comunidades

La llave que abre todas las puertas

Cada uno de mis hermanos (de las personas que me encuentro) es una llave que tiene la capacidad de abrir mi corazón y conectarlo con mi esencia divina, mi esencia absoluta. Es decir, cada uno de mis hermanos tiene la llave para que yo pueda dejar de ser yo y ser lo que en VERDAD Soy.

Cada hermano con el que me cruzo llega cada día a mí con su llave particular en la mano. Hay algo que tiene que mostrarme de mí misma, sin duda, para eso ha venido, es por eso por lo que me lo estoy encontrando. Hay algo que ha venido para abrir en mí.

La cuestión es ¿cómo permito que esa llave pueda entrar y girar en la cerradura para abrir la puerta que ha venido a abrir? Es simple: dejándome ser tocada por la llave que trae en su mano, dejando que entre profundamente en mi cerradura: ¿Qué toca en mí lo que mi hermano me está mostrando? ¿Tristeza, alegría, amor, cansancio, miedo, paz, preocupación? Él o ella son un espejo de mí mismo, un mensajero enviado por Dios mismo, para mostrarme qué hay ahí dentro de mí en este momento, quién soy….para que Yo pueda reconocerme en Él.



Si quiero ver quién Soy, he de dejarme tocar por lo que quiera que sea que me llegue de él, abrir mi corazón y permitir que la transformación se opere…Permitir que la puerta que ha venido a abrir mi hermano pueda ser abierta.

Y si no quiero permitirlo…darme cuenta de que no quiero también y no juzgarme por ello. Respetarme. (Perdón: de todas maneras, si ya me he dado cuenta de que no quiero que me toque...es porque ya me ha tocado).

¿Y qué me mostrará finalmente esa puerta si se abre? Eso solo podré verlo cuando deje que la llave entre y gire en la cerradura…

Ding dong…

Fuente: este post proviene de Blog de Presencia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Te ha ocurrido alguna vez, querer ponerte a meditar y no encontrar el momento para hacerlo? ¿O querer ponerte pero terminar haciendo otras mil cosas antes que eso? A mí sí. Qué curioso. La cuestión e ...

La paz más absoluta que existe consiste en no querer cambiar ni un ápice de mi experiencia presente, de lo que ocurre dentro y fuera de ti, sino sencillamente en sentirlo y observarlo y permitirlo COM ...

Todo, absolutamente todo lo que nos rodea es una proyección nuestra. Todo nace en nuestro interior. Cuando profundizo en la observación de mi misma, me doy cuenta de que todo nace de mí. ¿Os ha ocurri ...

A veces, la vida te pone en determinadas situaciones que te duelen y que no entiendes por qué están sucediendo. Te obliga a mirar tu sombra, a abajarte de tu pedestal y a agachar la cabeza con humilda ...

Recomendamos