Psicoadapta blog de psicología Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

NO, LA DEPRESIÓN NO SE CURA CON QUE INTENTES SER FELIZ

La depresión-360x300


La depresión no es algo que puedas cambiar “así como así”

Seguramente lo hayas escuchado en alguna ocasión, puede que tú también lo dijeras antes de caer en una depresión; “intenta estar bien” o “mira el lado positivo”. Como si estar en depresión fuera algo que pudieras cambiar. Imagina que le dices a una persona que tiene un esguince que se levante y camine, que es una tontería estar ahí sentado. Suele suceder que las enfermedades psicológicas parecen más reversibles que las físicas y que con solo ignorar el dolor emocional, te olvidarás. Pero no se olvida porque es una enfermedad, es decir, tu cerebro cambia a nivel químico cuando estás depresivo. Por eso intentar ser feliz en el típico sentido de la palabra (sonreír, hacer cosas y forzarte) puede ser contraproducente y crear un estado de frustración constante. La depresión no se cura con que intentes ser feliz.

La depresión es una enfermedad mental que cambia la química del cerebro

Una sintomatología en la que se incluyen la pérdida del interés por la vida, la tristeza, los sentimientos de culpa, la falta de placer o los problemas para conciliar el sueño es una condición grave que afecta a más de 350 millones de personas en todo el mundo. Es una de las enfermedades del siglo XXI y, en muchos casos, el paciente ni siquiera sabe como apareció. Pero siempre hay una causa. Se ha relacionado con los niveles bajos de serotonina.

Esta hormona que funciona como neurotransmisor es una de las encargadas de que seamos felices y suele liberarse cuando hacemos actividades que nos agradan, cuando comemos, hacemos ejercicio o tomamos el sol. Los niveles bajísimos de esta hormona se complementan con bajones en los niveles de dopamina, otro neurotransmisor que está relacionado con los centros del cerebro que regulan los sistemas de compensación. Es lo que nos hace seguir adelante y por lo que sentimos placer. Se liberan en grandes cantidades en multitud de situaciones (y no en pocas adicciones a drogas).

Por ello es fundamental recibir tratamiento para la depresión cuando se padece este problema ya que no es “estar triste”. Todos estamos tristes algún día. La depresión es una condición física grave que altera nuestra manera de percibir el mundo, las amenazas y las recompensas.

Cómo se cura la depresión

En primer lugar, debes ir al especialista. El sabrá si recetarte algún psicofármaco en combinación con el tratamiento cognitivo conductual. Por supuesto también puedes poner algo de tu parte para que la cura de la depresión sea más efectiva:

Alimentación sana: Come de manera equilibrada y elige los alimentos más nutritivos y que tienen triptófano. Entre los alimentos que debes agregar a tu dieta están las semillas de chía, el aguacate, las nueces, el brócoli o la quinoa. Todos ellos son ideales, además, para incluir otras muchas vitaminas que serán la base para una dieta saludable. 

Convierte el sueño en una prioridad: Dormir es un método infalible para prevenir la depresión. No duermas con la luz o con la televisión encendida.

La vida social, aunque no te apetezca: Dicen que las enfermedades del siglo XXI tienen que ver con el aislamiento social y aunque no existen las suficientes evidencias científicas, estar con otros nos hace más felices. No te aisles. Por mucho que duela.

Cambia tu vida aunque tenga su riesgo: La depresión y la ansiedad son enfermedades muy vinculadas a la frustración, al laissez faire de la vida. Todos necesitamos una recompensa cotidiana y encontrar proyectos que nos emocionen.

Incrementa tus habilidades sociales e inteligencia emocional: Siempre se ha sobreentendido que somos animales sociales pero la realidad es que nos hemos olvidado de las habilidades sociales. En el colegio nos enseñan a sumar y a restar pero no a ser asertivos ni a saber decir las cosas a su debido tiempo. Por este motivo es imprescindible que intentemos promocionar estas aptitudes para gestionar mejor nuestras emociones.

Autora: Alex Bayorti (colaboradora de nuestro Blog)

Fuente: este post proviene de Psicoadapta blog de psicología, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos