Dieta Coherente Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Alimentación familiar en verano, consejos y recetas



El verano es un tiempo de relax familiar y de cierta relajación en los hábitos. La alimentación familiar en verano se debe adaptar a los nuevos horarios de comidas, a las altas temperaturas que con frecuencia reducen el apetito y prestar atención a una correcta hidratación.

Si salís de vacaciones, es buena ocasión para diversificar la dieta descubriendo nuevos sabores y platos típicos. A nuestra familia nos encanta visitar los mercados locales de pescado y hortalizas; y probar las recetas tradicionales de los sitios que visitamos. Es una manera de hacer más original la alimentación familiar en verano y de que los niños prueben platos y alimentos nuevos.

Normas para alimentación familiar en verano

El verano es una época de riesgo con respecto a las toxiinfecciones alimentarias, la más conocida es la Salmonelosis. Por ello es crucial lavarse de forma correcta las manos antes de comer o merendar. Debes poner más atención que en invierno porque las altas temperaturas activan la multiplicación de los gérmenes. Puedes añadir a tu equipaje un bote de gel hidroalcólico y desinfectar las manos antes de comer. Los niños y los mayores de la casa son las personas más vulnerables.

Recoged las sobras en la sobremesa y guardarlas en la nevera. Si vais de excursión a la playa o a la montaña, es importante que llevéis la comida refrigerada, para evitar el crecimiento de bacterias. Lleva agua suficiente para toda la familia, es una parte importante de la alimentación familiar en verano, pues las actividades al aire libre, el calor y sol pueden causar deshidratación en poco tiempo. 

En verano se come fuera con más frecuencia, por lo que es interesante dejar claro a los niños que no se puede pedir refresco en la comida a diario. La bebida de elección sigue siendo el agua.

Es muy importante que los niños no tengan libre acceso a la despensa de refrescos, zumos, galletas, snacks, chocolates o helados para que no realicen un consumo excesivo. Estos alimentos aportan azúcares ocultos y desequilibran el apetito, siendo uno de los enemigos de la alimentación familiar en verano.

El postre ideal sigue siendo la fruta de temporada o un lácteo, pero no se debe recurrir siempre al helado. Si los niños son pequeños puedes hacer platos divertidos ahora que dispones de algo más de tiempo. Alternativas fáciles y que les encantan son los batidos caseros con leche, yogurt o bebida vegetal y fruta de temporada, también puedes preparar macedonia y tenerla siempre fresquita en la nevera.

Si un niño tiene poco apetito debido a las altas temperaturas, no le obligues a comer grandes cantidades, pero sí una comida ligera y equilibrada.

Consejos para la dieta familiar en verano

Un buen truco para la alimentación familiar en verano es comenzar el día con un desayuno equilibrado. Si te levantas tarde tomar un brunch. En ambas opciones debes incluir hidratos de carbono (pan o cereales integrales, fruta…), proteína magra (fiambre magro, huevo, salmón ahumado…) y grasa insaturada (aceite de oliva, aguacate, frutos secos…), según la regla del plato.

Toma en ayunas un vaso de agua templada con 2-3 gotitas de limón, alcaliniza tu organismo y mejora el tránsito intestinal para eliminar toxinas de forma eficiente.

En los tentempiés toma una fruta, siempre acompañada de algo de proteína y grasa saludable. La fruta  es más recomendable entera, si es posible con piel, porque aprovechas su fibra y favorece una liberación más lenta de los azúcares, lo que te ayudará con el apetito y el almacenamiento de grasa. Los tentempiés son parte fundamental de la alimentación familiar en verano para estar bien nutrido e hidratado, no te los saltes!

Merienda de forma correcta para equilibrar el apetito. Evita bajadas de glucosa, pues en verano es cuando los niños desarrollan más actividad física. U bocadillo acompañado de yogur o una pieza de fruta es una buena opción. Evita la bollería industrial, las galletas y los zumos que aportan un exceso de azúcar.

En la cena, ojo con el tapeo, las cañas, la sangría y el picoteo previo. Si has hecho una buena merienda, podrás llegar a la cena sin demasiado apetito y saltarte los entrantes (o sólo probarlos) para aligerar el contenido calórico y así poder compartir un postre. Procura renunciar al pan durante la cena, sitúa la panera lejos de tu área de influencia

Si vas a salir a cenar, en la comida opta por una ensalada y evita las féculas (pan, pasta, arroz, patatas,…) y el postre, así por la noche podrás comer estos grupos de alimentos sin que tu peso y salud se vean perjudicados.

En verano también se consume más alcohol, esto aporta calorías líquidas o calorías vacías que afectan al peso y a la salud. Estas calorías vacías van directas a tus depósitos de grasa y son muy difíciles de eliminar. Si vas a beber alcohol te recomendamos que no tomes combinados con refrescos, mejor con hielo o mezclado con agua. Eso si, después pasea o baila un rato largo

Ideas para la alimentación familiar para el verano

Estas recetas te pueden ayudar a llevar una comida equilibrada a la playa o montaña, son muy fáciles de hacer y muy sabrosas, seguro que son un éxito en tu alimentación familiar en verano:

Bocadillos sanos y ligeros para la playa

Tuppers fresquitos de ensaladas para tus excursiones
Recuerda  que es aconsejable esperar una hora después de comer para bañarte y siempre métete en el agua poco a poco, vete mojando las piernas, los brazos, la nuca etc. para evitar “un corte de digestión”.

No te olvides de las sopas frías tipo gazpacho, salmorejo, etc. son una alternativa estupenda como primer plato y siempre se agradece algo fresquito y sabroso, que puedes tener preparado en la nevera.

Otra alternativa de la que no nos solemos acordar son las ensaladas frías de legumbres, solo debes cocer las legumbre que prefieras, dejarlas al dente, que no se deshagan, y añadir lo que prefieras, tomate picado, cebollita, zanahoria cruda o cocida, pimiento, alcaparras… puedes hacer tantas variedades como tu imaginación quiera.

Si tienes alguna pregunta sobre la alimentación familiar en verano puedes dejarnos un comentario y nuestros Nutricionistas Online te asesorarán.

Síguenos a través de las Redes Sociales como Facebook, Twitter, Pinterest, Google +, Instagram, nuestro Canal de Youtube, o puedes bajarte gratis nuestra app a tu móvil.

Fuente: este post proviene de Dieta Coherente, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Consejos Coherentes

Recomendamos