comunidades

¿Cómo debe ser una rampa de acceso para usuarios de silla de ruedas?

Una rampa para silla de ruedas debe adaptarse por completo a las necesidades de la persona que la utiliza diariamente, en el caso de las rampas portátiles, es importante que se adapten a todo tipo de usos.

Tener en cuenta las medidas para las rampas de acceso para discapacitados, el peso máximo y cuestiones como la pendiente es importante, de cara a realizar un uso seguro de la rampa. 

A continuación analizamos las características que debe tener una rampa para personas discapacitadas, ya sea provisional o fija. 

Todo sobre los requisitos que debe cumplir una rampa de acceso para personas discapacitadas

Una rampa de acceso para personas discapacitadas debe cumplir una serie de requisitos, con el objetivo de resultar segura para cualquier persona que la utilice. Las medidas de rampas de acceso para discapacitados o el grado de pendiente van a evitar riesgos, y además, permiten que una persona pueda utilizar este tipo de acceso sin ayuda en la mayoría de los casos.

Medidas

Por lo general, una rampa no puede tener una longitud mayor de 9 metros. La razón es que una rampa ofrece una pendiente, recorrer esta pendiente durante más de nueve metros, puede suponer un esfuerzo excesivo para una persona que utiliza este acceso, y que dispone de una silla de ruedas manual.

En muchas ocasiones es necesario contar con una rampa de mayor longitud, en estos casos, la norma obliga a instalar tramos rectos, que sirvan de descanso. Lo que conseguimos es que una persona que esté recorriendo la rampa con una silla de ruedas manual, disponga de espacios llanos de descanso. 

Longitud, inclinación y ancho

El ancho mínimo será de 1,20 metros, esta distancia debe incluir exclusivamente la superficie de la rampa disponible para el acceso. La razón es que la rampa debe poder albergar todos los tipos de sillas de ruedas, incluso las más voluminosas, con un ancho de 120 centímetros es posible.

La inclinación de la rampa varía, dependiendo de las condiciones que presente la rampa, lo analizamos a continuación. 

Rampas en pendiente

La pendiente de una rampa para garantizar el acceso de una persona con problemas de movilidad depende de la longitud de la rampa.

En rampas de menos de tres metros, el desnivel no podrá ser mayor de un 10 %.

En rampas de 3 a 6 metros, la pendiente máxima será del 8 %.

En rampas de 6 a 9 metros, el desnivel no podrá superar el 6 %.
Es muy importante tener en cuenta la normativa que existe respecto al desnivel de una pendiente en rampas para personas discapacitadas. Una rampa con un desnivel excesivo puede provocar accidentes muy peligrosos, además, va a presentar una dificultad añadida de acceso, en lugar de ser una solución para personas con problemas de movilidad. 

En ocasiones, a la hora de diseñar un acceso con rampa solo se tiene en cuenta la longitud y la anchura, sin embargo, una rampa para sillas de ruedas debe ofrecer una pendiente suave, que facilite el recorrido en todos sus tramos.  

Karmamobility, fabricantes reconocidos mundialmente por su calidad y diseños de silla de ruedas

En Karma Mobility somos expertos en diseño y fabricación de sillas de ruedas para personas con discapacidad. Nuestro objetivo es ofrecerte una silla de ruedas completamente adaptada, resistente y segura en cualquier situación. 

Desarrollamos nuevas técnicas que nos permiten mejorar nuestros diseños, ofreciéndote en cada caso una silla de ruedas adaptada a lo que necesitas. 

Si quieres solicitar más información, o necesitas que te ayudemos a elegir la silla más adecuada, contacta con el equipo de Karma Mobility

Fuente: este post proviene de Discapacidad y Movilidad, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Blog de Karma

Recomendamos