comunidades

Entendiendo el dolor



Qué difícil es entender los sufrimientos propios y de nuestra familia, los temores, los porqués, la impaciencia, la injusticia, las humillaciones. Qué difícil es entender esa gran cantidad de cosas que nos quitan la paz y la tranquilidad y que además nos producen desasosiego, juzgando si somos merecedores de lo que nos acontece, sin pararnos a pensar lo que otros sufren o padecen toda su vida y que además lo asumen con una sonrisa que nos llega a los demás como una gran lección.

No entendemos nada y no queremos aceptar nada porque buscamos la vida perfecta, cómoda y feliz,
cuando la felicidad está en aceptar la propia vida que nos ha tocado, viviendo el presente y haciendo feliz incluso con nuestras miserias y dolores a quien se cruza en nuestro camino, siendo verdadera luz.

Tal y como nos testimonian muchos enfermos se podría llegar a entender el dolor y el sufrimiento, pero qué difícil es aceptarlo cuando tanto nos duele simplemente el caminar por la vida, sintiendo ese gran agobio y dolor por cada circunstancia que se cruza ante nosotros.

En esta entrevista que con el permiso de Religión en Libertad podéis leer más abajo, Tone Planinsek nos dice que "lo importante es descubrir y cultivar los talentos que tenemos". Y tiene toda la razón, pero parece que en lo que nos detenemos es en ver nuestros defectos e incapacidades, recreándonos en lo que no podemos hacer o conseguir por nuestras limitaciones. Por eso también comenta que encontrando sentido al sufrimiento, se encuentra la fuerza para ser uno mismo quien puede ayudar a muchas personas, sin pensar en las que pueden o deben ayudarnos a nosotros.

También es difícil entender cuando nos dice que "el sufrimiento es la forma más elevada de amar y que la discapacidad puede ser un privilegio si la aceptamos como un regalo de Dios, que nos ayuda a elegir el camino de la santidad". Tone lo tiene muy claro, lo vive así, lo siente y nos lo transmite a los demás para contagiarnos del virus de su felicidad. Lo deja muy claro también cuando dice: "Nosotros, los discapacitados y los enfermos, no sólo recibimos ayuda y compasión, sino que también podemos dar. Ser útil a otro ser humano: esta es mi felicidad”.

A mí me ha calado muy hondo este testimonio y espero que a vosotros también:

EL LUMINOSO TESTIMONIO DE UN DISCAPACITADO FÍSICO: Me ayuda a elegir el camino de la santidad.

Tone lleva toda su vida con una gran discapacidad, pero abrazado a la fe se ha convertido en una luz para muchos.

En la misma semana en la que se ha celebrado la Jornada Mundial del Enfermo, la festividad de la Virgen de Lourdes y en España se ha comenzado a tramitar una ley de la eutanasia aparece el esperanzador testimonio de una persona que sufre casi desde su nacimiento con una grave discapacidad que le ha generado grandes dolores y enfermedades. Se trata del esloveno Tone Planinsek, que encontró un sentido al sufrimiento, que se abrazó a la Cruz y así ha encontrado la felicidad y la fuerza para ser él el que ayuda a muchas otras personas.

Este católico que incluso llegó a desafiar al régimen comunista checoslovaco yendo en secreto a misa explica que “el sufrimiento puede ser tanto una bendición como una maldición. Depende cómo lo aceptemos. En las pruebas que acompañan a toda vida humana, el sufrimiento ayuda al crecimiento espiritual y así la vida se enriquece espiritualmente”.

La discapacidad, desde la cuna

Tone comienza su testimonio, que recoge Vatican News, recordando que nació “como un niño sano, el primero de siete hijos en una familia campesina. No tenía ni un año cuando notaron que mi espalda empezó a curvarse como resultado del raquitismo. Así que hasta el comienzo de la escuela primaria (en aquel entonces en Eslovenia la escuela comenzaba a la edad de 7 años y duraba 8 años) recorrí muchos hospitales”.

Recuerda que después estudió en un instituto de formación profesional para jóvenes discapacitados donde se formó en sastrería. Pero al medir tan sólo 1,30 metros tenía muchos problemas para trabajar con las máquinas de la fábrica de cuero. Sin embargo, los fuertes dolores le hicieron retirarse de este trabajo veinte años después. Pero ni se vino abajo ni se quedó quieto.

Misa en la clandestinidad

La fe fue el motor que le movió en todo momento, como la había sido ya durante todo ese tiempo. "Todo comenzó con la fe, la fe tradicional. Después empezó a crecer en mí, porque empecé a leer lecturas espirituales. Al mismo tiempo asistía al catecismo para jóvenes. Durante la escuela profesional en el Instituto de Formación experimenté el significado de la fe en la vida. Casi fui expulsado del instituto debido a mi interés por un libro que llegó por correo a la dirección del Instituto de la editorial Druzina. No podíamos ir a misa, sólo en secreto. Durante este tiempo pude haber renunciado a la fe, pero la abracé aún más fuertemente. Así empecé a preguntarme sobre el sentido del sufrimiento”, relata Tone.

¿Por qué sufría él? ¿Por qué sufría tanta gente? A través de estas lecturas espirituales llegó a reconocer que esta era su “misión”. Jesús había sufrido y a través del sufrimiento redimió al mundo. Por eso, este esloveno señala que llegó “a la conclusión de que el sufrimiento es la forma más elevada de amar; de lo contrario Dios habría elegido otro camino”.

Tone fue el fotógrafo oficial del congreso eucarístico en Celje.

Lo que puede aportar un discapacitado

Ahora que se han sumado varios dolores y problemas a mi discapacidad, ofrezco todo esto a Jesús para algunas intenciones concretas. El sufrimiento en sí mismo ya nos empuja al cielo. Pero no irá hacia adelante sin nuestra colaboración, tal como me escribió un sacerdote hace años, quien también sufrió mucho”, añade.

En su opinión, “la discapacidad puede ser un privilegio si la aceptamos como un regalo de Dios, que nos ayuda a elegir el camino de la santidad. Sí, para muchas personas la persona discapacitada es un pequeño sol, cuando para él o ella la discapacidad no es una carga, sino que se ve a sí mismo como una persona con sus talentos. Estos son pequeños soles y conozco muchos de ellos”.

Tone Planinsek ha podido así ejercer también su gran pasión, la fotografía, habiendo cubierto congresos y eventos religiosos. Por ello, recuerda a todo el mundo que “a veces sólo hace falta animar a una persona a dar lo mejor de sí misma. Nosotros, los discapacitados y los enfermos, no sólo recibimos ayuda y compasión, sino que también podemos dar. Ser útil a otro ser humano: esta es mi felicidad”.


Cultivar los talentos

De este modo, afirma que “lo importante es descubrir y cultivar los talentos que tenemos. A pesar de las dificultades, pueden ser más grandes de lo que pensamos”, y así incluso pudo ser el fotógrafo oficial de una revista católica durante los viajes de San Juan Pablo II al país. Ahora debido a la enfermedad ya no puede cargar con el equipo fotográfico, pero también lo ha aceptado con alegría.

También en Radio Ognjisce participa desde hace 25 años en un programa de radio que se llama “Levántate y camina”. En él –asegura- “me dirijo a personas entre las cuales también estoy yo. Quién puede ayudarles mejor que uno de ellos, que puede identificarse con ellos, que tiene experiencias similares a las suyas, porque habla de su propia vida. Preparo este programa con mi corazón, desde dentro, no con conocimiento. El programa no tiene el objetivo de consolar, pero con su contenido busca sobre todo animar a los enfermos, a los discapacitados y a todos los que sufren a mirar hacia el futuro y a preguntarse para qué puede servir la enfermedad o la discapacidad".

Estas son las personas que nos dan lecciones, que nos hacen ver la realidad, que nos hacen aprender, valorar, agradecer y descubrir que todos estamos aquí para dar sentido a nuestra vida, nos haya tocado la que nos haya tocado, siendo luz para los demás. Ellos son los que nos enseñan a subirnos al verdadero podio de los triunfadores.

Mi agradecimiento a Religión y Libertad por permitirme publicar este gran testimonio en mi blog. Mis felicitaciones a esta publicación que día tras día nos aporta valores y virtudes para ser esa luz que el mundo necesita.

Muchas gracias por estar aquí y compartirlo.

"Solo podemos iluminar el mundo si transmitimos luz"
"Solo podemos dejar huella con nuestra acción continua"

Fuente: este post proviene de El podio de los triunfadores, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos