Psicoadapta blog de psicología Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Conflictos más comunes en una relación de pareja (y cómo solucionarlos)

Esas citas románticas del estilo “el amor todo lo puede” o “amar es aguantar” están obsoletas y, de hecho, nos suelen llevar a vivir verdaderas relaciones tóxicas. En este caso vamos a tratar esos conflictos que se dan en una relación de pareja saludable por lo que evitaremos todas las actitudes que son nocivas para el otro o en las que se manipula. Y es que hay muchas parejas que mantienen una relación sana pero que, en determinados momentos, sufren problemas externos o internos. Te hablamos de los más comunes y de cómo se pueden solucionar.

Diferencias en el apego mutuo

El apego es un inherente al ser humano. Desde mucho antes de nacer estamos conectando con nuestra madre y cuando vamos creciendo creamos
apego liberando oxitocinas con cada contacto social. Cuando somos adultos esto continúa siendo similar aunque las barreras de la represión limitan el contacto a nuestros seres queridos más cercanos. En la pareja puede darse un problema y es que mientras que uno de los miembros ha aprendido en su hogar a dar y recibir cariño en demasía, el otro apenas tuvo contacto físico con sus padres y aprendió otras maneras de demostrar el afecto.8

Esto puede que te suene porque es común que el género masculino (obviamente sin generalizar) haya aprendido a no mostrar las emociones ni el afecto tanto como el femenino. Esto supone un problema ya que si se unen dos personas con diferentes perspectivas acerca del afecto lo común es que sus caracteres choquen, especialmente en las situaciones en las que una parte necesita el apoyo de la otra.

Solución: No hay ninguna solución mágica y, en muchos casos, se necesita terapia de pareja para conseguir el acercamiento pero es relativamente fácil ya que consiste en un acercamiento mutuo; la parte más apegada debe moderar su necesidad y aprender a desenvolverse sin ese contacto constante. Por otro lado, quién tiene más problemas con la intimidad de pareja puede aprender a abrazar y dar pequeñas muestras de cariño paulatinamente.

La pasión se terminó en la relación de pareja

Tan clásico que es imposible que alguien no lo haya sentido alguna vez. Y hay los suficientes estudios al respecto como para corroborar que lo que llamamos pasión (que no es otra cosa que una liberación de químicos) va atenuándose con el paso de los años. Concretamente, todo vuelve a su cauce en nuestro bendito cerebro después de un máximo de tres años. Esto no significa que no te sigue atrayendo tu pareja sino, más bien, que ya se pasó la novedad. Esto puede acarrear problemas, especialmente si un miembro de la pareja tiene más líbido que la otra parte.

Solución: Obviamente, este es un problema multicausal ya que intervienen factores como los hijos, las obligaciones laborales y las labores cotidianas. La rutina puede ser lo que mantenga o destroce una relación. Concretamente, la pasión es muy difícil de mantener en una rutina por lo que la recomendación es que os esforcéis por mantener viva la llama. Sí, puede que no siempre salga natural al principio pero llegará un momento en el que sí que lo haga. Al fin y al cabo, una relación tiene altibajos.

Compromiso y responsabilidad cotidianas

Conflictos más comunes de una relación de pareja-225x300
Aunque este parámetro está al límite de ser considerado natural de una pareja sana puede ser que en la planificación y responsabilidad que asume cada parte de la relación, siempre exista un miembro que dé más de sí y que termine sufriendo una especie de “burn out” (síndrome del quemado, en el ámbito laboral). Este consiste en el exceso de carga de una de las partes de la pareja que puede desencadenar cuadros de ansiedad o estrés.

Solución: Obviamente la comunicación es importante pero si ésta no ha funcionado puede que la intervención de un tercero sea la mejor manera de resolver este conflicto de pareja.

Éstos no son los únicos conflictos de pareja que existen y, de hecho, hemos tratado aquellos que son problemas internos en la relación. Existen muchos más y, de hecho, hay otros como la familia política que pueden ser muy dañinos en una relación e, incluso, destructivos.

Autora: Alex Bayorti (colaboradora de nuestro Blog)

Fuente: este post proviene de Psicoadapta blog de psicología, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos