Idea guardada 3 veces
La valoración media de 14 personas es: Excelente

Menopausia, ¿podemos minimizar sus síntomas sin medicación?


Fuente: Imagen de Jill Wellington en Pixabay


No nos gusta hablar de la menopausia, ¿verdad? Aparte de venir acompañada de variadas molestias – el aumento de peso en la zona abdominal, los más que molestos sofocos, el cambio negativo del estado anímico, etc. – también representa una cierta decadencia: esa sensación de que, a partir de ese punto, todo irá cuesta abajo. Estos ya serían más que suficientes motivos para llevarnos a la depresión, síntoma frecuente de la menopausia. Afortunadamente, hoy en día los conocimientos acerca de la menopausia son extensos y, basándonos en ellos, podemos llegar a implementar en nuestro día a día acertadas medidas que harán esta etapa más llevadera. Incluso podríamos llegar a celebrar y disfrutar este cambio (pensemos en la ausencia – ¡por fin! – de la menstruación).

A continuación describo tres medidas que yo he tomado para aliviar las molestias y que, en mi caso, funcionan perfectamente. Cabe mencionar que no existen dos cuerpos iguales y, por lo tanto, lo que para mí funciona no necesariamente funcionará para otras. Por ello considero imprescindible la visita periódica a un ginecólogo. Solo el especialista puede valorar la severidad de los síntomas y recetar tratamiento farmacéutico, en caso de ser necesario.
 

3 claves para minimizar los síntomas de la menopausia

 

1. Ejercicio físico


Realizar ejercicio físico de manera regular y dentro de tus propias posibilidades es fundamental para aliviar los sofocos, evitar la pérdida de músculo y mantener nuestro metabolismo a raya impidiendo así que los kilitos se vayan acumulando, silenciosamente, año tras año.

Si, por algún motivo, dejo de hacer ejercicio por un periodo de más de cuatro días, inmediatamente los sofocos nocturnos se vuelven tan molestos que influyen negativamente en el tiempo y calidad del descanso nocturno. Esto se traduce en un inevitable humor de perros por la mañana que ni yo misma me aguanto.

Procuro hacer ejercicio, al menos, cinco veces a la semana divididas entre tres a cuatro sesiones de fuerza (con pesas y/o utilizando el peso corporal) y dos sesiones de ejercicio a intervalos de alta intensidad (HIIT). La duración de las sesiones es de 30 a 40 minutos, dependiendo de la intensidad.

Haber ganado músculo durante los últimos meses me aporta más energía y me facilita considerablemente las tareas del hogar como, por ejemplo, cargar con las compras del supermercado. Parece una tontería, pero poder coger la cesta repleta de artículos con una sola mano y encajarle encima de las otras, que ya se encuentran a bastante altura al lado de la caja del supermercado, ¡no tiene precio!
 

2. Alimentación saludable


¿Qué puedo decir sobre este tema que no sepamos ya? Al igual que el ejercicio físico, una dieta saludable debe ser parte de nuestro día a día en cualquier fase de la vida. En mi caso, procuro reducir el consumo de alimentos procesados – aunque no siempre lo consigo – y preparar comidas con ingredientes naturales. Apenas como carne y si la como siempre es carne de pollo o pavo.

Algo que he aprendido también es a mantener el equilibrio entre los macro nutrientes que consumo a diario (hidratos de carbono, grasas y proteínas). Esto es fundamental para que nuestro cuerpo funcione de manera óptima. Existen fórmulas para calcular la cantidad de macronutrientes que un cuerpo necesita a partir de las necesidades y características personales de cada uno. Necesitaría un artículo entero para profundizar en esto y seguro que lo escribiré más adelante.
 

3. ¡Quiérete! 


Mi última recomendación en general: ¡QUIÉRETE!

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos

Relacionado

Adelgazar estrés Circulación ...

Suplementos nutricionales para sobrellevar los síntomas de la menopausia

Tres de cada cuatro mujeres presenta síntomas desagradables durante la menopausia, y la mitad de ellas requiere tratamiento. Los problemas fisiológicos que cada mujer sufre varían de una a otra, desde reglas irregulares, a hinchazón de pechos y el vientre, sofocos, mareos, cansancio o mayor incidencia de infecciones urinarias, dolores articulares, insomnio, desequilibrios emocionales y psicológic ...

Herbolario

Germen de soja y los sofocos en la menopausia

Un extracto de soja, rico en isoflavonas, puede reducir los sofocos en la menopausia Un nuevo estudio de Austria y Alemania que apoya los potenciales beneficios del extracto de soja para la salud de la mujer sugiere que el extracto de soja rico en isoflavonas podría ayudar a reducir los sofocos y la sudoración en mujeres menopáusicas. Los datos publicados en el European Journal of Clinical Nutrit ...

consejos médicos expertos general ginecología ...

Dieta para hacer frente a los síntomas de la menopausia

Muchos de los síntomas a los que tienen que hacer frente las mujeres a lo largo de la menopausia son ya ampliamente conocidos. Debido al aumento de la esperanza de vida, esta ha pasado a convertirse en una de las principales etapas vitales y, en consecuencia, la necesidad de información ha ido incrementándose, de la misma forma que las investigaciones científicas cuyo objetivo radicaba en satisfac ...

menopausia sintomas de la menopausia dieta durante la menopausia ...

Menopausia y dieta para combatir sus efectos

Nos pasamos media vida quejándonos de la menstruación, desde luego es incómoda y muchas sufrimos dolores y molestias que hacen que se nos hagan cuesta arriba cada una de ellas. Irónico es que no sólo suframos con el período sino que, cuando éste cesa, tengamos que padecer aún más, si cabe. Los síntomas de la menopausia son conocidos por todas: flujo abundante, cambios en la menstruación, ansiedad, ...

aumento de peso cambios de humor cansancio ...

Menopausia: síntomas y cómo lidiar con ellos

La menopausia llega en torno a los 45 años. Aunque cada mujer es un mundo y, como ocurrió años atrás con la llegada de la menstruación, suele variar bastante: a algunas les llega de repente mientras que para otras es un cambio progresivo. El síntoma más habitual de la menopausia son los sofocos, pero hay que tener en cuenta que la menopausia se produce en tres fases: perimenopausia (el estrógeno ...

menopausia insomnio sofocos ...

Sofocos e insomnio durante la menopausia

Una de las molestias más frecuentes en mujeres que experimentan la menopausia son los sofocos. Este síntoma vasomotor se manifiesta como una repentina sensación de calor y ansiedad que se localiza especialmente en el cuello y la cara, acompañado de sudoración y palpitaciones como respuesta del cuerpo a la disminución de los niveles de estrógeno. Esta sensación suele durar entre 30 segundos y 5 min ...

isoflavonas isoflavonas de soja menopausia ...

Adiós a los sofocos en la menopausia

El post de hoy va dirigido a aquellas mujeres que están sufriendo la menopausia y sufren trastornos como sofocos, irritabilidad e insomnio. Si eres una de ellas sabes a qué me refiero. LOS SOFOCOS Los sofocos son más que calor. Es una oleada caliente que te recorre, generalmente de abajo hacia arriba y que te hace sudar y sentir un calor agobiante. Algunas mujeres apenas los sufren pero otras tien ...