Idea guardada 20 veces
La valoración media de 15 personas es: Excelente

¿Conoces el té matcha?

Te proponemos algo distinto, sano, novedoso y que se está poniendo en boca de todos. ¿Conocías el Té Matcha? Es el perfecto sustitutivo al clásico café si optas por empezar a bajar su consumo diario. Te explicamos todos sus beneficios, sus usos, su elaboración, sus posibles efectos secundarios, curiosidades… ¡Y muchas cosas más!

¿Dónde nace este peculiar Té?

El té en sí, tiene su origen en la China de la dinastía Song. Sin embargo, han sido los monjes Zen del Japón los que popularizaron la tradición. Durante largas horas de meditación bebían Matcha para permanecer alerta y tranquilos, favoreciendo así su concentración y la claridad de su mente sin la energía nerviosa que proporcionaba el café.

¡El perfecto sustitutivo del café!

El Té Matcha es el mejor ‘café’ si tu idea es empezar a cuidarte. Si eres de los que se ha apuntado al famoso ‘Plan Detox’ y echas de menos tu café mañanero, este té es la alternativa idónea.

Con el Té Matcha se consigue una energía y un estado de alerta similar al del café pero sin las toxinas propias del café, y sin subir la presión arterial. De hecho, es al contrario; disminuye los niveles de frecuencia cardíaca, el estrés y el cuerpo se queda en un estado de calma y alerta a la vez.

¿Y qué beneficios principales tiene?

Su popularidad en todo el mundo no está mal sustentada. Nos ayuda a reducir el estrés, estimular las defensas, reducir el colesterol, y combatir el cáncer.

¿Cómo debemos usarlo?

Añade una cucharadita (de unos 5 gramos) de té en agua hirviendo y agita fuerte. Si lo necesitas, lo puedes edulcorar (stevia o sirope de ágave) o mezclar con una leche vegetal (soja, coco, almendra, arroz…). Es de vital importancia que no lo tomes pasado el mediodía, para no interrumpir tu ciclo de sueño.

Té Matcha


Así se debe preparar

Si lo pretendes hacer de manera tradicional, ésta es: en un bol o cuenco añade una pequeña cantidad de Matcha (si puedes de una a dos cucharadas), luego añade una pequeña cantidad de agua caliente que no esté hirviendo (nunca debe superar 80° centígrados) y mezcla bien hasta que tenga una consistencia uniforme. Estará preparado cuando ya no haya ningún grumo en el líquido, ni resto de té en el bol.

Tradicionalmente se sirve con un pequeño dulce consumido antes de beber y sin añadir ni leche ni azúcar. Sin embargo, una manera fácil de introducirlo en casa y disfrutarlo es servirlo endulzado, con hielo o con nata cremosa.

Uno de los secretos mejor guardados

¿Qué tendrá este té que a todos nos empieza a volver locos? ¡Simple! Se trata de un té muy rico en antioxidantes que previene el envejecimiento, reduce la inflamación y te ayuda a perder de peso. Por si fuera poco, es rico en L-teanina, un aminoácido que relaja y nos proporciona energía sin agotar.

¿A qué equivale?

Básicamente, el Té Matcha es la hoja entera del té verde que, tras un proceso especial de cultivo, recolección y secado, se muele para obtener un polvo fino y verde intenso que multiplica los beneficios del té verde. Un vaso de matcha equivale a 10 vasos de té verde en contenido de antioxidantes y valor nutricional.

Algunas de sus curiosidades

Uno de los lugares en el mundo donde la gente es más longeva es Okinawa (Japón). Pues bien, gran parte de esta longevidad se atribuye a un consumo regular de este té.

Existen dos maneras tradicionales de preparar el Té Matcha: más espeso (koicha) o más ligero (usucha).

¿Cómo sacarle el máximo beneficio?

Cuando elaboras una taza de té verde sólo se puede extraer una fracción de sus beneficios, la mayoría de los nutrientes se quedan en las hojas de té cuando haces una infusión. La única manera de aprovechar todo el potencial de vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos es consumir toda la hoja.

¿Y qué efectos secundarios puede tener?

Su alto contenido en cafeína puede producir irritabilidad, insomnio, palpitaciones y mareos. Una sobredosis de cafeína también pueden causar náuseas, vómitos, diarrea y dolores de cabeza.

Como siempre, el exceso puede ser nocivo y beber dosis muy altas de té verde probablemente no sea lo más aconsejable.

Consejos

Guárdalo en el congelador para mantenerlo fresco. Antes de su uso, sácalo para que coja temperatura ambiente antes de hacer té.

El agua no debe llegar a hervir al prepararlo, aproximadamente entre 75 a 80 grados.

Herramientas de bambú (cucharilla y agitador) lograrán los mejores resultados, son los usados tradicionalmente. Es muy importante si queremos obtener una preparación perfecta del té.

 

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El impacto de una dieta equilibrada en la salud

A lo largo del año, sobre todo al comienzo, son muchas las personas que deciden seguir una dieta. Generando una industria millonaria. ¿Pero cómo funciona de verdad? La inmensa mayoría de las dietas es ...

Recomendamos