comunidades

¿Cómo regular el reposapiés de la silla de ruedas para una posición cómoda?

Los reposapiés ayudan al usuario a mantener una postura correcta mientras está sentado en una silla de ruedas. Si los reposapiés están en una posición incorrecta, esto puede causar tensión en la espalda, la parte inferior de los muslos y los huesos de la cadera del usuario.

Si los reposapiés están demasiado bajos, el usuario experimentará una tensión innecesaria en la parte superior de los muslos y detrás de la rodilla. Si los reposapiés están demasiado altos, habrá una presión adicional en los huesos de la cadera. Estar sentado en una posición incorrecta durante largos períodos de tiempo puede provocar dolor en la parte baja de la espalda, una presión excesiva en la zona de la cadera y el muslo, así como problemas de digestión.

Video explicando la colocación del reposapiés
Las consecuencias de poner las plataformas del reposa pies demasiado altas o demasiado bajas. Fuente: Karma Medical YouTube

¿Cuál es la forma correcta de colocar un reposapiés de silla de ruedas?

La posición correcta es cuando las nalgas del usuario llegan hasta el respaldo con el muslo paralelo al asiento. El ángulo detrás de la rodilla debe ser menor de 90° con los pies planos en los reposapiés.

colocando piernas para una posición correcta
Cómo deben verse los muslos del usuario alineados con el asiento de la silla de ruedas cuando los reposapiés están en la posición correcta. Fuente: Karma Medical YouTube

¿Y si las piernas del usuario tienen una contractura?

Los reposapiés de la silla de ruedas están diseñadas para satisfacer la mayoría de las condiciones corporales del usuario. Sin embargo, el usuario con la musculación tensa o con una contractura podría no ser capaz de poner los pies en los reposapiés. En este caso, si el usuario se ve obligado a levantar las piernas demasiado alto en los reposapiés, los tendones o musculación se estirarán, lo que puede resultar incómodo. El instinto del usuario será entonces deslizarse por la silla de ruedas y colocar su cuerpo en una posición más cómoda.

La solución es permitir que el usuario ponga sus pies bajo la silla, para evitar que ejerza sus músculos y mantenga el ángulo de su rodilla por debajo de 90°. Aflojar las correas de las piernas permitirá al usuario poner las piernas lo más atrás posible debajo de la silla.

Reposapies


Otra opción sería reutilizar las correas de las piernas para colgarlas debajo del asiento completamente para apoyar los pies de esta manera. Esto es quizás algo que se puede hacer en casa cuando no es necesario que el usuario tenga los pies en los reposapiernas. Es importante adaptar la silla de ruedas a las necesidades del usuario.

Resumen

Cambiar la posición de los reposapiés es sólo una forma de evitar que el usuario se deslice por la silla de ruedas y de mantener una buena postura. Otras funciones como las sillas de ruedas reclinables e inclinables también pueden tener el mismo efecto.

Fuente: este post proviene de Discapacidad y Movilidad, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Blog de Karma

Recomendamos