comunidades

☑️ ¿Cómo Ocurre La Pérdida De Olfato Por El COVID-19?

Posiblemente, en ciertas ocasiones,  algunas personas han experimentado una ligera pérdida de olfato, generada por un resfriado o alergia. Y, realmente,  es una sensación desagradable, debido a que se obstruyen parcialmente las fosas nasales. Y lamentablemente, cuando esto ocurre, se dificulta también el disfrute adecuado de las comidas. Incluso, se ha determinado, que el olfato, está muy relacionado con la selección de los alimentos y la identificación de sustancias potencialmente peligrosas. Últimamente, se han producido muchas noticias, relacionadas con los efectos negativos del nuevo coronavirus, sobre la capacidad olfativa. Y considerando este problema, les referiré, cierto caso, enlazado con ello.

Mildred es una seguidora que vive en Carolina del Sur y precisamente, ha estado muy confundida, por el comportamiento de una vecina de mucha confianza. Ellas acostumbraban, antes de iniciar la pandemia, a realizar reuniones con sus familias, por lo general, compartiendo algunas comidas. A pesar de la cuarentena, esta costumbre no se ha perdido y comparten ocasionalmente algún postre, debidamente preparado. Me comenta, que su vecina pasó unos quince días completamente aislada y solo lograba hablar con ella por teléfono, pues fue detectada con coronavirus, pero con síntomas leves. Luego de su recuperación, ella le envió una tarta de limón, sin embargo, su amiga no pudo disfrutar ni su sabor y menos su aroma. Mi seguidora, por ello me planteó, que le informara un poco más a profundidad, los efectos del coronavirus sobre la pérdida de olfato y así, compartirlo con su amiga.

Yo he estado siguiendo de cerca esta anomalía y he logrado compilar cierta información. Esto me permitió compartir con ella, datos relevantes acerca del sistema olfativo, su importancia y los efectos del nuevo coronavirus sobre el mismo. Dada la prevalencia creciente del COVID-19, consideré compartirlo en un artículo.

Olores y sensaciones

Cuando se detecta un olor, una serie de neuronas olfativas primarias, ubicadas en la parte superior de cada fosa nasal, emiten un impulso. El mismo, es transmitido al cerebro, utilizando como vía de enlace, el nervio olfatorio, el cual se conecta a una zona denominada bulbo olfatorio. Esta zona del cerebro, se encarga de procesar esta señal recibida y transmitirla al denominado sistema límbico.

Según los científicos, este sistema, está integrado por un conjunto de estructuras ubicadas en el interior del cerebro. Se ha determinado, que desempeñan un rol fundamental sobre la conducta, los sentimientos, la memoria y el estado anímico. Incluso, se ha establecido, que un determinado olor, logra activar gran variedad de receptores en diversidad de grados.

olores-y-sensaciones-covid-19


Aunque a muchos, les parezca incierto, el olfato posee más importancia en la vida humana, de lo que realmente se pueda pensar.  Y esto es tan cierto, que algunas personas, que han experimentado una pérdida momentánea del mismo, piensan que se trata del gusto. Por eso, es importante destacar, que muchos de los sabores asociados a las comidas y bebidas, son atribuible a los olores. Es por ello, que la ciencia, destaca que el sentido del olfato, al igual que el del gusto, se enmarcan en los denominados sentidos químicos. Esto, se debe principalmente a que sus receptores (llamados quimiorreceptores), son estimulados por sustancias químicas. Dichas sustancias, pueden estar presentes en el aire y se denominan odorantes o moléculas odoríferas.

Pero, muchas de ellas, se encuentran en los alimentos, son llamadas moléculas gustativas. Así, se puede decir, que la percepción del sabor, es reforzado, por el sentido del olfato. Esto se logra, al masticar alimentos o ingerir bebidas, logrando liberar una serie de moléculas productoras de aromas. Ellas son capaces de desplazarse, hasta la nariz, mediante la faringe.

Una ligera visualización al funcionamiento del sentido del olfato

Se ha determinado, que el sentido del olfato humano, posee una sensibilidad diez mil veces mayor, que el resto de los sentidos. Además de ello, es el único que conecta directamente, el sistema nervioso central y el ambiente. Un ejemplo, se tiene en el sentido del tacto. Así, para poder percibir por medio de él, los impulsos producidos deben viajar a través de las neuronas y la médula espinal, antes de llegar al cerebro. En cambio, la respuesta olfatoria es inmediata. Pues, cada fosa nasal conecta individualmente a un bulbo olfatorio, de los dos situados en el cerebro humano..

Vale destacar, algo importante, el olfato, percibe olores provenientes de sustancias transportadas por el aire. Pero también, este importante sentido, está influenciado por el denominado “sentido químico común” (SQC). Y está conformado, por miles de terminaciones nerviosas, destacándose, las superficies húmedas de ojos, boca, nariz y garganta. Esta estimulación química, a nivel de la nariz, logra generar un conjunto de sensaciones, que pueden denominarse pungentes. Ellas, no dependen del bulbo olfatorio, pero sí del nervio trigémino. Dentro de los ejemplos más conocidos se mencionan: irritación, picor, escozor, ardor y frescura. Se ha logrado determinar, que habitualmente, el olor de una sustancia, se percibe a menores concentraciones, que aquellas que producen pungencia.

Cotidianamente, las personas están expuestas, a una enorme cantidad de mezclas complejas de sustancias químicas emitidas por diversos materiales en el hogar.  Entre ellos, cortinas, cuadros, alfombras, muebles, equipos electrónicos y electrodomésticos. Incluyen además, pinturas, solventes, desinfectantes, detergentes, insecticidas, productos de higiene personal y abrillantadores de madera. Muchos de ellos, suelen contener sustancias irritantes como el formaldehído, el cual generalmente, se encuentra por debajo del umbral de olor. Un buen ejemplo de sensación de picor, se genera al cortar cebolla.

¿Cuáles son las principales funciones del sentido del olfato?


Favorecer la supervivencia, mediante la detección de sustancias nocivas, gases contaminantes y alimentos descompuestos

Reforzar el sentido del gusto, mediante la percepción de los sabores de los alimentos. De hecho, se ha logrado establecer que, muchos pacientes con disfunción olfatoria, presentan disminución en la percepción de sabores. Como se destacó aquí, la mayoría de los sabores, se logran sentir porque los aromas de los alimentos, ascienden vía retronasal hacia el epitelio olfatorio. Esto es tan cierto, que estas personas, logran mantener en perfecto funcionamiento, la capacidad de percibir los sabores básicos como salado, umami, amargo, ácido y dulce. Esto se debe principalmente, a que las funciones del gusto, son mediadas por las papilas gustativas, siendo mediadas por el nervio facial y glosofaríngeo

Identificar los diversos olores que se encuentran en nuestro entorno

Incrementar el reforzamiento de la memoria. Se ha logrado establecer, que ciertos eventos y situaciones se recuerdan por más tiempo, cuando están asociados a estímulos olfativos

Ayudar en la inhibición de ciertos estímulos para facilitar enfocarse en alguno en concreto. Así, de llegar a ingresar en un recinto que esté muy cargado de aromas, se produce un proceso adaptativo. Se ha logrado establecer, que la mitad de la adaptación de los receptores olfativos sucede en el primer segundo después de su estimulación. Esto modifica, el nivel de sensibilidad y evita que se produzcan reacciones perjudiciales.

¿Cuáles son los principales trastornos del olfato?

De acuerdo al Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (NIH), el trastorno del olfato, se refiere a la pérdida de la capacidad de captar olores. Esto incluye también, los cambios que se generan, en la forma en la cual, ellos son percibidos. Considerando lo antes mencionado, podemos destacar los siguientes trastornos:

Hiposmia: se refiere a una disminución en la capacidad para detectar olores

Anosmia: se refiere a la imposibilidad total para detectar olores. Existen casos muy raros de personas nacidas sin el sentido del olfato (denominada anosmia congénita)

Parosmia: se refiere a un cambio en la percepción normal de los olores. Podemos mencionar a manera de ejemplo, la distorsión del olor de algo familiar. También, el desagrado o repulsión frente a un olor, que anteriormente, era completamente de nuestro agrado

Fantosmia: se refiere a la sensación de percepción de olores que físicamente no se encuentran presentes

¿Cuáles son las causas principales de los trastornos del olfato?

Se ha establecido, que la pérdida en el sentido del olfato, influye en la disminución de la calidad de vida. Además de ello, puede ser un indicador, de ciertos problemas subyacentes, que revisten ciertos peligros para la salud. De acuerdo a la ciencia, entre el uno al dos por ciento de la población, sufre de problemas olfativos. Dentro de los principales problemas conocidos, destacan:

Envejecimiento: se ha observado, una mayor prevalencia en los hombres. Así, casi el 25% de los hombres entre 60 y 69 años padece de trastornos del olfato. Mientras que solo el 11% de las mujeres de la misma edad, expresan esta dolencia

Excrecencias o crecimientos carnosos no cancerosos en las cavidades nasales (pólipos)

Infecciones de las vías respiratorias superiores y los senos paranasales (sinusitis)

Hábito de fumar
causas-del-trastorno-del-olfato-por-covid-19


Alteraciones hormonales (hipogonadismo y menopausia)

Lesiones a nivel de la cabeza (traumatismos)

Patologías dentales (caries, periodontitis, bruxismo y abscesos). Se incluyen además la presencia de prótesis dentales

Exposición frecuente a productos químicos tóxicos, tales como insecticidas y solventes

Efectos secundarios causados por el empleo de ciertos medicamentos, dentro de ellos destacan algunos antibióticos y antihistamínicos

Daños causados por los tratamientos de radioterapia, en especial los empleados en cánceres del cuello y la cabeza

Trastornos a nivel del sistema nervioso, tales como las enfermedades de Parkinson y de Alzheimer.

Relación entre COVID-19 y la disfunción olfatoria

Hasta ahora, la ciencia había determinado que la mayoría de los virus producían la perdida olfativa mediante dos mecanismos. Uno de ellos, la inflamación nasal producida por la infección de las vías respiratorias superiores, acompañada de edema de la mucosa e impedimento del flujo del aire. Y la otra, causada por el efecto de la infección, que logra producir la degeneración del epitelio olfativo.

Pero, la ciencia, ha detectado, que el nuevo coronavirus, no se comporta de esta manera. Es decir, el patrón de pérdida de olfato, es diferente. De hecho, muchas personas infectadas, por el nuevo coronavirus, han destacado una pérdida repentina del olfato, así como un regreso repentino del mismo, en unas dos semanas. Incluso, muchas de ellas, aseguraron no presentar, ningún tipo de obstrucción ni secreciones a nivel de la nariz. Encontrándose algunas variaciones, pues hubo personas que reportaron, que la pérdida del olfato, se prolongó durante muchas semanas. Por ello, los científicos afirman, que cualquier hipótesis que pretenda explicar la anosmia producida por COVID-19, deberá considerar ambos escenarios.

De esta forma, los efectos dañinos, causados por el nuevo coronavirus sobre el sistema olfatorio, podrían considerarse, como un importante indicador del avance de la infección. Se debe hacer hincapié, en que el epitelio olfativo, puede regenerarse de por vida. Esto ocurre, por efecto de la presencia de células madre neurales.

Se esclarece el efecto del nuevo coronavirus sobre el olfato

La ciencia, ha ido desentrañando algunos elementos. Observando, que el retorno repentino del sentido del olfato, podría sugerir la presencia de una obstrucción momentánea, la cual, impediría, que las moléculas aromáticas, puedan llegar a los receptores de la nariz. De esta forma, apoyándonos en la tecnología de tomografía computarizada, se lograron determinar ciertos descubrimientos importantes.

efecto-del-nuevo-covid-19-en-el-olfato


Así mediante imágenes de la nariz y los senos nasales de personas con pérdida del olfato por COVID-19, se pudo observar que la hendidura olfatoria estaba bloqueada por tejido blando y cierta cantidad de moco. Esto, se conoce con el nombre de síndrome de la hendidura. Las imágenes permitieron observar, que el resto de la nariz y los senos nasales, estaban funcionando normalmente. Posiblemente, esto sea determinante en que los pacientes no presenten problemas para respirar.

Desde hace tiempo, se ha mencionado que el nuevo coronavirus, ingresa al cuerpo humano mediante un mecanismo parecido a llave-cerradura. Este permite que los receptores ACE2, de la superficie de las células y una proteína del virus favorezcan su entrada. Sin embargo, los investigadores encontraron que estas proteínas ACE2, no se encuentran en las neuronas olfativas.

De acuerdo a múltiples esfuerzos internacionales, se logró determinar, que el virus alcanza a ingresar a unas células que cumplen la función de soporte de las neuronas olfativas. Esta iniciativa, estuvo impulsada por diversos científicos de la facultad de Medicina de Harvard.

Estas células estudiadas, reciben el nombre de células sustentaculares o de soporte. Ellas proporcionan apoyo metabólico y estructural a las neuronas sensoriales olfativas. Se incluyen también, algunas células madres y de los vasos sanguíneos. La recuperación depende de la magnitud del daño realizado a nivel de las células madre. Una vez que ellas se recuperan, vuelve a recuperarse la función olfatoria.

Concluyendo

Se ha logrado establecer, que las células olfatorias, se encuentran en permanente proceso de reproducción (mitosis celular). Como se mencionó, esto obedece a que, el neuroepitelio olfativo, posee la capacidad de neurogénesis y regeneración de por vida. Esto ocurre, por efecto de la presencia de células madre.

Se ha determinado además, que las células olfatorias, poseen una vida útil de unos tres meses. Incluye, desde el proceso de formación, hasta su pérdida por descamación. De hecho, ciertos estudios, han determinado que la función olfatoria, tiene que ver mucho con la calidad de vida. Incluyendo, además, muchos de los  comportamientos sociales.

Ahora bien, la ciencia, pensaba, que los síntomas que acompañan a otro tipo de afecciones de origen viral, eran comunes también al COVID-19 y realmente se comprobó lo contrario.  Esto explicaría en parte, porqué cuando ocurre un bloqueo de la función olfativa, por efecto de una infección por el nuevo coronavirus, ocurren dos tipos de recuperación. Una de ellas, podría tardar una dos semanas y otra incluso meses.

No se debe olvidar, que esto depende del nivel del daño realizado a nivel de las células sustentaculares, las cuales incluyen células de soporte y algunas células madre, considerando que el coronavirus no puede dañar las células neuronales olfativas.

Para Mildred, la información que le compartí, que es la que aparece en el post, fue de gran apoyo. Me comenta, que todos los puntos los consideró muy interesantes. De hecho, fueron de gran utilidad para su vecina, quien afortunadamente, cuando mi seguidora me escribió hace unas dos semanas, ya había recuperado el olfato. Mildred, me comentó hace poco, que, de verdad, muchas veces no valoramos el invaluable aporte de nuestros sentidos. Ella me confesó, que es una fanática del café y que ahora entiende por qué le sabe diferente cuando está resfriada.

“Nuestras conclusiones indican que el nuevo coronavirus, cambia el sentido del olfato en pacientes no directamente infectando las neuronas sino afectando a la función de células que lo soportan”

Dr. Sandeep Roberto Datta, PhD

Departamento de Neurobiología de la Escuela de Medicina de Harvard

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

Referencias:



https://www.nidcd.nih.gov/health/smell-disorders

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7265845/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7211515/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7280089/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7282761/

https://theconversation.com/coronavirus-scientists-uncover-why-some-people-lose-their-sense-of-smell-138898

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7290212/

https://hms.harvard.edu/news/how-covid-19-causes-loss-smell

Fuente: este post proviene de ✅ Salud, Nutrición y Remedios Naturales | Coco Mar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

análisis medicina salud

Los sentidos especiales son: equilibrio, vista, oído, gusto y olfato. Tienen receptores en el tejido epitelial cuya estructura varía según el órgano al que se refieren. GUSTO Es un sentido que funciona por mecanismos químicos y requiere la disolución de la sustancia estimuladora. Su sensibilidad es potenciada por el olfato. § RECEPTORES GUSTATIVOS: se localizan en los botones gustativos, se encu ...

recuperar olfato recuperar gusto pérdida de olfato ...

Arkopharma Laboratorios ha lanzado Olfae, el primer kit de entrenamiento en la recuperación del olfato y el gusto basado en la técnica de estimulación repetida de la vía olfatoria a través de sustancias olorosas. Olfae está formado por cuatro aceites esenciales que desprenden los aromas utilizados por los otorrinolaringólogos en sus terapias de recuperación del olfato: floral, frutal, resinoso y e ...

noticias

Fiebre, tos seca, cansancio son los síntomas más comunes del coronavirus, pero la lista no se queda allí: la pérdida del sentido del olfato deja atónitos a la comunidad científica. La anosmia, la hiposmia y la disgeusia son síntomas potenciales conocidos del coronavirus. La anosmia es una pérdida de la capacidad de oler, mientras que la hiposmia es una reducción en el sentido del olfato. La disge ...

¿Has perdido el olfato tras la COVID-19? Prueba con esta técnica para recuperarlo Dejar de sentir olores es un síntoma bastante común entre los pacientes de COVID-19. Varios estudios -entre ellos un trabajo de científicos españoles- señalan que alrededor de la mitad de quienes padecen la enfermedad experimentan este síntoma, aunque otras estimaciones apuntan que podría sufrirlo hasta el 80% del to ...

¿Has perdido el olfato tras la COVID-19? Prueba con esta técnica para recuperarlo Dejar de sentir olores es un síntoma bastante común entre los pacientes de COVID-19. Varios estudios -entre ellos un trabajo de científicos españoles- señalan que alrededor de la mitad de quienes padecen la enfermedad experimentan este síntoma, aunque otras estimaciones apuntan que podría sufrirlo hasta el 80% del to ...

Coronavirus COVID-19 prueba de la temperatura ...

En la actualidad, está muy extendido el uso de la medición de temperatura, para detectar la presencia de personas infectadas con el nuevo coronavirus. Este proceso se viene realizando, mediante el empleo de equipos infrarrojos a distancia en muchos sitios públicos y privados. A menudo, al acudir a farmacias, tiendas minoristas o supermercados, se puede observar o el uso de termómetros infrarrojos. ...

Dejar de sentir olores es un síntoma bastante común entre los pacientes de COVID-19. Varios estudios -entre ellos un trabajo de científicos españoles- señalan que alrededor de la mitad de quienes padecen la enfermedad experimentan este síntoma, aunque otras estimaciones apuntan que podría sufrirlo hasta el 80% del total. Para muchos de los contagiados, la repentina anosmia (la pérdida total del ol ...

acupuntura auriculoterapia cese tabáquico ...

¿Sabías que fumar te hace perder el sentido del olfato? En este artículo la Dra. Nathalie Orens nos explica en qué consiste la hiposmia y cómo puede recuperarse, sobre todo si dejas de fumar. Lee otros artículos sobre acupuntura Oliendo una flor. Fuente: Public Domain Pictures ¿Qué es la hiposmia? Es la sensación de percibir en menor calidad o cantidad los diferentes olores. La anosmia es la pér ...

Enfermedades Salud Terapias/Tratamientos ...

1 de cada 5 adultos sufre problemas de olfato. Descubre cuáles son los trastornos habituales y el estudio que se ha hecho sobre ello. El sentido del olfato nos permite oler el aroma de nuestros alimentos favoritos, o el agradable aroma de las flores. También actúa como un “sistema de alarma”, alertándonos en el caso de una fuga de gas, alimentos en mal estado o un incendio, por ejemplo ...