comunidades

¿Qué son las emociones constructivas y cómo usarlas a mi favor?

Las emociones, son una de las partes más importantes de la interacción humana, y conocerlas a profundidad es crucial para convertirse en un experto en psicología.

El dia de hoy, te voy a contar todo lo que debes saber sobre las emociones constructivas y aflictivas, así como la forma más inteligente de usarlas en tu vida profesional y personal.

¿Qué es una emoción constructiva?

Las emociones constructivas, se definen por ser todas aquellas emociones o reacciones que hacen sentir bien a las personas.

De manera que, promueven toda clase de interacción y estimulan la confianza entre seres humanos, ya que nos conducen a un estado de bienestar a corto y largo plazo.

¿En qué se diferencian las emociones constructivas de las aflictivas?

Por su parte, las emociones aflictivas o negativas, son todas aquellas que nos hacen sentir mal, incómodos o inseguros con nosotros mismos y con los demás.

Este tipo de emociones, nos pueden llevar a actuar de una manera incorrecta, pues son guiadas por el temor, ira o inseguridad.

Te recomiendo: ¿Qué son las emociones negativas y cómo controlarlas?

Ejemplos de emociones constructivas

Al ser emociones que promueven el bienestar de las personas, podemos intuir que las emociones constructivas son:

Alegría

Gratitud

Serenidad

Interés

Inspiración

Orgullo

Esperanza

Amor

Ternura

¿Cómo usar las emociones constructivas para la vida diaria?

Las emociones constructivas, no nacen como una reacción momentánea de las situaciones en las que vivimos, sino que son un conjunto de factores que pueden orillarnos o no a sentirlas.

Por ejemplo, recibir la noticia de que alguien está embarazada, puede causarte una emoción constructiva, siempre que sea alguien que conoces, te agrada y que sabes que está en la condición adecuada para tener un bebé.

Pero si fuera alguien que te cae mal, o que simplemente sabes que no debería ser padre, quizá te cause algo de estrés, sorpresa, irritación e incluso malicia; claros ejemplos de una emoción aflictiva.

Las emociones constructivas, nacen desde un punto de conciencia y sentimiento positivo hacia la persona y el momento que estás viviendo.

De esta manera, para estimular tu sensación de emociones constructivas, y utilizarlas para volverte una persona más positiva, puedes hacer lo siguiente:

Rodéate de personas que te sean agradables

Analiza detalladamente el contexto en el que estás viviendo y si es el momento de reaccionar o no.

Utiliza siempre las palabras adecuadas para comunicar tus emociones, de manera que no dañes a nadie.

Siempre tómate el tiempo para entender tus emociones, controlarlas y expresarlas correctamente
Te recomiendo: ¿Cómo controlar mis emociones y por qué es tan importante?

¿Cómo enseñar a un niño a construir sus emociones constructivas?

Los niños, son pequeñas esponjas que absorben toda la información que les ponemos enfrente.

Así que para enseñarle a un niño de cualquier edad, como construir sus propias emociones constructivas, solo debes demostrarlas en ti mismo.

Acércate a él y mientras jueguen un juego de mesa, felicítalo por haber hecho esa movida tan especial.

Cada vez que termine sus verduras, dile lo orgulloso que te hace sentir por haber completado el reto de los vegetales.

Léele un cuento a cualquier hora del día y haz que él mismo se invente el final de la historia.

Inculca el valor del respeto hacia los animales, donando croquetas a un refugio o adoptando un perrito de la calle.

Poco a poco, con estos ejercicios, lograrás que tu niño se vuelva una persona muy positiva, agradecida, compasiva, interesada en los demás y autosuficiente.

Las emociones constructivas, tienen grandes beneficios como hacernos entender mejor las cosas que nos pasan en el día a día, y poder reaccionar de una mejor manera en el futuro para poder lograr el éxito personal.

Ahora que ya eres todo un experto en las emociones constructivas y aflictivas, déjame saber en los comentarios qué tal te ha parecido esta información y cómo vives tus propias emociones positivas en tu día a día. Te prometo que responderé rapidísimo.

Fuente: este post proviene de Aprendí de la Vida, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Emociones

Recomendamos