comunidades

¿Qué es el lipedema? ¿Se puede curar?

Hoy os quiero hablar del lipedema, una enfermedad inflamatoria y crónica del tejido adiposo que afecta fundamentalmente a las mujeres y que además de tener unas desagradables consecuencias estéticas también puede acarrear otros problemas y graves consecuencias si no se trata y se controla de la forma adecuada.

Pero empecemos por el principio ¿Qué es el lipedema?

lipedema


¿Qué es el lipedema?

Es una enfermedad que afecta entre al 10 y el 16% de las mujeres. Y según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se puede definir como:

Una acumulación atípica blanda y simétrica del tejido adiposo subcutáneo, que se acompaña de hinchazón permanente y se apodera de las piernas, a las que convierte en dos columnas sin forma.

El lipedema, como se conoce coloquialmente pantalones porque se suele dar en las piernas, o síndrome de grasa dolorosa, es una enfermedad inflamatoria que se caracteriza porque se produce una descompensación en las proporciones corporales.

Quienes sufren esta enfermedad empiezan a acumular grasa de una forma anormal y no la pueden eliminar ni con dieta ni con ejercicio.

Aunque muchas veces se diagnostica como obesidad no es así, no tiene relación con el sobrepeso, aunque sí puede ayudar a que se desarrolle.

Como decía anteriormente, esta enfermedad suele aparecer en las piernas, en raras ocasiones también puede aparecer en los brazos, pero nunca se presenta en los pies.

Aún no esté demostrado el origen del lipodema. Pero hay suficientes indicios que relacionan el lipedema con cambios hormonales femeninos como la pubertad, la primera menstruación, el embarazo o la menopausia. Y también está relacionada con factores genéticos.

Además, frecuentemente aparece ligado a otros trastornos hormonales como hipotiroidismo, diabetes tipo II, ovario poliquístico…

¿Cuáles son los síntomas?


En las primeras fases del lipedema se puede confundir fácilmente con la aparición de celulitis porque se empieza a acumular grasa en torno a la cadera y los muslos.

Descompensación entre piernas y pies. Las piernas son gruesas mientras los pies son delgados.

Desproporción entre la zona afectada y el resto del cuerpo.

Aparecen hematomas con mucha facilidad

Existencia de arañas vasculares y venas varicosas

Dolor y sensibilidad en las zonas afectadas, en los casos más graves puede llegar a producir dolor severo.

Sensación de pesadez

Al presionar la piel con un dedo no aparece una hendidura en la piel

Temperatura más baja en las extremidades

Pérdida de elasticidad en la piel

Incapacidad para perder peso a través de la dieta o el ejercicio. Y cuando se gana peso la ganancia es mayor en la zona afectada.

Deterioro de la movilidad

En las fases más avanzadas se pueden producir cambios en la coloración de la zona afectada.

Los síntomas se suelen agravar con el calor, la menstruación y la práctica de ejercicio, a excepción de la natación.

Diferentes grados de lipedema


Grado I: En esta etapa incipiente la superficie de la piel es normal y el tejido adiposo tiene consistencia blanda pero ya pueden palparse pequeños nódulos.

Grado II: En esta etapa la enfermedad ha evolucionado y los nódulos han aumentado significativamente, de forma que la superficie de la piel ya es irregular y dura

Grado III: Esta es la fase más avanzada de la enfermedad y aquí ya podemos observar como la superficie de la piel está deformada por el tejido adiposo.

¿Se puede curar?

Sí, se puede curar. Pero para que esto sea posible es necesario un buen diagnóstico médico (que no siempre se da, sobretodo en las fases iniciales) y no solo tratar a nivel estético.

Hasta ahora la única forma de deshacerse de esta acumulación de grasa que provoca dolor era a través de la liposución.

Pero actualmente existen técnicas no invasivas con las que no se hace necesaria una intervención quirúrgica como el CoolSculpting para tratar esta enfermedad.

Gracias a esta técnica se produce un enfriamiento controlado y selectivo de las células adiposas hasta que se llegan a cristalizar, mueren y se degradan hasta que se eliminan progresivamente y de forma natural por el propio organismo.

Después del tratamiento el sistema inmunitario se encarga de ir eliminando poco a poco las células grasas cristalizadas. Y las células grasas que quedan se condensan, por lo que se reduce la capa de grasa.

Espero haber acabado con tus dudas sobre esta enfermendad.

Fuente: este post proviene de Operación Bikini, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Deporte y roturas dentales

Últimamente me están llegando dudas relacionadas con problemas colaterales de la práctica de ejercicio. Especialmente me estáis preguntando por los problemas relacionados con la pérdida de pelo (para ...

Etiquetas: Salud

Recomendamos