comunidades

Sic Parvis Magna

Cuentan que el lema de Sir Francis Drake, el corsario inglés que trabajaba para la corona de Inglaterra, era Sic Parvis Magna.

La grandeza nace de pequeños comienzos.

Te cuento esto porque hace unos meses estaba en mi cama, tumbado, mirando cómo caían gotitas dentro de mi habitación.

Fuera estaba lloviendo a mares.
Dentro también, gracias a las goteras del tejado.

Pic. Pic. Pic.

Cada pic me hacía sentir peor.

No hacía mucho que me había comprado mi casa y aquello me venía grande. Estaba solo. Empecé a ponerme un poco triste. Y con miedo. Y abatido.

¿Qué mierdas hago aquí? —me pregunté—. Vamos, que se me caía el techo encima. Casi literalmente.

El caso es que justo en ese momento me acordé de ciertas cosas que había aprendido en los últimos años sobre desarrollo personal.

Una de ellas es Sic Parvis Magna.
La otra me la dijo mi amigo Miguel Ángel, Ingeniero: Antonio, un hombre de verdad se ocupa de su casa. Punto.

Y me levanté de la cama. Me puse a limpiar. Cogí un montón de barreños y todo lo que pillé, subí al desván y coloqué uno por uno debajo de cada gotera.

No había arreglado las goteras pero me había arreglado mi estado de ánimo.

Y paso a paso, grieta a grieta, mueble a mueble, bombilla a bombilla, mi casa va tomando forma. Ahora incluso me he puesto un reto, uno de mayor envergadura. Si lo consigo te lo cuento, ¿vale?

Sé que no es nada inusual, es algo que ocurre todos los días a un montón de personas pues todos tenemos ese poder dentro. Se llama fortaleza mental, se llama optimismo y se llama confianza.

Sólo te lo cuento porque hay veces que se nos olvida y yo valoro mucho a los Francis Drake y a los Miguel Ángel de mi vida.

Esos, por desgracia, no todos tenemos la suerte de tenerlos cerca.

En fin… tengas el proyecto que tengas entre manos, recuerda: La grandeza nace de pequeños comienzos. Un hombre, y una mujer, se ocupan de su casa. De su proyecto. De su situación. Con confianza, pasito a pasito, descubriendo qué tenemos que hacer justo ahora, con amor, con dirección, con respiración profunda, con determinación.

Y sobre motivación y fortaleza mental hablo mucho en los retiros de desarrollo personal que organizo, como el del 17, 18 y 19 de diciembre en Diáfanum, una casa rural en lo más alto de una montaña.

Más info, aquí.

Fuente: este post proviene de Ricos y Libres, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Estábamos dando nuestro habitual paseo cuando mi querido vecino me contó qué era para él el éxito: Detenerse a oler las flores. Se han escrito innumerables libros sobre este tema y se han fundado reli ...

Imagino un río caudaloso de agua cristalina y pura en mitad de un bosque originario de la antigua Europa, fluyendo, tan lleno de vida en su interior que atrae la vida exterior en forma de pájaros de c ...

Lo primero que tenemos que saber sobre un ser humano, es que es muchísimo más de lo que parece a simple vista. Esto es importante, pues si crees que lo que ves, es todo lo que es, no buscarás aquello ...

Etiquetas: Blog

Recomendamos