Blog de frida Idea guardada 92 veces
La valoración media de 327 personas es: Muy buena

Tratamientos para la alergia y efectos secundarios: Alzhéimer

Cada vez somos más alérgicos y la tendencia va en aumento. Efectivamente, la coordinadora de comunicación de la Sociedad Española de Alergología e Inmonología Clínica alertaba sobre este hecho en una entrevista ofrecida por el periódico La Vanguardia: "si hace veinte años se decía que la alergia afectaba al 20% de la población, ahora el porcentaje prácticamente se ha doblado y se estima que en 2025 llegará al 50%". Así de contundente. Cultivos transgénicos, polución, dietas o hábitos de higiene inadecuados parecen ser los causantes de este alucinante incremento.

Como consecuencia, los medicamentos indicados para este tipo de sensibilidad también han duplicado sus ventas. Entre los más comunes destacan los antihistamínicos, corticoesteroides o descongestionantes. En el post de hoy centro mi atención en los antihistamínicos de primera generación y una noticia reciente que ha llamado mi atención. ¡No te lo pierdas!



Los antihistamínicos de primera generación (o clásicos) sedan el sistema nervioso central y penetran de manera profunda en nuestro organismo, no son selectivos y causan diversos efectos secundarios, que aunque en la mayoría de ocasiones podrían considerarse negativos, también se han aprovechado para eliminar algunos de los síntomas de las alergias como el moqueo.

Resulta que la Universidad de Washington, según Archives of Internal Medicine, ha descubierto, tras un estudio minucioso realizado a más de 3.500 personas durante un período de 7 años, que el consumo de medicamentos anticolinérgicos, entre los que se encuentran los antihistamínicos de primera generación, podría estar estrechamente relacionado con el temprano desarrollo de demencia senil o alzheimer. 

Además, el trabajo alerta sobre un hecho bastante preocupante, los efectos de este tipo de fármacos serían irreversibles incluso años después de haber dejado de consumirse

Con esto no quiero causar alarma social, simplemente recordaros lo peligroso de la automedicación, pues un mal consumo, excesivamente prolongado, podría repercutir en nuestra salud de manera fatal...  Así que sí, también en casos de alergia debemos acudir al médico, preguntarle y dejarnos asesorar. Recuerda, ¡es siempre por tu bien!



Así que, como siempre, recurro a remedios caseros para que tengáis recursos rápidos y efectivos, siempre y cuando los síntomas sean leves. 

1. Masticar ajo o incluirlo en nuestra dieta diaria, especialmente como ingrediente clave en ensaladas.

2. Lavados nasales con Sal marina diluida en agua filtrada.  

3. Infusión de flor de saúco para aliviar la congestión nasal o aplicar directamente sobre la piel, con la ayuda de un algodoncito, para reacciones cutáneas. 

4. Jugo para rinitis alérgica, fiebre del heno o alergia al polen. Ingredientes: 4 cucharadas de vinagre, 1 vaso de agua, 1 chorro de zumo de rabanitos y 1 chorrito de limón. 1 vaso al día durante 5 días.

5. Aplicar una mezcla de 1 taza de salvado diluida en 1 litro de agua, con la ayuda de un algodón, sobre el área afectada. 

6. ¿Otra buena alternativa? Optar por los antihistamínicos naturales. Descubre cuáles son PINCHADO AQUÍ. 

Descubre mucha más información sobre la alergia y otros remedios caseros en este vídeo: 



Recuerda que puedes consultar más información sobre la Alergia PINCHANDO AQUÍ o descubrir todo lo que necesitas sobre el Alzheimer en ESTE ENLACE

         Además, pregunta cualquier duda o comparte tus experiencias en nuestro MURO DE FACEBOOK. 

Fuentes: FundaciónBBVA, La Vanguardia, Wikipedia, Acnur y Archives of Internal Medicine.  

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos