comunidades

Recomendaciones de macrobiotica para el coronavirus



La alarma ya está aquí. El virus que se ha propagado de forma masiva por todo el mundo ha llegado. Me gustaría aclarar algunas cosas sobre el coronavirus y sobre todo cómo hacer frente a este tipo de pandemias, porque no es la primera y tampoco será la última. Desde la macrobiótica podemos trabajar sobre él de muchas formas.

¿Qué es el coronavirus y qué produce?

Antes que nada alguna información interesante y descargada de sensacionalismo. Los coronavirus, porque son una familia de varios tipos, son un tipo de virus de amplio rango y que producen diferentes tipos de enfermedades, desde un resfriado común hasta enfermedades como el SARS (síndrome respiratorio agudo severo). El caso que nos ocupa es el de un virus que no es mucho más problemático que una gripe, el problema al igual que con esta enfermedad no es el virus en sí sino los efectos que puede tener en personas con el sistema inmune debilitado: personas mayores, aquellos que sufran de problemas pulmonares, etc.

La mortalidad de este nuevo coronavirus se ha visto muy inferior al de una gripe normal y de la misma forma que ésta la gente no muere por el virus sino por los efectos colaterales de pasar una gripe, por lo que si gozamos de buena salud lo único que puede pasar es que estemos en la cama con fiebre y poco más. Es lo que médicos y personal sanitario están divulgando para, aunque determinados medios de comunicación insisten en crear alarma social que además como siempre está creando intereses oportunistas: se están acabando las mascarillas y el desinfectante de manos, duplicando o triplicando su precio habitual.

¿Cómo protegernos del coronavirus según la macrobiótica?

Te lo preguntaría de otra manera ¿cómo te proteges frente a una gripe? ¿con mascarillas? Este virus tiene la propiedad de propagarse fácilmente, por lo que para las personas que lo tienen es muy conveniente usar medidas de higiene. Para el resto y también se está informando como mucho desinfectarse las manos para evitar contagios, pero la naturaleza seguirá su curso y si el virus tiene que llegar llegará, al igual que la gripe. Además de todos los consejos que nos están dando es muy importante reforzar tu sistema inmune, de forma que aunque llegase la infección no desarrolles ninguna enfermedad.

Estos consejos que voy a dar ahora sirven para cualquier tipo de pandemia que encuentres en el futuro, así que toma nota o guarda este artículo en tu biblioteca:

Cualquier tipo de alimentación extrema desde el punto de vista del yin y el yang va a debilitar al sistema inmune. Carne, leche, lácteos, azúcar, alcohol, solanáceas y alimentos que producen acidez deben ser evitados.

El consumo de harinas y horneados debe eliminarse también ya que puede causar bloqueos en el sistema pulmonar.

No es recomendable el consumo de zumos de frutas, sobre todo las tropicales y más ácidas: piña, papaya, naranja, mango, etc.

Evita todo exceso de grasa en tu dieta: no abuses de los frutos secos ni de los fritos, tampoco la bollería grasienta aunque no tenga harinas (dulces con dátiles, aceite de coco o aguacate, etc.)

Seguir durante al menos 10 días una dieta simple basada en cereales integrales, verduras, legumbres, semillas, algas y alimentos fermentados.

Tus cereales más utilizados deben ser el arroz integral, el mijo y la cebada.

Usa verduras de diferentes tipos y combina cocciones como el estofado, la kimpira o la nishime con algunas más ligeras como el escaldado y el vapor. Tiende a hacer por unos días una dieta un poco más yang en líneas generales. Aquí puedes ver cómo hacerlo.

El sistema inmune se debilita si nos deprimimos o nos obsesionamos con las enfermedades, así que evita cualquier tipo de información alarmista sobre esta enfermedad, sigue los consejos médicos que se den para evitar contagios y punto. Practica meditación, visualizaciones positivas y crea un entorno más amable en tu día a día.

Ventila tu casa con frecuencia y si vives en ciudades grandes busca momentos para salir al campo a respirar aire fresco.

Ten una buena cantidad de plantas verdes en tu casa, sobre todo si vives en una ciudad.

Practica las friegas corporales diariamente para aumentar la inmunidad.

Si piensas que tu condición está muy débil, toma un par de días UME-SHO-KUZU en combinación con la dieta para equilibrarte.

Espero que estos consejos te sirvan y si tienes cualquier duda más me puedes escribir en los comentarios.

Fuente: este post proviene de Es macrobiotica, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Esta receta de habas es una de mis favoritas en primavera, junto con la paella de verduras de primavera. Las habas tienen ese punto yin que ayuda a aligerar el cuerpo y si las cocinas convenientement ...

Recomendamos