comunidades

Como cuidarte a través de tu Músculo Psoas



Fuente: altorendimiento.com

He leido un interesante artículo sobre el Psoas que me ha hecho darme cuenta de lo poco que en general se conoce de la enorme importancia de este músculo en nuestro bienestar, tanto físico como emocional y mental.

El hecho de que esté practicamente escondido, es un músculo profundo de la cadera, hace que este músculo sea bastante ignorado.

Hay sencillos ejercicios de estiramiento y relajación de este músculo que nos ayudarán a aliviar dolores lumbares, de cadera, de piernas; además de aliviar alteraciones emocionales. En definitiva, nos ayuda a un bienestar general.

A continuación el artículo “La importancia del Psoas“, de Soumaya.

La importancia del Psoas

En lo más profundo de nuestro cuerpo se encuentra el psoas, un pequeño músculo que conecta la parte superior e inferior del cuerpo.

Aprender a relajarlo, por lo tanto, ayuda a ganar una mayor estabilidad.

El cuerpo presenta una serie de capas o niveles: primero la piel, luego los músculos, después los órganos y, finalmente, el esqueleto. Sin embargo, hay algunas excepciones. Por ejemplo, las costillas y el cráneo: unos huesos que cubren y protegen órganos, en vez de ser su soporte central. El psoas es una excepción similar: es un músculo que se encuentra en lo más profundo del centro mismo del cuerpo humano, entre los intestinos y la columna vertebral.

Este músculo actúa como una especie de puente colgante entre el tronco y las piernas, transfiriendo el peso de arriba abajo y transmitiendo flujos energéticos en ambas direcciones. Al mismo tiempo, un psoas sano realiza una función de estabilización de la columna vertebral.

Por otro lado, el psoas también actúa como soporte interno del abdomen, una especie de "repisa" en diagonal sobre la que se asientan los órganos vitales de esta zona. Este músculo interno, además, actúa en armonía con el diafragma, vinculando los ritmos del movimiento del cuerpo con los ritmos respiratorios, y entre ambos realizan un continuo masaje sobre la columna vertebral, los órganos, los vasos sanguíneos y los nervios del tronco, estimulando el movimiento de los fluidos por todo el cuerpo, a modo de bomba hidráulica.

Sentirse centrado

El psoas es, pues, el eje físico de un cuerpo equilibrado y estable. Es un músculo vital en todo movimiento que implique equilibrio, rotación del tronco y de las piernas y en definitiva, cualquier movimiento general del cuerpo. Por eso, los movimientos inadecuados y las malas posturas tienden a forzar el funcionamiento del psoas, por ejemplo en una actividad motora aparentemente tan sencilla como caminar.

Muchos de nosotros pensamos erróneamente que el movimiento de las piernas empiezan en la cintura, es decir, que el tronco acaba donde empieza la cadera. Sin embargo, estructuralmente las piernas empiezan en las articulaciones del fémur con la cadera, y para que el cuerpo mantenga un equilibrio armónico es necesario que la pelvis funcione como parte del tronco y no como parte de las piernas. Si al caminar movemos la pelvis como si fuera parte de las piernas, en un contoneo excesivo o empujándola hacia delante o hacia atrás, el psoas se verá obligado a realizar una tensión antinatural para proteger y estabilizar la columna vertebral.

El psoas puede tensarse en muchas situaciones diferentes, ya que es capaz de contraerse o relajarse de forma independiente, en cada unión vertebral.

Pero si este músculo se usa constantemente para corregir la estabilidad interna, al cabo del tiempo puede empezar a perder flexibilidad y a acortarse de forma crónica. Y una contracción o endurecimiento crónico del psoas conlleva una serie de problemas, porque hace que otros músculos del abdomen y de la espalda se vean obligados a compensar el equilibrio y empiecen a endurecerse también. Por ejemplo: los huesos pélvicos tienden a adelantarse, disminuyendo la distancia entre las crestas ilíacas y las piernas, comprimiendo la cabeza del fémur en su articulación.

Esta compresión hace que los muslos se desarrollen excesivamente y el fémur pierde capacidad de rotación, un movimiento que es asumido por las rodillas y la espina lumbar.

Estos trastornos pueden provocar, a la larga, lesiones crónicas en la espalda, la cabeza del fémur o las rodillas.

El corazón de las emociones

Con un abdomen habitualmente en tensión y comprimido, una vitalidad disminuida y una respiración alterada, es comprensible que la atrofia del psoas conlleve alteraciones emocionales.

Puede que mucha de esa ansiedad que nos atenaza, o parte de esa apatía crónica que nos oprime esté relacionada con un psoas inhibido. Igualmente, la sensación permanente de inseguridad que algunas personas experimentan puede estar directamente conectada con el sobreesfuerzo continuo por mantener el equilibrio del esqueleto.

Además, el complejo de músculos iliopsoas está íntimamente conectado con la atávica reacción de "lucha-huida" que permite a los animales defenderse en una situación de peligro, cuando deben enfrentarse a un agente externo. Tanto si nos encogemos en una posición fetal protectora, como si saltamos desde el suelo para correr, el psoas es el corazón de los músculos implicados, el primero en reaccionar. Por ello, un psoas crónicamente contraído está enviando al resto del cuerpo, lo que afecta al sistema nervioso, agota a las glándulas suprarrenales y debilita el sistema inmunitario. Si nos sentimos agresivos a menudo, y sin razón aparente, es posible que una atrofia del psoas tenga mucho que ver.

Al relajar el psoas, debemos desarrollar la confianza en el equilibrio de nuestro esqueleto, en vez de buscar el equilibrio mediante tensiones musculares. Un cuerpo relajado sostiene su peso de manera natural sobre su propia estructura ósea: los músculos están para mover los huesos, no para apuntalar el peso del cuerpo.

Cuando aprendemos a repartir el peso sobre el esqueleto y a sostenerlo sin esfuerzo, la sensación se traduce en una actitud emocional de seguridad y equilibrio. Las articulaciones devienen sutiles nodos de fluir energético, dando a todo movimiento una sensación de continuidad y armonía.

Inestabilidad pasajera

Sin embargo, liberar el psoas, al principio puede ser problemático. Al intentar "dejar ir" los huesos y relajar la musculatura, puede invadirnos una sensación de vértigo. Acostumbrados a sostenernos mediante contrafuerzas musculares, hemos perdido la confianza en nuestra estructura ósea, y podemos creer que nos vamos a desmoronar.

Los primeros ejercicios de relajación pueden dar una primera impresión de inestabilidad, que es pasajera. Asimismo, una vez que hayamos aprendido a sentir nuestros músculos iliopsoas, y empecemos a relajarlos, podremos atravesar una etapa de emociones confusas. Es normal, ya que la atrofia del psoas suele estar relacionada con problemas emocionales, y para liberar este músculo, como en cualquier tratamiento o cura, primero hay que abandonar los viejos esquemas y depurar los elementos dañinos, permitiendo que afloren.

Con el tiempo, la consciencia y el cuidado de los iliopsoas nos conducirá a mejorar tanto la salud física, como la emocional.

Autoestiramientos:

Auto-estiramientos del Psoas


Consejo: Si eres deportista o paciente, procura estirar. Si eres un profesional, procura valorar y tratar.

Y si quieres profundizar más en este casi desconocido músculo, el libro “El Psoas. Músculo Vital” , de Jo Ann Staugaard-Jones, te puede ayudar.  Indica que,

“el libro enseña al lector a liberar este músculo para crear equilibrio, armonía y libertad de movimiento.”

Y a continuación unos vídeos de cómo estirar y relajar el Psoas:







The post Como cuidarte a través de tu Músculo Psoas appeared first on Escucha Tomatis y Terapias Naturales.

Fuente: este post proviene de Escucha Tomatis y Terapias Naturales, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

deporte dolores comunes ponte en forma ...

El psoas es un importante músculo de la cadera, flexiona la cadera (llevas las rodillas hacia el pecho) o lleva el tronco hacia delante cuando las piernas están sujetas, este músculo tiende al acortamiento y la retracción, especialmente en personas que pasan mucho tiempo sentados, además algunos deportes como el fútbol requieren unos grandes esfuerzos de este músculo. La psoitis o tendinitis del p ...

La importancia del psoas para nuestra salud, vitalidad y bienestar emocional. El psoas es el músculo más profundo y estabilizador del cuerpo humano, que afecta a nuestro equilibrio estructural, amplitud de movimiento, movilidad articular y funcionamiento de los órganos del abdomen. Es el único músculo que conecta la columna vertebral con las piernas, el responsable de mantenernos de pie y el que n ...

Cómo estirar el psoas ilíaco y su importancia para el dolor lumbar En este vídeo te voy a explicar la importancia de saber estirar el músculo psoas ilíaco para ayudarte a tratar tu problema lumbar desde casa. Músculo psoas ilíaco El músculo psoas ilíaco se origina en la zona lumbar y en la cresta ilíaca y se inserta en el trocánter menor del fémur (parte interna), está diseñado para flexiona ...

Tu cuerpo anatomia fisioterapia ...

El músculo semimembranoso es uno de los músculos que forma parte de los isquiosurales (junto con el tendinoso y el bíceps femoral), comúnmente llamados isquiotibiales (de forma errónea).  Se sitúa en la zona posterior e interna del muslo (la zona de atrás y de dentro). Está localizado más profundo que el músculo semitendinoso. Su origen es, a través de un tendón con aspecto membranoso, en la tuber ...

consejos de salud deporte

Hay un músculo que no pasa por alto y que todo fisioterapeuta conoce: el psoas ilíaco. En este vídeo te explicaremos la importancia del psoas ilíaco sobre la articulación de la cadera, incluso cuando la cadera ya ha alcanzado cierto grado de desgaste; además de la importancia del psoas ilíaco para prevenir el mismo desgaste de cadera y métodos de estiramiento muy eficaces para prevenir la contract ...

Fisioterapia Deportiva Fisioterapia Reumatológica psoas iliaco

Las lesiones de la pelvis y la cadera constituyen un pequeño porcentaje de las lesiones deportivas con dolor en la ingle siendo la presentación más común. Los problemas musculares y tendinosos (sobre todo cuando el tendón y el músculo se encuentran) son las áreas tí­picas de la queja. El músculo iliopsoas , un músculo de la cadera, profundo en la pelvis, puede ser irritado por un evento traumático ...

El psoas ilíaco es uno de los músculos más importantes del cuerpo y a menudo se tiende a dejarlo en un segundo plano. Se trata de un músculo que está casi en continuo movimiento, es fuerte y grande e interviene en nuestra postura. Está situado en la zona interna de la cadera y la zona lumbar; es el que permite el movimiento de la pierna para flexionar caderas y rotador externo de estas, siendo a ...

nutrición consejos crecimiento muscular ...

Construir musculo magro es el objetivo por excelencia. Como principio, aumentar en músculo magro puede ayudarte a perder peso, lucir mas tonificado y realizar tus entrenamientos a un alto nivel. Si alguna vez has querido el cuerpo perfecto, pues este es el primer paso para lograrlo. Pero debes saber que para construir músculo magro necesitas mucha disciplina.. Modifica tus hábitos alimenticios Tie ...

Actualidad cervical Estabilizar la cabeza ...

El músculo esternocleidomastoideo es el más importante del costado del cuello, pero es un músculo que a menudo ignoramos. Se dice que es importante debido a la complejidad y diversidad funcional de su relación anatómica, pero es más vulnerable de lo que se piensa. Este músculo tiene dos partes: la parte frontal y la parte posterior y es el responsable de girar, extender y flexionar el cuello hacia ...

tendinitis del psoas psoitis psoas ilíaco ...

La tendinitis del psoas o psoitis es mucho más frecuente o habitual de lo que la gente se piensa ya que muchas veces pasa inadvertida o mal diagnosticada al confundirse con otros procesos de cadera, pubis y músculos aductores. Anatomía, importancia y funciones del psoas iliaco El psoas es unos de los músculos principales en diferentes patologías, su función principal flexora de cadera y su intim ...