comunidades

Persona mayor diabética y ejercicio físico

La persona mayor diabética tiene una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre están muy altos.

La insulina es la hormona que ayuda a que la glucosa entre en las células y les suministre energía, es esta hormona la que de no funcionar correctamente produciendo lo que conocemos como diabetes en el organismo.

Hay dos tipos de diabetes:

Tipo 1 donde el cuerpo no produce insulina.

Tipo 2 cuando el cuerpo no produce la suficiente insulina o no la usa de manera adecuada.

¿Qué podemos hacer para tratar la diabetes en el adulto mayor?

Para la prevención y tratamiento adecuado de la diabetes toda la población debe llevar una alimentación sana y equilibrada evitando las grasas saturadas y la bollería industrial. En los mayores, la hidratación constante evitando las bebidas azucaradas, el control de la ingesta calórica y el consumo óptimo de legumbres, verduras y frutas es importantísimo ya que el organismo no funciona igual que años atrás.

Es muy importante que el tratamiento farmacológico de la persona mayor diabética esté controlado por su médico ya que algunos de ellos producen interacciones o disminuyen la reacción de la insulina.

Realizar ejercicio físico de forma regular y controlada para mantener un buen estado físico, psíquico y conseguir un mejor control de la diabetes es clave en los mayores.

Ejercicio físico en la persona mayor diabética

Durante la práctica de ejercicio se produce un aumento del consumo de combustible por parte del músculo. Este combustible es la glucosa. Al consumir glucosa, se produce un descenso de los niveles de azúcar en sangre y por lo tanto ayuda a mejorar el control de la diabetes.

Las pautas que se deben seguir para la realización del ejercicio por parte de los diabéticos son:

Medir los niveles de glucosa antes del ejercicio.
-Si es menor de 100mg/dl: tomar un suplemento antes del ejercicio (fruta, galletas….)

-Si esta entre 100mg/dl-150mg/dl: se puede realizar ejercicio sin problema.

-Si es mayor de 250mg/dl: dejar el ejercicio para otro momento.

Controlar los niveles de glucosa durante y después del ejercicio.

La intensidad y duración del ejercicio se aumentara de manera progresiva.

Evitar el ejercicio físico en el momento de acción máxima de la insulina. Con la insulina rápida es a los 20 minutos de su aplicación.

No inyectarse la insulina en el musculo que vaya a trabajar durante el ejercicio.

Beber agua para mantener la hidratación.

Realizar a menudo autocontroles de glucemia para conocer cómo responde tu diabetes al ejercicio y poder controlarla.

¿Cómo debe ser una rutina de ejercicios por parte de una persona mayor diabética?

-Primero se deben hacer estiramientos o movimientos de las articulaciones como calentamiento durante 5-10 minutos: mover los brazos, giros de cadera, doblar y estirar las rodillas, mover los tobillos…

– Se pueden realizar ejercicios de fuerza muscular con pesos pequeños para fortalecer toda la musculatura acompañando con la respiración durante otros 10 minutos.

-A continuación realizar ejercicio suave aeróbico y de forma regular: caminar a paso ligero, bicicleta estática o pedaleador, subir o bajar escaleras, bailar, nadar….Se recomienda de 15 a 30 minutos de actividad aeróbica para obtener beneficios.

– Por último, debemos terminar con estiramientos suaves y relajación muscular durante otros 5 minutos.

Lo ideal para la persona mayor diabética es que un fisioterapeuta especializado realice una valoración y paute el ejercicio terapéutico recomendado para cada persona.

Fuente: este post proviene de Blog de maryark11, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Uncategorized

Recomendamos