comunidades

CINCO TIPOS DE ARCILLA Y SUS PROPIEDADES TERAPÉUTICAS

Figura de arcilla
Además de ser la materia prima de de los alfareros, la arcilla posee múltiples propiedades beneficiosas para nuestra salud.

Puede retener todo tipo de líquidos (drenador, absorbe edemas), absorber los malos olores y permite la fijación y neutralización de toxinas y alcaloides, ademas impide la proliferación microbiana y es cicatrizante por lo que ayuda a la regeneración de los tejidos.

Se obtienen muy buenos resultados combinando la arcilla con remedios de fitoterapia, aceites esenciales, extractos e incluso con sal marina.

Cataplasmas

La arcilla debe ser manipulada con materiales naturales (madera, vidrio, porcelana, algodón, lino).
Se vierte la arcilla en un recipiente, alisando la superficie, se cubre con agua y se deja reposar sin mover. La consistencia debe quedar lo bastante firme para que no choree, pero no demasiado espesa.
Mascarilla de arcilla
Se dispone unos 2 o 3 cm. de pasta arcillosa sobre la tela, que deberá cubrir una superficie mayor que la que trata. La arcilla deberá estar en contacto con la piel y se mantiene con un vendaje no muy apretado. Puede dejarse desde unos minutos hasta tres horas como máximo. Después de la aplicación y una vez seca, se retira y se limpia la piel con agua (nunca con alcohol ni colonia), esta arcilla no se vuelve a usar.
Como regla general, si se aplica en un lugar caliente, febril, congestionado o inflamado se aplica una cataplasma fría. En caso de buscar el efecto de tonificación o revitalización, reconstitución ósea (fractura, descalcificación…) o sobre el hígado, los riñones o la vejiga, se aplicará cataplasma tibia. Se puede calentar la arcilla al sol, cerca de un radiador o al baño María (nunca en el microondas o directamente al fuego, pues se desnaturaliza).
Evítese aplicar cataplasmas en dos órganos importantes a la vez, ya que podría crear reacciones demasiado fuertes debido al exceso de trabajo en el organismo.

Compresas

Es preferible sobre todo en los comienzos, cuando se teme una reacción secundaria a las cataplasmas o en caso de lesiones infectadas. Se impregna una compresa con una mezcla muy fluida (menos arcilla y más agua) se aplica sobre la zona a tratar cubriéndose con una tela seca. En general, es suficiente aplicarla entre media hora y una hora, exceptuando la noche que se puede dejar varias horas.

Lavados y ducha vaginal

Se utiliza arcilla en polvo. Desleír cuatro cucharadas soperas de arcilla por litro de agua tibia. Son muy útiles en caso de colitis, lombrices intestinales, micosis vaginales e inflamaciones locales (vaginitis, cervicitis, metritis).

Empolvado

Se recomienda la arcilla ultrafina para el empolvado de los bebés: la acción desinfectante unida a su capacidad de regeneración rápida de los tejidos la hace irremplazable, incluso en los tratamientos de ulceraciones como eccema, psoriasis, (el talco raramente es natural).

Arcilla verde

Su color es debido a los óxidos ferroso y magnésico. Es la más rica en oligoelementos.
Por vía tópica local es cicatrizante, detergente, antiséptico, antiinfeccioso, antiinflamatorio, desinfectante, antiálgico.
Aplicaciones; abcesos, acné, forunculosis, quemaduras, queloides, eccema, psoriasis, herpes, sabañones, onicomicosis, estrías, celulitis, anemia, astenia, anginas, sinusitis, aftas, artralgia, artritis, artrosis, mialgia, lumbalgia crónica, osteoporosis, traumatismos y contusiones, espasmofilia, tendinitis, gota, estreñimiento, diarrea, úlcera gástrica y gastroduodenal, hernia de hiato, gastritis, aerofagia, hemorroides, gingivitis, hepatitis, migrañas, neuralgia del trigémino, amenorrea, disminorrea, blenorragia, menopausia, inflamación urinaria, úlceras varicosas.
En cosmética natural se usa en formulaciones para cabellos y pieles mixtas y grasas. Caspa. Mascarilla para pieles fatigadas y envejecidas, para pieles acneicas.

Arcilla roja

De composición similar a la arcilla verde. Su coloración se debe a los óxidos de hierro y cobre.
Es mas grasa y menos absorbente que la arcilla verde.
Aplicaciones; abscesos, acné, lactancia materna (para la secreción), aftas, celulitis, contusiones, cuperosis, callos, eczema, furúnculos, dolores musculares, problemas hepáticos, anemia ferropénica (también por uso interno), herpes, edemas, pies fríos (circulatorio), transpiración excesiva, prurito, psoriasis, senos dolorosos.
En cosmética natural se utiliza para cabellos y pieles mixtas y cuperosis.

Arcilla blanca o caolinita

Por su estructura es comparable a la arcilla verde, pero es más pobre en cuanto a oligoelementos. Es una arcilla lavada por las aguas de lluvia y de arrastre, de ahí su color.
Tiene un poder menos absorbente que la arcilla verde.

Mano quemada

Tiene pH 5 ácido (la arcilla verde, pH 7) lo que la hace más aceptable para ciertos organismos. Por su poder cubriente se recomienda para la mucosa gastrointestinal. Es exfoliante, nutriente y relajante.
Aplicaciones; abscesos, onicomicosis, psoriasis, alopecia, quemaduras, queloides, cloasma gravídico, cicatrices, cuperosis, eccema, seborrea, amenorrea, anenemia, ansiedad, blefaritis, bronquitis, hidrartrosis, cistitis, hipocalcemia, impétigo, lentigo, cuperosis, mialgias, piodermitis, gingivorragia, estomatitis, boqueras, fiemones.
Se usa por vía tópica, en productos de belleza para cabellos y pieles secas, sensibles y como cicatrizante y antiarrugas debido a su alto porcentaje en aluminio.

Arcilla amarilla

Está formada por partículas muy finas compuestas de óxido férrico, que contribuye a su coloración.
Esta arcilla es interesante por su porcentaje en hierro y la ausencia de aluminio.
Se prepara de la misma manera que la arcilla verde.
Se utiliza para problemas óseos, en caso de fatiga intensa, combinada con la arcilla verde.
Aplicaciones; absceso, cicatrices, eczema, urticaria, úlceras, furúnculos, herpes, amebiasis, anorexia, astenia, aftas, artritis, artrosis, luxación, distensión muscular, dolores articulares, disminorrea, equimosis, enteritis, fragilidad capilar, conjuntivitis, gota, hernia de hiato, rinorrea.

Arcilla rosa

Mezcla elaborada de 3/4 partes de arcilla blanca y /3 de arcilla roja.
Guarda las sales minerales de sus orígenes. Como las arcillas blanca y roja, contiene sílice, aluminio, hierro, magnesio, sodio, fósforo, potasio, calcio.
Cicatriza, desinfecta y suaviza debido a los elementos.
La calidad de absorción es la misma que la de otras arcillas.
Debido a su suavidad se emplea en epidermis frágiles, deshidratadas, delicadas, como en el caso de la piel del bebé.
Es de elección para prepara productos de belleza, en especial las mascarillas.
Aplicaciones; ojeras, eccema, costra láctea, eritema, mascarillas para pieles secas, frágiles y deshidratadas.

La entrada CINCO TIPOS DE ARCILLA Y SUS PROPIEDADES TERAPÉUTICAS aparece primero en Sin agobios.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

1. Continúa eliminando las hierbas del huerto con frecuencia, a finales de verano se propagan muy rápidamente, una buena opción es hacerlo por la mañana temprano cuando hemos regado la tarde anterior ...

Si logramos que los niños se interesen en cultivar sus propias hortalizas, no cabe duda de que el primer beneficio que van a obtener es que van a comer mas fruta y verdura, ademas aprenderán de donde ...

Igual que las calabazas y calabacines, el maíz dulce es una planta dioica, es decir, desarrolla una flor masculina que se produce en la parte superior de la planta y flores femeninas (sedas) que crece ...

Si conocemos el tipo de suelo del que disponemos para cultivar podremos controlar mucho mejor la retención de agua y oxígeno, ambos elementos fundamentales junto con los nutrientes para conseguir plan ...

Recomendamos