TheraMart Oficial Idea guardada 9 veces
La valoración media de 7 personas es: Muy buena

10 Aliados y 9 Enemigos en tu Dieta Para la Hipertensión (¡Checa el Menú y Recetas de ejemplo!)

La alimentación es una parte fundamental en cada de etapa de la vida. Es importante llevar una serie de hábitos saludables que aporten un equilibrio en las personas para evitar diversas enfermedades.

La Hipertensión o presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre en el interior de las arterias. Cuando estas cavidades se vuelven estrechas generan presión y la sangre se eleva. Esta puede causar daños severos en las arterias y disminución del flujo sanguíneo a través del cuerpo haciendo que el corazón trabaje forzado.

Una dieta para hipertensos puede aportar múltiples beneficios en el cuidado diario del paciente. Es importante seguir una serie de recomendaciones saludables fáciles de llevar sin que se sienta ansiedad o rechazo al comer.

Te ayudamos a incorporar una Dieta para Hipertensos
recetas para hipertensos

Una alimentación para hipertensos debe basarse en el alto consumo de frutas y verduras que ayudan a la tensión por su alta calidad en fibra y potasio.

Existen alimentos específicos y especiales para mantener los niveles de tensión a raya y que mejoren de forma significativa la calidad de vida del paciente.

 

Alimentos para bajar la presión arterial

Banana o plátano: El consumo de dos bananas al día puede reducir los niveles de presión alta alrededor de un 10%. Además, contienen una gran cantidad de potasio y fibra.

Queso Ricota: Es ideal porque no sólo es bajo en sodio, ayuda a regular el azúcar en la sangre y la producción de Angiotensina que es lo que obstruye a la arteria. Además, es muy versátil para cocinar.

Cebolla: El ajo y la cebolla son uno de los alimentos para bajar la presión mas recomendados en la medicina natural por ser vasodilatadores. Estas verduras mejoran la circulación, ayudan a combatir el colesterol y la salud arterial del paciente.

Agua de coco: La hidratación juega un papel fundamental en una dieta para presión alta. Beber al menos 8 vasos de agua al día es lo recomendable.

Chocolate negro: Eleva la serotonina y esta a su vez recorre y cuida las arterias manteniéndolas limpias. Es ideal para mantener la enfermedad alejada sin dejar de sentirse estresado por un régimen estricto de alimentación. Se recomienda que contenga más de 70% de cacao.

Pepino: Contiene aproximadamente 442mg de potasio. Cuando el organismo tiene poca cantidad de este mineral, el cuerpo comienza a retener sodio y los síntomas de la hipertensión pueden presentarse de forma repentina por la retención de líquido.

Aceite de oliva virgen extra: Es una grasa saludable rica en radicales libres que inactiva de forma permanente el óxido nítrico, sustancia con efecto vasodilatador. Se recomienda 2 a 3 cucharadas al día con ensaladas y proteínas.

Cereales o semillas: Una dieta rica en cereales integrales es ideal por su alto contenido de fibra. La avena, el trigo molido, la linaza entre otras. Promueven el riesgo de padecer de hipertensión hasta un 20% combinado preferiblemente con leche descremada y fruta fresca.

Remolacha: Ya sea cocida o cruda es ideal para bajar la presión arterial. Se recomienda ingerir en jugos, ensaladas o postres. La remolacha ayuda a la absorción de nutrientes en la sangre generando un escudo protector en el flujo de sangre en las arterias.

Limón: Ayuda a dilatar los vasos sanguíneos haciéndolos más flexibles para que el transito sanguíneo sea fluido.

 

Alimentos Prohibidos que se deben evitar en la dieta

alimentos para bajar la presion


Existen alimentos muy recomendables a ingerir en una dieta para personas con presión alta. No obstante, es importante conocer cuales deben evitarse: 

Sal de mesa: Es el principal causante de hipertensión. Además, promueve el aumento de peso.

Caldos o sopas instantáneas: Es un polvo comercial que hace sustitución a un caldo de sopa. Estas contienen grandes cantidades no solo de sodios sino de químicos y saborizantes que pueden generar un desequilibrio si son consumidas de forma regular.

Dulces y snack salados: El azúcar refinada y las altas porciones de sodio van en contra de la salud. Obstruyen la cavidad arterial y fuerzan al corazón en el bombeo de sangre. Con ellos aumenta el riesgo de sufrir de diabetes sin que el paciente lo note.

Enlatados: Poseen conservantes basados en sodio. Aunque son muy fáciles de preparar, no es recomendable su consumo ya que puede producir un desbalance en los niveles de sangre.

Cafeína: Bebidas como el café o gaseosas con cafeína influyen de forma directa en el aumento de presión arterial. Lo recomendable es sustituirlos por jugos naturales recién licuados o infusiones que no alteren la fluidez de la sangre en el cuerpo.

Medicamentos: Existen fármacos que pueden promover el aumento de la presión arterial. El especialista debe estudiar que medicamentos son los adecuados según la hoja clínica del paciente para no verse afectado por alguna alteración. Sobre todo en caso de embarazo el medico debe preservar la salud de la madre.

Pan o bollerías: Las harinas procesadas contienen sodio y grasas saturadas que al ser absorbidos por el organismo aumentan la presión arterial. El problema se agrava más aun cuando son ingeridas de forma excesiva porque estas contienen más del 15% de la cantidad diaria recomendada.

Manteca y margarinas: La concentración de grasa pueden afectar la salud de las arterias obstruyendo el paso de la sangre. Además, estas sustancias ralentizan el funcionamiento metabólico debido a que el paciente puede subir de peso.

Alcohol: Algunas bebidas como el vino tinto aportan beneficios en la salud cardiovascular. Sin embargo, el exceso de alcohol no sólo puede aumentar la presión sino también cargar al cuerpo de calorías vacías que pueden ser perjudiciales para el paciente a nivel metabólico.

 

Menú y Recetas para reducir la tensión

En el siguiente esquemático se muestra un ejemplo de menú o dieta para hipertensos de manera semanal:

Día 1:

Desayuno: 1 tazón de avena cocida con leche descremada con fruta fresca. Tortilla de huevos 1 yema 2 claras.

Merienda 1: Yogurt griego endulzado con stevia y 5 almendras.

Almuerzo: Ensalada verde con pechuga de pollo y patatas cocidas al horno.

Merienda 2: Ensalada de frutas recién cortadas.

Cena: Pasta de calabacín con salsa napolitana casera. (Usar especias para sustituir la sal) Agregar queso mozzarella o ricota.

Día 2:

Desayuno: Pancakes de avena con mermelada light casera.

Merienda: Mix de frutos secos naturales.

Almuerzo: Crema de brócoli con puré de boniato y filete de pescado a la plancha.

Merienda 2: Yogurt natural con semillas de chía.

Cena: Ensalada capresa con berenjena salteada.

Día 3:

Desayuno: Arepa o tortilla de maíz con huevos revueltos y queso ricota.

Merienda 1: Mermelada casera light con galleta integral.

Almuerzo: Tortilla de atún con vegetales salteados y papas al vapor.

Merienda 2: Emparedado de pan integral con jamón de pavo y mix de lechugas.

Cena: Filete de pescado a la plancha con brócoli al vapor.

Día 4:

Desayuno: Porrigde de avena con canela y leche descremada.

Merienda 1: Yogurt griego endulzado con stevia y 5 almendras.

Almuerzo: Crema de acelga y calabacín con puré de boniato y filete de pescado a la plancha.

Merienda 2: Yogurt natural con semillas de chía y fruta picada.

Cena: Filete de pescado a la plancha con vegetales salteados al vapor.

Día 5:

Desayuno: Arepa o tortilla de maíz con huevos revueltos y queso ricota.

Merienda 1: Mermelada casera light con galleta integral y una infusión de té preferiblemente manzanilla.

Almuerzo: Tortilla de atún con vegetales salteados y papas al vapor.

Merienda 2: Emparedado de pan integral con ensalada capresa.

Cena: Pasta de integral de espinacas con salsa napolitana casera. (Usar especias para sustituir la sal) Agregar queso mozzarella o ricota.

Llevar una vida saludable es la clave para la estabilización del paciente. Es importante mantener una alimentación consciente que aporte: Hidratos complejos, proteínas, grasas saludables, verduras, legumbres.

Se recomienda realizar ejercicio cardiovascular moderado para prolongar la salud del paciente sin ningún factor de riesgo y siempre supervisada por un especialista.
 

Fuente: este post proviene de TheraMart Oficial, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos