comunidades

El tejido de la nada

Detrás de mi ser hay un Ser completamente vacío. Es un campo de vacío en el que todo, absolutamente todo desaparece. No hay nada. Todo lo que es atraído hacia él desde mi ser, desde mi yo, desaparece por completo.

Ese es el tejido de la realidad que vemos con los ojos del cuerpo, aunque no puede verse con ellos. El vacío. Podría ser aterrador. Y a veces lo es para este yo que está del otro lado y en medio de Él. Pero no lo es. Es un campo de silencio y paz absoluta. Otros atributos que podrían dársele a ese campo serían la compasión y el amor.

Este campo puede ser activado. Puede ser activado a petición.

Sólo la voluntad puede activarlo. Me refiero a la voluntad de ser consciente de él. En realidad siempre está activado, siempre lo estuvo y siempre lo estará. Hablo por tanto de la capacidad que tenemos todos los seres humanos de ser consciente de él.

Entrando en experiencia concreta, la presencia en el cuerpo y en lo que hay alrededor de él es lo que lo activa en mi caso. Siempre que quiera y decida mirarlo está ahí, siempre. Siempre está presente.

Sin embargo mi caso aquí no es relevante. Lo relevante es el tuyo. ¿Dónde se activa en ti este campo? ¿hay algo que te limite a decidir activarlo? ¿Qué tienes que perder? En realidad no hay nada ahí tampoco, donde ves tanto que perder.

¿Por qué no intentarlo? Estoy segura de que tiene algo que mostrarte.

Feliz viaje.

Fuente: este post proviene de Blog de Presencia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Te ha ocurrido alguna vez, querer ponerte a meditar y no encontrar el momento para hacerlo? ¿O querer ponerte pero terminar haciendo otras mil cosas antes que eso? A mí sí. Qué curioso. La cuestión e ...

La paz más absoluta que existe consiste en no querer cambiar ni un ápice de mi experiencia presente, de lo que ocurre dentro y fuera de ti, sino sencillamente en sentirlo y observarlo y permitirlo COM ...

Todo, absolutamente todo lo que nos rodea es una proyección nuestra. Todo nace en nuestro interior. Cuando profundizo en la observación de mi misma, me doy cuenta de que todo nace de mí. ¿Os ha ocurri ...

A veces, la vida te pone en determinadas situaciones que te duelen y que no entiendes por qué están sucediendo. Te obliga a mirar tu sombra, a abajarte de tu pedestal y a agachar la cabeza con humilda ...

Recomendamos