo, más si es una terapia que deba hacer varias veces por semana.

Tranquilidad: Al dejar esta responsabilidad en un aparato, el paciente también puede sentir más alivio al saber que su cuidador (muchas veces, un ser querido) no está desgastándose ni comprometiendo su salud física al cargarlo o moverlo.

Para el cuidador:


Ahorro de esfuerzo: La más importante de todas. Una grúa es un invaluable ahorro de trabajo físico. No más dolores de espalda ni desgastes al agacharse o flexionarse. Dejar que este aparato se encargue de eso representa un alivio incomparable que hace toda la diferencia. Si el cuidador está bien, el paciente está bien. Y este bienestar no sólo debe estar presente al interior, sino también a nivel corporal. También es un ahorro de futuros problemas relacionados con la espalda, como consecuencia de los esfuerzos físicos realizados durante un tiempo prolongado.

Ahorro de tiempo: Con un dispositivo haciendo el trabajo pesado, el cuidador puede aprovechar ese tiempo que se está ahorrando para destinarlo en otras actividades, relacionadas o no con su paciente. Algunas pueden ir desde encargarse de los alimentos, la convivencia con la persona, su atención médica y, por supuesto, dedicarse a sí mismo, ya sea saliendo o simplemente descansando.

Ahorro de dinero: Lo más importante es tomar en cuenta que estos dispositivos son realmente una inversión. Se compran una sola vez y pueden usarse para actividades que el paciente necesita todos los días varias veces al día (levantarse, trasladarse). Los beneficios bien lo valen.

Utiliza una grúa hidráulica para levantar a tu paciente

Cuídate de lesiones al mover tu ser querido

Transportar tu ser querido de punto A a punto B se hace mucho más fácil y menos doloroso con la grúa hidráulica Theramotion.

Su sistema hidráulico es sumamente práctico para manejar y requiere muy poco esfuerzo de parte del cuidador cuando se trata de levantar o bajar al paciente, lo que evita lesionar la espalda, hombros y otros músculos por fuerzas mal ejercidas.

Theramotion está diseñado para pacientes con poca o ninguna movilidad, que requieren ser trasladados para cumplir con sus necesidades de aseos diarias o sentarlos en su silla de ruedas o sofá.

Grúa Hidráulica TheraMotion en conjunto con el Arnés en Formato U TheraMotion.


Consigue aquí tu grúa TheraMotion en Argentina

Recomendaciones al adquirir una grúa y arnés para pacientes postrados


Practicidad: Considera un arnés que tenga un espacio libre para que el paciente haga sus necesidades. Esto también ahorraría tiempo y esfuerzo, pues así no habrá necesidad de poner y quitar el arnés en cada visita al baño o en cada cambio de pañal.

Facilidad de traslado: Las grúas deben ser fáciles de llevar a los espacios del hogar donde hagan falta, particularmente la habitación y el baño. Las ruedas necesitan ser resistentes y fáciles de frenar. Algunas son hidráulicas, pero otras más son incluso eléctricas y operan a control remoto.

Material: Una grúa con su arnés deben llegar a la taza del baño o el área de ducha. Por ello, se requiere que estén hechos de materiales resistentes, como el acero. Para hacer esto aún más fácil, algunas cuentan con pedales de ajuste que se cierren o expandan para acomodarse en la cama, silla de ruedas, asiento de baño o el inodoro.
De momento, para aquellas personas que ya han hecho esfuerzos físicos que estén actualmente afectando su espalda, los médicos y fisioterapeutas pueden ofrecerles diversas alternativas, que van desde medicamentos hasta masajes y tratamientos especiales.

Elige el arnés ideal para tu situación

Arnés en Fomato de U Theramotion

Para mayor seguidad y confort del paciente, el diseño del arnés en formato de U recrea la experiencia de estar sentado en una silla reclinable con soporte de la cabeza a las rodillas.

Aumenta la practicidad durante la higiene. Cuenta con una amplia apertura que permite al paciente hacer sus necesidades libremente.

Arnés con y sin Comodo para Grúa Theramotion

Ayuda a transferir usuarios de una cama a una silla de ruedas, silla de baño o ducha de suelo a una cama .

Cuenta con 4 correas de alta resistencia que mantiene en cómodo equilibrio al usuario mientras es transportado.

Consigue Arneses en Argentina



Comprar Arnés Formato U TheraMotion

Comprar Arnés con Comodo Theramotion

Comprar Arnés SIN Comodo TheraMotion

Grúas y arneses, lo mejor para un paciente con movilidad reducida

Como puede verse, estos dispositivos pueden hacer mucho por el bienestar de un paciente. Sostenerlo, trasladarlo y descenderlo son desafíos importantes relacionados con su calidad de vida del día a día. Justo por eso, las grúas y arneses también representan un beneficio incomparable para los cuidadores.

Les ayudan a reducir tiempo, pero sobre todo esfuerzo físico, lo cual también beneficia directamente su bienestar en corto y largo plazos. Está claro: dejemos que el arnés haga el trabajo pesado y aprovechemos el tiempo y esfuerzo ahorrados en otras actividades.

El artículo aparece primero en Vida De Cuidador.

Fuente: este post proviene de consejos-para-cuidadores, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Guías Prácticas

Recomendamos