Blog de frida Idea guardada 1 veces
La valoración media de 30 personas es: Muy buena

¿Comer chicle es tan perjudicial como se dice?

A todos nos gusta mascar chicle (más o menos), y es que los hay de tantos sabores y tipos que difícilmente podremos resistirnos: de menta, fresa, melón, sandía, sin azúcar, extra largos, en grageas... ¡Todos deliciosos!

Además, cuando vivimos períodos de estrés o ansiedad tendemos a atracar la nevera en busca de alimentos calóricos, con el consecuente incremento de peso... ¿No os parecen una mejor alternativa los chicles? 

Mejoran el aliento, limpian la dentadura, consiguen saciarnos... ¿Pero todo es positivo? ¡Descubrámoslo!

Imagen 0


(Imagen/ Flickr: VeRoNik@ GR)

Efectos negativos de mascar chicle:
- Gases.

- Acidez.

- Irritación intestinal.

- Diarreas.

- Puede acarrear problemas en la mandíbula. 

- No son determinantes a la hora de perder peso.

- No pueden sustituir a una buena limpieza. 

Imagen 1


(Imagen/ Flickr: sometimes rains in JUN)

Tranquilos que mi intención no es que dejéis de mascar chicles, yo soy la primera que disfruta muchísimo con este pequeño vicio, sin embargo, sí conviene que seamos precavidos y no abusemos. 

Los especialistas coinciden en desaconsejar masticar más de 3 chicles al día o durante más de media hora cada uno. 

Si ya han hecho estragos en tu dentadura y no luce todo lo blanca que debiera, echa un ojo a los consejos que encontrarás en este vídeo para blanquearlos de manera natural:



Así que ya sabes, puedes seguir comprando tus chicles preferidos, siempre y cuando los utilices con cabeza. 

 
- Si quieres preguntar cualquier duda o mostrarnos tus trucos de saludo, escribe en nuestro muro de Facebook. 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos