comunidades

Fractura de calcáneo: ¿Cuáles son las complicaciones habituales de las fracturas de calcáneo?

Fractura de calcáneo: ¿Cuáles son las complicaciones habituales de las fracturas de calcáneo?


Dadas las funciones tan importantes que cumple el calcáneo, las fracturas de calcáneo resultan ser una de las lesiones más incapacitantes si no son tratadas adecuadamente. Teniendo en cuenta esto, te mostraremos en el siguiente artículo, las complicaciones que más frecuentemente se presentan tras una fractura del hueso del talón:

calcáneo resulta ser el hueso más grande del pie, guarda relación con el hueso astrágalo formando la articulación subastragalina, parte importante de la articulación del tobillo. Además, al servir como un brazo de palanca entre los músculos flexores del pie, constituye un pilar fundamental para la ejecución correcta y funcional de la marcha. Este hueso es altamente resistente para poder tolerar el peso del cuerpo y las cargas axiales a las que se ve expuesto, por lo cual, rara vez se ve fracturado.

Es un tipo infrecuente de lesión ósea, que consiste en la rotura de este hueso en algún punto; suele originarse por una caída o en el contexto de un accidente automovilístico..."

Teniendo esto encuentra podemos decir que una fractura de calcáneo es un tipo infrecuente de lesión ósea, que consiste en la rotura de este hueso en algún punto; suele originarse en el contexto de una caída desde una altura mayor a un metro o producto de un accidente automovilístico. El calcáneo puede verse fracturado en distintos puntos, por lo cual la clasificación de esta lesión es bastante extensa. Si la articulación subastragalina se ve comprometida en la lesión, se le denomina fractura intraarticular, ahora bien, si la rotura ocurre en las adyacencias de la articulación y esta no se ve comprometida, se le denomina fractura tipo extraarticular. A pesar de los avances médicos que existen en la actualidad con respecto al abordaje terapéutico de esta lesión, las complicaciones a corto y largo plazo en muchos pacientes suelen ser inevitables.

síndrome compartimental son: contractura de la musculatura plantar, agarrotamiento de los dedos de los pies, dolor persistente a lo largo de la distribución de los nervios plantares, hasta incluso una extensa afectación gangrenosa de la región profunda del talón, pudiendo conllevar a una cirugía por amputación.

Lesión neurovascular: suele ocurrir de forma yatrógena, o sea, este tipo de complicación guarda relación con una intervención médica mal ejecutada, en estos casos el nervio sural es la estructura con mayor riesgo de lesión. Esta lesión también puede tratarse de una complicación tardía, como consecuencia de la mala cicatrización de los tejidos blandos o la unión ósea defectuosa o exostosis que conlleva el pinzamiento. Es una consecuencia más común originada por el tratamiento médico conservador.

Dolor difuso en el pie: incluso después de que la fractura se haya consolidado, los síntomas pueden volver a presentarse más tarde. El dolor residual difuso y el movimiento restringido en la articulación subastragalina suelen estar presentes inmediatamente después de que la fractura haya sanado. La alineación del eje de la pierna y las superficies articulares a menudo se ve alterada de forma permanente producto de la lesión, no solo en la parte inferior del tobillo sino también en la parte superior del tobillo, lo que origina el dolor y la restricción funcional del tobillo, que en algunos casos resultan reversibles, sin embargo, en otros casos pueden considerarse una complicación crónica.

artrodesis. La carga de peso se desplaza al borde lateral del pie por lo que el paciente presenta un dolor intenso. Otras consecuencias de una consolidación defectuosa son la disminución de la altura del talón, talón en valgo, pinzamiento y desarrollo de artritis en el tobillo.

Artritis: es frecuente después de fracturas intraarticulares, además, de afectar la articulación subastragalina también puede afectar la articulación calcáneo-cuboidea. Puede producirse como consecuencia de la consolidación defectuosa del calcáneo.

Problemas de la almohadilla del talón: todo el peso del cuerpo recae en una almohadilla compuesta de tejido adiposo y tejido conectivo que está debajo del talón, esta estructura es frecuentemente afectada en una fractura extraarticular inferior. El dolor crónico en el talón después de las fracturas del calcáneo se ha atribuido a una lesión en esta almohadilla subyacente al calcáneo durante el momento de la lesión. Otra posible causa de dolor crónico de la almohadilla después de las fracturas del calcáneo es el desarrollo de espolones o exostosis, después de esta lesión. 
Muchas son las complicaciones que pueden ocurrir en el momento del trauma o como resultado del tratamiento quirúrgico o conservador realizado al paciente. El reconocimiento temprano de estas complicaciones en los pacientes juega un papel clave en la mejora de los resultados después de las fracturas del calcáneo. Generalmente la mayoría de ellas pueden tratarse de forma conservadora con el uso de órtesis, intervenciones desde la fisioterapia y otras intervenciones médicas (fármacos, inyecciones). Sin embargo, algunos casos requieren procedimientos correctivos invasivos para su solución. 

Fuente: este post proviene de Blog de Fisio-online, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:

¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos