comunidades

¿Cómo se cura el síndrome del seno del tarso?

¿Cómo se cura el síndrome del seno del tarso?


La selección del abordaje terapéutico para la curación de esta afección va a variar dependiendo de la etapa en la que se encuentre el síndrome del túnel o seno del tarso. Por un lado, si el diagnóstico ha sido temprano, el síndrome responde muy bien al abordaje conservador, mientras que un diagnóstico tardío puede requerir un tratamiento quirúrgico inmediato, esto con la finalidad de evitar que se produzcan mayores daños a las ramas del tibial posterior que discurren por el túnel del tarso.

afección. Las estrategias terapéuticas no invasivas son variadas y van a ser seleccionadas según las características y factores causales de cada caso.

alineación del pie, puede resultar beneficioso el uso de plantillas ortopédicas que corrijan la desalineación presente y mejoren la pisada, generalmente están diseñadas para elevar el arco plantar, sobre todo en pacientes con pie plano. Sin embargo, otras alteraciones pueden estar relacionadas con el origen del síndrome como el pie cavo, talón en valgo o varo. El diseño de órtesis y aparatos ortopédicos está enfocado en limitar el movimiento excesivo y anormal que puede causar compresión sobre el nervio tibial y así lograr reducir la sintomatología asociada.

varices o secuelas de otras lesiones). En este caso la fisioterapia puede corregir los desbalances musculares presentes mediante el entrenamiento terapéutico, que generalmente involucran al músculo tibial posterior y a la musculatura intrínseca del pie.

Independientemente del factor causal asociado, el desbalance muscular siempre está presente en esta enfermedad, por lo que la fisioterapia es necesaria..."

Además, dependiendo de los síntomas y las molestias que refleje el paciente, el fisioterapeuta va a seleccionar las técnicas y herramientas terapéuticas para acelerar el proceso de curación del tarso y mejorar la funcionalidad y calidad de vida del paciente afectado, algunas de las modalidades más usadas son: movilización aumentada de tejidos blandos, ultrasonido, ejercicios de movilización del tejido nervioso (Neurodinamia), electroterapia, crioterapia, Kinesiotaping, punción seca entre otras.

mínimamente invasivos, esto para garantizar la menor probabilidad de lesiones o complicaciones posquirúrgicas como la formación de fibrosis posquirúrgica; estos procedimientos son realizados desde la parte trasera del tobillo o desde la zona lateral del tobillo. En la cirugía el médico realiza una incisión en el retináculo flexor y, además, también puede eliminar quistes, así como espolones óseos, tumores u otros tejidos que estén reduciendo el espacio por donde circula el nervio. Una vez resuelto el factor causal del síndrome del túnel del tarso, es necesario rehabilitar las estructuras operadas, para evitar la formación de adherencias y recuperar la flexibilidad, fuerza y las funciones de tobillo.

Fuente: este post proviene de Blog de Fisio-online, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:

¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos