comunidades

¿Cuáles son las técnicas de fisioterapia usadas en caso de fracturas distales de peroné?

¿Cuáles son las técnicas de fisioterapia usadas en caso de fracturas distales de peroné?


Una fractura de peroné no se solventa solamente con el abordaje médico, para lograr la solución definitiva de esta lesión, son necesarias variadas estrategias terapéuticas enfocadas en la rehabilitación de las diversas funciones del tobillo afectado, esto con el objetivo de que el paciente logre volver a las actividades a las cuales esta acostumbrado, de la manera más óptima y funcional posible. A continuación, hablaremos un poco acerca de las estrategias terapéuticas usadas en el manejo fisioterapéutico de una fractura distal de peroné: 

peroné es un hueso delgado y largo ubicado en la parte en el segmento distal de la pierna, justamente en la zona lateral después de la rodilla y que se extiende hacia abajo para formar la parte externa de la articulación del tobillo. Junto al hueso del peroné está la tibia, que se encuentra unida al peroné mediante un tejido llamado membrana interósea, que discurre a lo largo de los dos huesos. 

La fractura distal del hueso del peroné es una lesión común, que se produce generalmente por un esguince de tobillo severo..."

La fractura distal del hueso del peroné es una lesión común, que se produce generalmente por situaciones como un golpe directo en la parte exterior del tobillo, por torcer la parte inferior de la pierna de forma excesiva y, lo más común, por un esguince de tobillo severo. Además, se trata de una lesión común en deportistas que participan en disciplinas propensas a colisiones o deportes de contacto como fútbol, fútbol americano, baloncesto y rugby. Los adultos mayores, también tiene una alta incidencia de lesiones de este tipo, ya que esta población está expuesta a sufrir resbalones y caídas por las alteraciones de la coordinación y el equilibrio propias del envejecimiento. 

crioterapia, termoterapia y drenaje linfático manual, en caso de que el tratamiento médico fuese conservador, también se usan ultrasonido terapéutico y magnetoterapia para incentivar la curación ósea. En esta fase se evita la descarga de peso, así como también se evitan movilizaciones tanto activas como pasivas del tobillo, sin embargo, se incentiva el movimiento y la fuerza muscular de las articulaciones metatarsofalángicas y de la rodilla. Una vez cumplidas las 4 semanas, se dan inicio a movilizaciones en el tobillo, así como también el fisioterapeuta da inicio a un entrenamiento progresivo, enfocado en ganar fuerza muscular de los cuádriceps, flexores dorsales y plantares del tobillo.

osteosíntesis (placas y tornillos) pueden progresar hacia un entrenamiento más avanzado que aquellas que fuesen tratadas de manera conservadora, si este último es el caso, el fisioterapeuta en colaboración con el médico tratante, indican la dosificación del ejercicio adecuada, según los datos que refleje los estudios radiológicos. Algunas de las intervenciones indicadas por el fisioterapeuta en esta fase son:

Ejercicios de amplitud de movimiento en el rango de movimiento completo en todos los planos.

Fortalecimiento intrínseco avanzado del tobillo y el pie.

Entrenamiento de la marcha progresivamente más intenso (por ejemplo, iniciar corriendo en piscina hasta progresar a tierra firme).

Progresión lineal a movimientos funcionales laterales y rotacionales del tobillo.

Progresión bilateral a entrenamiento pliométrico unilateral.

Fase IV (12-16 semanas)

Para que el paciente logre obtener una funcionalidad normal que le permita seguir sus actividades cotidianas de manera óptima es necesario un entrenamiento más avanzado que el realizado en las fases anteriores. Algunas de las intervenciones indicadas por el fisioterapeuta en esta fase son actividades y ejercicios de mayor impacto y progreso funcional, así como también ejercicios deportivos específicos en el campo o la cancha con refuerzo funcional, adecuado a la disciplina deportiva que practica el paciente (de ser el caso). Según la evolución de la fractura de peroné se indica la vuelta a actividad deportiva a los 3-4 meses.

Rehabilitación de fracturas de tobillo con ejercicios, automasajes y estiramientos

Existen ciertas medidas terapéuticas que favorecen el proceso de curación y la recuperación de las funciones de la articulación afectada, algunas de ellas, las puedes realizar en la comodidad de tu hogar. En el siguiente vídeo te mostraremos de manera detallada cuales como realizar de manera adecuada ejercicios, automasajes, estiramientos y otras medidas terapéuticas que te ayudarán si estás pasando por un proceso de rehabilitación de fracturas de tobillo: 

Fuente: este post proviene de Blog de Fisio-online, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos