comunidades

Descubre un Efectivo Tratamiento Para la Colitis Nerviosa

Te comparto mi experiencia con este tratamiento para la colitis nerviosa



Estuve padeciendo de colitis nerviosa durante mucho tiempo. 

Quienes como yo la ha padecido saben a ciencia cierta lo incómoda que puede llegar a ser y los días que puede dejarte en cama teniendo que justificar en el trabajo tu padecimiento. 

Eso, personalmente me ha incapacitado muchas veces y hasta pierdo un trabajo por su culpa.  La colitis nerviosa es una alteración de tipo neurológico, básicamente producida por los altos grados de estrés que se maneja, y en la que el colon lleva la peor parte puesto que se mueve más de lo normal ocasionando dolores, a veces en forma de cólicos o retorcijones, estreñimiento fuerte lo que obliga a necesitar más fuerza al momento de hacer las deposiciones, o en caso contrario, diarrea.  

Estuve buscando por mucho un tratamiento para la colitis nerviosa puesto que estaba a punto de desistir de mi trabajo y hasta llegué a pensar que lo que tenía podía ser mucho más grave. 

¿Cómo saber si necesita un tratamiento para la colitis nerviosa?

Los síntomas más comunes asociados a una colitis nerviosa son un abdomen abultado por la acumulación de gases, lo que puede ocasionar dolor de moderado a fuerte, ganas de vomitar náuseas, llenura frecuente, meteorismo, y estreñimiento o diarrea como se mencionó anteriormente.  

Si los síntomas aparecen de manera repentina y así como llegan desparecen no se preocupe, puede que se trate de una simple indigestión, pero si persisten y se presentan por días seguidos puede ser un indicio de que lo está empezando a padecer.

¿Por qué recomiendo un tratamiento para la colitis nerviosa?

Básicamente porque es fácil y rápido en su actuar. Por ser un tratamiento es necesario tener cuidado y seguir las indicaciones al pie de la letra. No hay milagros, solo disciplina y un buen tratamiento para la colitis nerviosa pueden alejarlo de los padecimientos tan molestos  que trae esta condición.

¿Cuáles son los pasos para implementar un buen tratamiento para la colitis nerviosa?

En muy pocas ocasiones se requerirá de un tratamiento complicado con el uso de antiparasitarios  o antibióticos, a no ser que se trate de una colitis causada por parásitos,  o sea producto de una infección microbiana. 

En términos generales, un tratamiento para la colitis nerviosa empieza por cambiar los hábitos alimenticios. Yo acostumbraba a consumir grandes cantidades de carnes rojas, carne procesada y embutidos, y empecé a notar cambios sorprendentes cuando la reemplacé por carnes blancas, como la del pollo y el pavo. 

Mi cuerpo no tenía que esforzarse más por tratar de digerir, lo cual mejoró notablemente mi digestión.  De igual manera, la leche entera, comida muy condimentada y mi hábito del cigarrillo, finalmente desembocaron en una colitis nerviosa que tenía visos de no quitárseme nunca.  Pero la verdad la cura estaba más cerca de lo que esperaba.

Después de acudir donde un especialista, me dio algunos consejos que quiero compartirles de manera especial, porque pueden servirle si se llega a encontrar en este estado.

En primer lugar, y aunque la fibra puede no ser lo único útil, sí ayuda de manera notable a que su sistema digestivo trabaje a un buen ritmo y sin mayores exigencias. 

Consuma frutas frescas, avena en hojuelas y reduzca la ingesta de carbohidratos. En la actualidad, el mercado ofrece una infinidad de productos basados en leche deslactosada que puede consumir sin riesgo alguno; quesillos, yogures y la misma leche que puede usar para agregarle a los cereales de sus desayunos o sus tentempié.

Si ha tenido deposiciones sanguinolentas y ha sido diagnosticado de colitis nerviosa, el agua de linaza, habiéndola dejada desde la noche anterior es excelente para curar la mucosa del intestino. Otras plantas que tienen un alto poder desinflamatorio, como la manzanilla y el apio ayudan rápida y eficientemente a deshinchar el colon inflamado.

Por otro lado, la ingesta de frutas con alto contenido de vitamina C como la naranja, guayaba, ciruelas y vegetales como el brócoli y la espinaca, poderosas en hierro, son buenos aportantes de precursores de proteínas, son fáciles de conseguir, económicas y pueden consumirse frescos.

Lo más importante que aprendí de mi padecimiento es que no debo automedicarme. Existen el mercado cientos de productos para los dolores abdominales, pero no todos quitan lo que produce la colitis.  Aliméntese natural y sanamente y por sobre todo, evite situaciones que le puedan generar estrés. Curarse de la colitis está en sus manos.

Como acceder al mejor tratamiento para el colon irritable?

Todas estas indicaciones vienen de mi experiencia personal. Hay mucha información en Internet sobre como aliviar los síntomas de la colitis, pero no todo lo que se puede leer es exacto o confiable. Cada persona puede tener síntomas distintos, o intolerancia a algunos alimentos en particular, por lo que, en ningún caso, debe obviarse la consulta a un médico, que sabrá aconsejarnos qué es lo mas aconsejable en nuestro caso.

Pero si algo puedo recomendarte, es lo siguiente:

Si estás cansado de las molestias que trae el síndrome del colon irritable, y crees que es algo que no quieres más en tu vida, y estás dispuesto a aprender y cambiar muchas cosas en tu vida, entonces visita ahora mismo www.NoMasColonIrritable.Com donde podrás conocer muchísimo más acerca de este terrible síndrome, lo que realmente lo causa, y por supuesto, como sanarte definitivamente del síndrome de colon irritable.
>>Haz Clic Aquí para Descargar Esta Guía y Librarte Para Siempre del Colon Irritable<< 

Se despide hasta una nueva entrega

Tu amigo y servidor: Alejandro Martin Freytes

Fuente: este post proviene de Remedios Caseros Para el Colon Irritable, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos