Temas sobre salud Idea guardada 6 veces
La valoración media de 5 personas es: Muy buena

Cáncer de tiroides: los peligros de la proyección

Cáncer de tiroides

La detección del cáncer de tiroides se ha convertido en un peligro, debido a que las técnicas de imágenes actuales son demasiado poderosas.

Artificialmente, conducen a un tsunami de cáncer de tiroides, según la opinión de un investigador entrevistado por el New York Times [1].

Los casos de cáncer de tiroides se han triplicado en los Estados Unidos en los últimos cuarenta años. En Suiza el incremento se ha multiplicado por 2.4 desde 1975. En Francia, se disparo al 2-6% por año, según Martín Schlumberger, jefe del Departamento de medicina nuclear del Instituto de cáncer Gustave Roussy en Villejuif [2].

No se trata de personas que morirán de cáncer de tiroides. Las cifras de mortalidad relacionadas con dicho cáncer no se mueven se mantienen estables y bajas.

Son personas que han sido diagnosticadas con cáncer. A raíz de dicho diagnostico están preocupadas pensando que van a morir, se someten a cirugías, sufriendo todo tipo de secuelas.

Un tsunami de cáncer de tiroides

Ya hace dos años, el 27 de agosto de 2013, el British Medical Journal, una prestigiosa revista científica, había hecho sonar la alarma [3].

Explicó que la introducción de nuevas técnicas de imágenes médicas en la década de 1980 había conducido a una multiplicación del sobrediagnóstico de los cánceres de tiroides.

Los nuevos exámenes de la tiroides (ultrasonido) son tan sofisticados que detectan pequeños tumores que antes pasaban desapercibidos.

El resultado a sido una aparente epidemia de cáncer de tiroides.

Lo que conduce a un aumento dramático de las intervenciones médicas y quirúrgicas con la angustia, los costos y las consecuencias que conlleva.

Para un número increíble de personas con un tumor de tiroides: Si toda la población fuera sometida a una ecografía de la tiroides, por ejemplo, es probable que se encontraría un nódulo en el 50% de las personas – nódulo que en más del 80% de los casos resultaría ser un tumor benigno, según Nicolas Rodondi, médico jefe de la Policlínica de Medicina de la Isla en Berna (Suiza) [4].

Sería mucho mejor no hacer nada!

Cuando se detecta el tumor, la tentación para intervenir es grande!

El paciente está preocupado. Y el doctor teme que su paciente se vuelva contra él si él no hace nada y el tumor prolifera anormalmente.

Si el resultado no es realmente tranquilizador, algo que sucede a menudo, nos sentimos tentados a tratar u operar a pesar que el riesgo de progreso del tumor en cáncer finalmente muy bajo, según Idris Guessous, médico en los hospitales universitarios de Ginebra (HUG) unidad de Epidemiología poblacional [5].

Y de hecho, en la mayoría de los casos, es mucho mejor no hacer nada.

Las autopsias revelan que al menos un tercio de las personas con cánceres de tiroides pequeños no fueron detectados durante toda su vida [6].

En otras, el tumor puede incluso desaparecer naturalmente!

La medicina institucional está de acuerdo!

Cáncer de tiroides

A diferencia de lo que sucede a veces con este tipo de estudios contra el pensamiento médico dominante, los hechos ahora son tan claros que son aceptados por la mayoría de los organismos oficiales.

Por ejemplo, se puede leer esto en la página Web de la fundación oficial contra el cáncer:

La incidencia de cáncer de tiroides ha aumentado en los últimos diez años. Primero se pensó que era una consecuencia de la catástrofe de Chernóbil y Fukushima. Pero hoy sabemos que si el diagnóstico de estos cánceres se convirtió más frecuente, es principalmente gracias a los avances en proyección de imagen médica.

Estas técnicas recientes son capaces de detectar tumores pequeños, que antes no eran perceptibles. Sin embargo, muchos de estos pequeños tumores evolucionan muy lentamente, o no. Incluso sin ser tratado, no causan síntomas o problemas. [7]

Y el tema acaba de ser confirmado de nuevo.

Confirmación de nuevo estudio

Un nuevo estudio muy interesante publicado en el New England Journal of Medicine sobre el cáncer de la glándula tiroides [8].

Indica que el número de cánceres de tiroides se ha multiplicado por 15 en Corea del sur desde que se introdujo el cribado generalizado, en 1993.

Sin embargo, la mortalidad por cáncer de la tiroides, permaneció estable.

Expertos en cáncer están de acuerdo en que la razón de este aumento no es un real aumento en el número de casos de cáncer de tiroides.

El problema de investigación se ha extendida hasta Corea. Lo que ha llevado a encontrar un gran número de personas con pequeños tumores inofensivos.

Hubiera sido mejor no encontrarlos, y dejar la situación en paz.

Pero una vez detectado, ni el médico ni el paciente quiere asumir el riesgo de dejarlos.

Se actúa de forma agresiva!

El resultado es que un gran número de personas sufren complicaciones causadas por tratamientos innecesarios.

El tratamiento del cáncer de tiroides es muy costoso e implica extirpar la tiroides, que es una glándula vital para la regulación de las hormonas.

Los pacientes deben tomar hormona tiroidea por el resto de sus vidas.

Para muchos, el tratamiento es efectivo, pero es tan frágil que no podrán gozar de sensación de bienestar durante años de cambios en la dosis de tratamiento, hasta encontrar un equilibrio hormonal adecuado.

Mientras tanto, sufrirán cambios de peso, depresión, fatiga, pérdida del cabello o osteoporosis e incluso sequedad en la piel.
Cáncer de tiroides

También puede suceder que el cirujano dañe las cuerdas vocales durante la cirugía.

Algo que ocurrió con el 2% de los coreanos que fueron operados, llevando a una parálisis de las cuerdas vocales.

Así mismo pueden dañar las glándulas paratiroides que se localizan al lado y controlan el nivel de calcio en el cuerpo.

Cuando se dañan las glándulas paratiroides, lo que sucedió con en el 11% de los pacientes tratados en Corea del sur, el paciente sufre hipoparatiroidismo, una enfermedad sumamente difícil de tratar.

Prohibir la detección del cáncer de tiroides

Así las cosas, los médicos coreanos llaman ahora a prohibir la detección del cáncer de la tiroides, luego de la exposición del Dr. Hyeong Sik Ahn de la Universidad de medicina de Seúl, que es el autor principal del nuevo estudio.

Pero su documentación ha sido ignorado hasta ahora por las autoridades.
Cáncer de tiroides

En los Estados Unidos, los expertos en tiroides llaman también a limitar la detección del cáncer de tiroides y el tratamiento de tumores pequeños.

Por supuesto, si alguien nota un bulto en su glándula tiroides, es importante tener en cuenta y procurar examinarlo.

Pero los expertos creen que, si todo parece normal, es absurdo tratar de encontrar un problema y crear complicaciones potenciales innecesarias.

Innovación médica: Vomit

Este es un problema sobrediagnóstico, que ya se ha comentado en relación con el cáncer de próstata y cáncer de mama.

Las técnicas de imagen médicas han avanzado tanto que, si hay un examen de detección, existe un riesgo significativo de encontrar, en algún lugar, un tumor.

Pero como es imposible saber cómo evolucionará este tumor, estos diagnósticos dan como resultados en un gran número de operaciones que nunca habría sucedido de no mediar las imágenes.

Y los expertos creen hoy que la suma de accidentes, complicaciones, efectos adversos e inconvenientes del sobrediagnóstico no se ve compensado por una reducción en el número de muertes por cáncer.

A tal punto que en los Estados Unidos, se han inventado un nuevo acrónimo: vómit, Victim Of Modern Imaging Technology (víctima de la tecnología moderna de proyección de imagen) [9].

Son personas que han sido operadas innecesariamente. Si no hubieran habido imágenes de por medio, nunca se hubieran enterado de nada, su tumor nunca hubiera evolucionado, su vida jamás hubiera sufrido tanto.
Cáncer de tiroides


La presión sobre los médicos para multiplicar los exámenes

Algunos acusan a los médicos que desea ganar dinero multiplicando los controles y operaciones.

Personalmente, estoy convencido que no es la causa principal de este problema.

Hay que recordar al médico francés Pierre Goubeau, que fue atacado en la corte por uno de sus pacientes a quien no había prescrito de examen de sangre para cáncer de próstata – cáncer que el paciente desarrolló posteriormente.

En los Estados Unidos, los médicos están amenazados constantemente con ser procesados por las mismas razones.

Desde el momento en que un médico sabe que un examen o tratamiento existe, lleva el riesgo de recomendar o no a su paciente. Porque si las cosas salen mal, es a él a quien se culpará.

En cambio, el médico sabio y prudente que piensa que es mejor dejar a su paciente tranquilo, evitar exámenes u operaciones innecesarias, se ve amenazada.

Según el Dr. Emanuel Christ, presidente de The Swiss Society of Endocrinology, se prescriben y se hacen demasiados exámenes. ¿Y por qué? los colegas me confían que a veces les tomaría menos tiempo hacer una revisión que explicar algunos de sus pacientes por qué no es necesario, explico al diario [Le Temps].

Por lo tanto nosotros también, los pacientes, seamos razonables y… pacientes.

Aunque a veces es difícil resistirse a la histeria de los medios y a la concientización de las campañas de detección, debemos mantener la cabeza fría.

Cada vez es más claro que la sobremedicalización es costosa y provoca más daño que beneficio.

Y el mejor camino para prevenir el cáncer, es tratar de vivir sana… Y naturalmente, filosofía que siempre hemos impulsado en Temas Sobre Salud.

Demuéstrame que estas vivo!!! comentario abajo y dejame saber tu criterio.

Lo más importante…Tu salud!

Temas sobre salud, las enfermedades en la sociedad actual

Fuente: este post proviene de Temas sobre salud, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos